Inicio > Madrid > El Madrid goyesco

El Madrid goyesco

jueves, 11 de junio de 2009

vuelos a Madrid

Hoy, jueves 11 de junio, empieza la verbena de San Antonio de la Florida en Madrid, que durará hasta el domingo 14. Se trata de una fiesta tradicional con una edad ya venerable, pues nació en 1732, cuando se edificó la ermita de San Antonio de Padua y Goya inmortalizó las comidas campestres que los madrileños celebraban -y siguen haciéndolo- en los prados cercanos.

La facilidad para acceder a la capital de España desde cualquier punto del país gracias a los vuelos baratos a Madrid que las low cost han extendido en los últimos tiempos te permite acercarte el fin de semana y conocer el ambiente. Así que ya puestos ¿por qué no descubrir el Madrid goyesco?

El inmortal artista aragonés, que tiene su estatua cerca de la iglesia de los Jerónimos, vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX, bajo los reinados de Carlos III, Carlos IV y Fernando VIII, por lo que lo que nos interesa aquí es el Madrid de los Borbones. Lo que equivale a decir la mayor parte. Calma, pues: necesitarás tiempo.

Esta dinastía se instaló en España en 1700 y fue haciendo aportaciones ilustradas que mejoraron notablemente lo que era una de las ciudades más sucias e incómodas, a decir de los visitantes de la época. Hacia el este, la zona de El Prado se vertebró con el famoso paseo, con principio y final en las fuentes neoclásicas de La Cibeles y Neptuno; sí, las mismas donde los madridistas y colchoneros festejan sus títulos. Hoy flanquea la avenida una visita obligada: el Museo del Prado. Fue fundado por Fernando VII con su colección pictórica personal aprovechando el edificio del gabinete de Ciencias Naturales que había levantado su abuelo Carlos III, el mismo que abrió la emblemática Puerta de Alcalá como entrada monumental a la capital. Esta pinacoteca, la más importante del mundo, está rodeada de verde: a un lado, el Jardín Botánico; detrás, el parque del Retiro y, más al sur, la Real Fábrica de Tapices, para la que Goya pintó sus obras más costumbristas.

El Prado se conectó con la zona oeste a través de la Puerta del Sol, plaza rodeada de conventos e iglesias en cuyo suelo se desató la tragedia del Dos de Mayo que Goya inmortalizó con su cuadro La carga de los mamelucos. Siguiendo sus calles (Mayor, Arenal) llegarás a la plaza de Oriente, creada por el Rey intruso, José Bonaparte. Allí se levanta el espectacular Palacio Real, construido por orden del primer Borbón español, Felipe V, sobre las cenizas del malogrado Alcázar anterior; tardó 26 años en construirse y algunos de sus exquisitos salones aún se utilizan en actos oficiales. Frente a su fachada se desató la chispa del levantamiento contra los franceses en 1808.

Tras el palacio se encuentra la estación del Norte, antaño montaña del Príncipe Pío, escenario de otra obra maestra de Goya: Los fusilamientos de la Moncloa. En las cercanías se puede localizar también la iglesia de San Antonio de la Florida, la que da origen a este post, cuya cúpula fue pintada por el artista que nos ocupa. Bajo ella descansan sus restos mortales a manera de homenaje.

Categories: Madrid Tags: , , , ,
Comentarios cerrados.