Inicio > París > El Palacio Chaillot y los jardines del Trocadero

El Palacio Chaillot y los jardines del Trocadero

lunes, 28 de diciembre de 2009

vuelos baratos a París

¿Eres de los que prefieren viajar en Navidad y vivir estas fechas fuera de España? Podemos sugerirte París, lugar de fácil acceso hoy gracias al éxito de las aerolíneas de vuelos low cost. La Ciudad de las Luces vive el fin de año con una gran fiesta al aire libre, a la manera de la madrileña Puerta del Sol: a medianoche los Campos Elíseos hierven de gente celebrando las últimas campanadas.

Como ya hemos hablado de esa gran avenida en un post anterior vamos a recomendarte otro lugar cercano desde el que, además, tendrás la mejor perspectiva de los fuegos artificiales y la Torre Eiffel iluminada. Hablamos del Palacio Chaillot, al otro lado del Puente de Jena que Napoleón construyó por su victoria de 1806 sobre los prusianos. Fue precisamente el Emperador el que eligió la colina Chaillot para erigir un palacio extraordinario que regalaría a su hijo, pero sus días de gloria terminaron sin llegar a verlo más que esbozado. Aunque la Plaza de Trocadero, en la que se alza el edificio, llevaba inicialmente el nombre de Rey de Roma en honor del vástago, en 1878 se le cambió con motivo de la Exposición Universal; luego el complejo levantado sería sustituido por uno nuevo, neoclásico y art decó, para otra Exposición Universal, la de 1937. En 1951 se colocó en la plaza una estatua ecuestre del mariscal Ferdinand Foch, artífice de la victoria aliada contra el ejército del káiser en la Primera guerra Mundial.

En la actualidad ese palacio acoge una serie de interesantes museos: el de la Marina, el del Hombre (antropológico) y el de los Monumentos Franceses (maquetas). Mención aparte merecen, quizá, el Museo del Cine Henri Langlois, anexo a la Cinemateca Francesa, y el Teatro Nacional Chaillot. Traspasado el atrio central te asomarás a una terraza decorada con estatuas doradas: las vistas son impresionantes al Sena y la zona de los Inválidos; no hay turista que no se fotografíe aquí con la Torre Eiffel de fondo. Debajo de la balaustrada están los citados jardines del Trocadero, reformados también en 1937, dotándoselos de fuentes luminosas con grandes surtidores que parecen disparar precisamente contra la torre.

Si quieres contemplar los fuegos desde la mejor atalaya, éste es el lugar… siempre y cuando consigas hacerte un hueco entre el gentío. Por si acaso puede ir revisando los vuelos baratos a París disponibles.

Categories: París Tags: , ,
Comentarios cerrados.