Inicio > Buenos Aires > Navidad en Buenos Aires

Navidad en Buenos Aires

jueves, 17 de diciembre de 2009

vuelos baratos a Buenos Aires

Mucha gente aprovecha las vacaciones de invierno para viajar al hemisferio sur, donde están en pleno verano austral. Por eso no tendrás problemas en encontrar vuelos baratos a Buenos Aires, por ejemplo. Y por eso te vamos a comentar cómo es la Navidad para los porteños.

Las fiestas navideñas en la capital argentina son, como es lógico, el resultado de una serie de tradiciones importadas de Europa, especialmente de España e Italia. Estos países llevaron un importante caudal humano através de la emigración colonización aparte, y sus costumbres se reflejan hoy en día. Es el caso de la Misa del Gallo (especialmente concurrida en la Catedral Metropolitana) o la afición por los belenes, que puedes encontrar casi en cualquier parte de la ciudad y en todas sus versiones: si las Galerías Carreta abren al público una exposición de ellos el día 12, la iglesia de San Nicolás, en el Barrio Norte, representa un pesebre viviente, tal cual se puede ver también el día 20 en la Avenida de Mayo y Nueve de Julio.

Otra forma de ver y vivir los personajes del Nacimiento de Jesús, así como su entorno y otros pasajes de la Biblia, es hacerlo en persona, como si estuvieras presente. ¿Cómo? Entrando en Tierra Santa, un parque temático religioso donde están reconstruidos diversos escenarios del Jerusalén de los tiempos de Cristo: el lugar de la Última Cena, el Muro de las Lamentaciones -lo que queda del Templo-, el portal con el pesebre, el Génesis… Una atracción singular, probablemente única en el mundo.

También en Europa tienen raíces algunos manjares típicos como el pan dulce -equivalente al panettone italiano o bebidas como la sidra; otra cosa son los platos grandes de los banquetes familiares, que no tienen un modelo específico pero que suele consistir en un asado de carne, a menudo a la parrilla (¡esto es Argentina!) Otra posibilidad es tomar una selección de carnes frías y ensaladas.

El ambiente navideño se palpa en Buenos Aires porque todo está engalanado con guirnaldas, luces y bombillas de colores. Abundan los típicos abetos adornados y las figuras de Papá Noel con su impactante traje rojo. Son éstas dos imágenes que se dan la mano la noche del 24, que es cuando los niños recogen los regalos depositados junto al tronco del árbol. Pero también en las calles, pues si bien no hay apenas mercadillos de Navidad los centros comerciales ocupan ese espacio: Galerías Pacífico, Alto Palermo Shopping, Alcorta, Abasto… Todos coinciden en alargar sus horarios hasta altas horas y rivalizar por ofrecer el mayor atractivo al cliente.

Y en fin de Año, tras la cena familiar puedes escoger entre sacar mesas y sillas a la calle para seguir de fiesta al aire libre, aprovechando la buena temperatura -algo típico en los barrios-, o irte directamente a lo que llaman boliche, la discoteca, si es que consigues introducirte entre la marea humana que se mueve dentro. Antes habrás asistido a los inevitables fuegos artificiales -las terrazas de los restaurantes de Puerto Madero son el lugar perfecto- y quemarás un muñeco que representa todo lo malo del año (algunas oficinas hacen lo mismo tirando los papeles antiguos por la ventana).

Si buscas algo diferente y te seduce esta idea, ya sabes qué poner en tu buscador de vuelos.

Foto: sobreturismo.es

Categories: Buenos Aires Tags: ,
Comentarios cerrados.