Inicio > Ibiza > Las discotecas de Ibiza

Las discotecas de Ibiza

lunes, 6 de julio de 2009

vuelos a Ibiza
Vacaciones y diversión son palabras que en Ibiza cobran una dimensión especial, ahora que estamos en pleno verano. Esta isla de 570 kilómetros cuadrados alcanzó la fama en los años sesenta con las colonias hippies para, dos décadas después, convertirse en la tierra por excelencia de las discotecas y las fiestas más alocadas. Si coges uno de los numerosos vuelos a Ibiza tendrás ocasión de comprobarlo por tí mismo. Nosotros te ayudamos un poco en el plano teórico, reseñándote los locales con más ambiente del lugar.

Privilege, la antigua Ku, tuvo el honor de acoger la presentación de la canción de los Juegos Olímpicos del 92 -los de Barcelona- que interpretaron Montserrat Caballé y Freddy Mercury. En 1990 el techo que se había construido se vino abajo; las consiguientes reparaciones y reformas la convirtieron en un nuevo concepto de discoteca, basado en la atracción del turismo musical y juerguista. Podrás disfrutar de su trance y house a medio camino de San Antonio pagando entre 25 y 50 euros.

Muy cerca, enmarcada en un edificio del siglo XVIII que su dueño desde los 70 (el famoso Antonio Escohotado) transformó en centro hippie, está Amnesia. En los 80 se sumó a la moda del turismo y desde entonces ofrece tecno, go-gós y fiestas de espuma al precio de 30-50 euros.

Pachá es archiconocida gracias a su imitadísimo logo de cerezas. La música house desplazó a los hippies, aunque también tiene salas para otros estilos: soul, funky y española. Su aforo es de 3.000 personas y abre todo el año, si bien en verano las entradas pasan de 60 euros.

La discoteca más antigua de Ibiza, aparte de la anterior, se llama Es Paradis (1975). También es la más bonita, decorada con una pirámide de cristal, columnas romanas de mármol y palmeras. Se trata de un local muy popular entre el turismo británico, que viaja expresamente a la isla para disfrutar de su atracción particular, la Fiesta del Agua: la pista de baile se sumerge y los clientes pueden nadar y bucear.

En 1992 abría El Divino, para una clientela más selecta al erigirse junto al mar, en Puerto Ibiza. Este privilegio es también su amenaza: parece ser que se pide su derribo por la Ley de Costas.

Space era una sala de conciertos que en 1989 triunfó al abrir al público por las mañanas, cuando las demás cerraban y los trasnochadores querían seguir de marcha. Son famosas sus fiestas de apertura y cierre de temporada, así como el hecho de que la sobrevuelen muy cerca los aviones.

Por último mencionaremos la más reciente, Edén (año 2000), que exige a sus clientes cierto decoro en el vestir. Caben ni más ni menos que 5.000 personas.

Categories: Ibiza Tags: , ,
Comentarios cerrados.