Inicio > Londres > La Ruta de Jack el Destripador

La Ruta de Jack el Destripador

jueves, 15 de octubre de 2009

vuelos baratos a Londres

Como prometimos en nuestro anterior post hoy te vamos a comentar la Ruta de Jack el Destripador, uno de los variados paseos temáticos que puedes realizar por Londres. Antes de nada aclaremos a los exegetas que no es una ruta que siga los crímenes cronológicamente porque ello obligaría a saltar de un lugar a otro constantemente y acabarías agotado (Jack empleó en ello tres meses); además, citaremos las calles por su nombre actual, pues algunas cambiaron el original en el siglo XX y otras ni siquiera existen ya. Ponte la capa, coge el bisturí y escoge una de las ofertas de vuelos a la capital británica, que allá vamos.

Sal de la estación de Metro de Aldgate en dirección a Saint James Passage, donde tienes el primer contacto con nuestra historia: Catherine Eddows, considerada la cuarta víctima del asesino, fue vista aquí por última vez con un desconocido (¿sería él?). El cadáver apareció poco después en la plaza Mitre, que conserva el suelo de adoquines de entonces. Vuelve sobre tus pasos, rebasa la estación y llegarás a Somerset Street. Te espera el Still and Star Pub, del que se decía era frecuentado por Jack porque durante un tiempo se sospechó que era un carnicero y allí solían parar los del gremio. Deja la calle y sube por la principal, Whitechapell High Street, hasta Gourston Street. Este es un punto clave, pues en él se encontró un trozo ensangrentado del vestido de la Eddows y un graffiti en la pared que decía “The Juwes are not the men that will be blamed for nothing”: si se acepta traducir juwes por jews, judíos significaría “A los judíos nunca se les culpará de nada” (pero algunos autores relacionan la palabra con ritos masónicos más bien). En cualquier caso no podrás ver la inscripción porque el comisionado de la Policía mandó borrarla para evitar brotes antisemitas

Continuamos nuestro camino. Nos saltaremos Old Castle Street y Gunthorpe Street porque en ellas se encontraron cadáveres que los expertos actuales ya no atribuyen a Jack. Pero puedes acercarte a ver Angel Alley, un patio utilizado por las prostitutas para satisfacer a sus clientes de forma discreta, ya que entonces no solían tener piso propio. También en un patio cercano de la calle Berne, expiró Elizabeth Stride, la tercera víctima oficial.

A continuación de Gunthorpe está la calle Thrawl. Al igual que Fashion Street, en la esquina, eran lugares -que no han cambiado mucho, por cierto- llenos de pensiones donde las mujeres de la vida solían pasar la noche, pagando por dormir en un asiento. Mary Ann Nicholls, que ni siquiera tuvo bastante para eso, no fue admitida y cayó en las garras del asesino poco más tarde. También en Thrawl se vio a Mary Jane Kelly, la última víctima -ésta sí- desaparecer entre la niebla con un desconocido; antes del amanecer se encontró su cadáver salvajemente mutilado en una habitación de White’s Row que era un espectáculo dantesco (los detalles son realmente escabrosos).

Ahora tienes que volver atrás, a Commercial Street, en cuyo entorno se alza la inquietante iglesia de Spitafields. Casi anexo, en Fourier Street, The Ten Bells Pub (1775) era el centro de trabajo de las víctimas de Jack, que hacían la calle por los alrededores: Annie Chapman, la segunda víctima, estuvo en el pub antes de aparecer muerta frente al 29 de la cercana Hanbury, en un patio. Había dormido la noche anterior en el Providence Row Night Refuge and Convent, que aún puede verse en la calle Thrawl.

Regresa a Whitechapell Street por Brick Lane y sube hasta Vallance Road. Pasada una intersección estarás en Durward Street (antes Buck’s Row), regada con la sangre de Mary Ann Nicholls, primera de la serie. Sus restos mortales fueron retirados y depositados temporalmente en otro pub, hoy reconvertido en estación de Metro, al lado del London Hospital; un lugar famoso éste por haber acogido a John Merrick, el Hombre elefante. Es el final de la ruta.

Categories: Londres Tags: ,
Comentarios cerrados.