Inicio > Valencia > La Tomatina de Buñol

La Tomatina de Buñol

lunes, 17 de agosto de 2009

Vuelos a Valencia

El último miércoles de agosto de 1944 hubo una intensa batalla a cuyo término el paisaje quedó teñido de rojo. Pero no era sangre la que aportaba este color ni los hechos ocurrieron en la Segunda Guerra Mundial, pese a coincidir en el tiempo. Fue en la localidad valenciana de Buñol y el color se debió al lanzamiento de tomates. Vamos a verlo.

No se sabe exactamente cómo empezó la cosa pero parece ser que un grupo de jóvenes, enfadados porque no se les había permitido participar en un desfile festivo, optaron por reventar el evento: o con ellos o nada, decidieron, y allí, en un mercado cercano, había un lote de jugosos tomates esperando ser utilizados como armas arrojadizas. El desfile terminó como el rosario de la aurora pero así se originó una fiesta de lo más original, institucionalizada unos años más tarde, en 1959.

La publicidad dada por la prensa y las ganas de jolgorio de los buñolenses le terminaron dando una dimensión internacional y una participación masiva, que ha alcanzado las 40.000 personas. También una estricta reglamentación para evitar accidentes: el campo de batalla queda delimitado a la plaza del pueblo y los tomates, aparte de ser maduros, deben ser aplastados antes de lanzarse para no causar daño. Además es obligatorio esperar al mediodía para el disparo oficial que permite desatar las hostilidades, que durarán una hora.

Antes, los participantes han recibido calderadas de agua desde las ventanas aledañas para entrar en calor y combatirlo a la vez, en espera de la llegada de los camiones que traen la “munición”, facilitada por el Ayuntamiento.

Si tomas uno de los múltiples vuelos baratos a Valencia de estas fechas (26 de agosto) podrás desplazarte a Buñol para participar en tan singular batalla. Son 25 minutos por autopista. Eso sí, te recomendamos no llevar tus mejores galas, pues turistas, extranjeros y fotógrafos son objetivos prioritarios y, como dice la canción oficial, “todos somos del mismo color”. ¿Hay dudas de cuál?

Comentarios cerrados.