Inicio > Madrid > El madrileño barrio de La Latina

El madrileño barrio de La Latina

jueves, 6 de agosto de 2009

Vuelos a Madrid

Aunque en sentido estricto no forma parte del centro histórico de Madrid, el barrio de La Latina es, junto con el de Lavapiés, lo que podríamos llamar en broma sus fronteras. Ambos forman el corazón más castizo de la ciudad, que ya es decir, y están constituidos por casas antiguas de sabor tradicional, edificios con patios de corrala y bares de tapas que destilan aroma popular desde sus azulejos pintados.

Y ahora precisamente están en fiestas, así que puedes aprovechar alguno de los vuelos baratos a Madrid y trasnochar bailando chotis a ritmo de organillo (sin moverte más allá de lo que ocupa una baldosa, como mandan los cánones) y recuperando fuerzas con barquillos y horchata. Durante la genuina verbena de la Paloma, por ejemplo, fiesta que el día 15 culmina una tríada que empiezan los festejos de San Cayetano (7 de agosto) y San Lorenzo (10 de agosto), unidos en una semana continua por el difunto alcalde Tierno Galván. Allí estarán también los chulapos con sus gorras de cuadros, sus chalecos entallados, el pañuelo al cuello y un clavel rojo en la solapa, dedicando su mejor repertorio de piropos a las chulapas, que exhibirán con orgullo los vestidos ceñidos de volantes y los clásicos mantones de Manila inmortalizados en la zarzuela de Andrés Bretón.

Pero, aunque no esté considerado el centro histórico, lo cierto es que el casco medieval se formó en torno a la plaza de la Paja de La Latina, como prueba la torre mudéjar de la iglesia de San Pedro, que aún resiste. Otro tanto se puede decir de la Puerta de los Moros, la vieja entrada por la muralla al barrio árabe, o de la capilla del Obispo, resto de un edificio de transición del gótico al plateresco como fue el palacio Vargas. Sí es verdad que, en cambio, lo más conocido de estos barrios es decimonónico: desde el célebre Rastro, enmarcado entre la plaza de Cascorro, la Ribera de Curtidores y la Ronda de Toledo, hasta la Real Fábrica de Tabacos, con alguna gota de siglos anteriores como la iglesia churrigueresca de San Cayetano o la plaza de la Cebada, lugar donde se llevaban a cabo las ejecuciones públicas.

Categories: Madrid Tags: ,
Comentarios cerrados.