Inicio > Nueva York > Wall Street

Wall Street

lunes, 13 de julio de 2009

vuelos a Nueva York

En estos tiempos de crisis hay que aprovechar las oportunidades. La debilidad del dólar frente al euro ha producido un efecto llamada entre los turistas del viejo continente hacia Estados Unidos. Y dentro de este país, es Nueva York quien se lleva la palma de visitas. Por tanto, y ya que hemos mencionado la caída de la economía, cojamos uno entre los múltiples vuelos a Nueva York para ver la causa de todo: Wall Street.

La calle más célebre de todos los Estados Unidos, en concreto su intersección con Broad Street, se sitúa el extremo suroeste de Manhattan, lo que se conoce como Lower Manhattan; enfrente, unas vistas inmejorables: la isla de Ellis, el feudo de miss Liberty. Por Wall Street pasaba la muralla (de ahí el nombre) de la ciudad que sus pobladores holandeses levantaron allá por el siglo XVII para protegerse de los indios algonquinos y fue derribada por sus conquistadores británicos para ampliar la urbe.

Su historia financiera comenzó en 1792, cuando los colonos expulsaron a Su Graciosa Majestad y el país ganó la independencia a costa de quedar roto y arruinado por la guerra. Fue entonces cuando 24 agentes de cambio se reunieron bajo un plátano y fundaron la Bolsa para emitir deuda pública con la que financiar al Estado. Tras una serie de traslados la sede se estableció en el 20 de Broad Street y allí sigue. Las vicisitudes de la siguiente centuria (Revolución Industrial, Guerra de Secesión) impulsaron a los bancos a instalarse alrededor y la zona fue creciendo como un globo. Hasta que pinchó el jueves negro, 29 de octubre de 1929, con el tristemente famoso crack bursátil. De pronto millones de ciudadanos del país más rico del mundo se vieron sumidos en la Gran Depresión: unos pasando hambre; otros, arruinados, lanzándose al vacío desde los rascacielos que hasta entonces simbolizaban su éxito.

Actualmente Wall Street sigue siendo el centro mundial de los mercados financieros; cuando se resfría, dice un aforismo, el resto del planeta estornuda. Algo así acaba de ocurrir con el caso Madoff. Pero a nosotros nos interesa la parte turística. Y lo primero destacable es, curiosamente, una iglesia, la Trinity Church, un templo neogótico de 1846 que queda casi privado de luz por las torres modernas que la rodean, como el Trinity Building, el Irving Trust Company, el Equitable Building, el Marine Midland Bank o la Liberty Tower.

Más pequeño e importante es el New York Stock Exchange, es decir, la Bolsa. Su aspecto de templo clásico no impide que el interior responda a la imagen típica de los febriles brokers gritando ofertas de compra y venta; por raro que parezca, es posible asistir a las sesiones. Con similar apariencia exterior, en el Federal Hall fue proclamado presidente de EEUU George Washington y, más tarde, se derribó para levantar la Casa de Aduanas, a su vez reconvertida en Ayuntamiento. Finalmente hay que mencionar el Federal Reserve Bank, un edificio neorenacentista copiado del palacio Strozzi florentino, en cuyos protegidísimos subterráneos se guardan ingentes reservas de oro.

Categories: Nueva York Tags: , ,
Comentarios cerrados.