Archivo

Archivo para abril, 2010

La madrileña Plaza del Dos de Mayo

Jueves, 29 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Madrid

El 2 de mayo Madrid está de fiesta. Cualquiera que reserve alguno de los biletes de avión baratos a la capital se la encontrará dormida, quizá aún con la resaca de los fastos de hace dos años, cuando se celebró el segundo bicentenario del pistoletazo (nunca mejor dicho) de salida de la Guerra de la Independencia.

El Dos de Mayo de 1808 los madrileños se levantaron en armas contra el ejército francés de Napoleón, que había invadido el país. Tras los combates de la Puerta del Sol muchos ciudadanos corrieron al Parque de Artillería de Monteleón a solicitar armas para defenderse. Para entonces los capitanes Daoíz y Velarde se habían adueñado del lugar y admitieron tras sus muros a aquella gente desesperada entre la que también había mujeres y adolescentes.

El Parque de Artillería había sido un palacio construido en 1690 por los marqueses del Valle, duques de Monteleón y Terranova, descendientes nada menos que de Hernán Cortés. Era un edificio de estilo churrigueresco, con grandes huertas y jardines, muy cercano a las puertas de la ciudad: Fuencarral, Maravillas, Pozos de las Nieves (actual Glorieta de Bilbao) y Santa Bárbara (actual Alonso Martínez). Sirvió de residencia incluso a la viuda del rey Fernando VI, Isabel de Farnesio, pero en 1807 Godoy decidió darle uso militar.

Justo enfrente se halla actualmente la parroquia de San Justo y Pastor, que era la iglesia del Monasterio de San Antón, popularmente conocido como de Las Maravillas. Fundado en 1612 como casa de recogimiento de doncellas, se convirtió en convento treinta y dos años más tarde. Luego sería demolido por la Ley de Desamortización de Madoz (1869) conservando sólo el templo (que se hizo en 1739 para sustituir al original, calcinado en un incendio), pero en 1808 sirvió de enfermería de campaña para la exigua tropa de Daoiz y Velarde.

Atrincherados, los patriotas madrileños resistieron varias horas las embestidas francesas hasta que, fracasado el levantamiento en todo Madrid, también ellos cayeron. Aunque su heroica resistencia pasó a los libros de Historia, Monteleón se derribó para hacer la plaza contemporánea: en la superficie que ocupaba se abrieron varias calles nuevas, como la homónima, Ruiz, San Andrés, Galería de Robles y Manuela Malasaña (que además da nombre al barrio). Se conservó únicamente el arco de entrada, ante el que se instaló el monumento a Daoiz y Velarde que realizó Antonio Solá en 1822 a instancias de Fernando VII. Es de mármol de Carrara y representa a los dos oficiales ante un cañón, con la particularidad de que las espadas que ostentaban nunca se ven porque siempre las rompe alguien. Estas estatuas pasaron por el Museo del Prado, la calle Ruiz y Moncloa antes de su colocación definitiva en la plaza en 1932.

El barrio de Malasaña, sede de la Movida madrileña de los años ochenta, sigue siendo una zona de ocio nocturno junto con originales tiendas de discos y ropa, aunque la Plaza del Dos de Mayo se vea casi profanada por el botellón de los sábados. Aún así bien merece una visita en un día tan señalado; hay que consultar los vuelos baratos a Madrid.

Foto: www.commons.wikimedia.org

Categories: Madrid Tags: ,

Monet y la abstracción en Madrid

Lunes, 26 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Madrid

Claude Monet es uno de esos artistas que atrae al gran público a una exposición sobre su obra, capaz de hacer que se busquen vuelos a Madrid desde otras ciudades de España con la finalidad exclusiva de contemplar en directo sus cuadros. Es el caso de la muestra Monet y la abstracción, que organizan el Museo Thyssen-Bornemysza y la Fundación Caja Madrid con la colaboración del Museo Marmottan de París y la cesión de algunos lienzos de otras entidades norteamericanas.

Se trata de un recorrido con varios apartados temáticos que resaltan los puntos de contacto entre las pinturas del artista francés y las de sus sucesores abstractos; un enfoque transversal para mostrar posibles paralelismos y coincidencias entre el impresionismo del maestro, sus inspiradores y la influencia posterior sobre las vanguardias de mediados del siglo XX, las que le recuperaron del olvido en el que habían caído él y casi todos los impresionistas en las primera décadas de la centuria.

Para ello se cuenta con 107 piezas que se reparten entre dos sedes (el Thyssen y la Casa de las Alhajas de la Plaza San Martín) y estructuradas en seis secciones en las que pueden compararse las obras de Monet con las de autores más recientes. Así, en el citado Thyssen, el capítulo Brumas y variaciones evoca los cuadros de Turner y Whistler que asombraron a Monet y ejercieron influjo sobre, por ejemplo, su Puente de Waterloo: el sol entre la niebla; en Efectos de luz el influjo parte del propio Monet hacia Rothko, Hans Hoffman o Adolph Gottlieb através del Acantilado de Ava; Reflejos y transparencias y Contraste de formas hacen lo propio en referencia a André Masson y Helen Frankenthaler con la serie de Nenúfares; y la forma de aplicar el color se muestra en Pinceladas y gasto, haciendo inevitable la comparación con Pollock y William de Kooning.

Para la Fundación Caja Madrid quedan los dos últimos apartados, El jardín de Giverny y La estela de Monet. Ambos recuerdan la casa donde el pintor pasó los últimos veinte años de su vida, con cataratas, obviando toda etiqueta calificativa y soltando cada vez más pinceladas -la serie de Sauces-, lo que inspiró a Sam Francis o Joan Mitchell.

Madrid vive, pues, una etapa impresionista, teniendo en cuenta la otra exposición que hay sobre pinturas del Museo de Orsay hasta el 23 de abril. La de Monet estará abierta hasta el 30 de mayo. Puede ser una buena excusa para buscar vuelos de última hora y visitar ambas. La entrada cuesta 8 euros, 7 si se compra por Internet, pero mayores de 65 años, estudiantes y familias pagan 5 euros. Niños menores de doce años y desempleados, gratis. El horario es de martes a domingo, de 10:00 a 19:00. Hay visitas guiadas (con reserva previa).

Categories: Madrid Tags: ,

La Feria de Abril en Sevilla

Jueves, 22 de abril de 2010 Comments off

Vuelos baratos a Sevilla

Es más que probable que muchos lectores coincidan en haber reservado alguno de los vuelos baratos a Sevilla para esta semana: la Feria de Abril en la capital andaluza espera con los brazos abiertos a naturales y visitantes en una exaltación de baile, música, caballos y, en una palabra, diversión.

Sin embargo los inicios fueron estrictamente profesionales. Todo empezó con la propuesta de realizar una feria para los ganaderos de la región allá por 1847. Curiosamente, ninguno de los dos ideólogos, Narciso Bonaplata y José María de Ybarra, eran andaluces sino catalán y vasco respectivamente. El Ayuntamiento aceptó la idea y el Prado de San Sebastián acogió la primera Feria de Abril de la historia hispalense con exposiciones y mercados de ganado equino, ovino y bovino. Los jinetes tuvieron ocasión e lucirse en competición para ganar la Espuela de plata y los empresarios taurinos cuyos toros corrieran más de una carrera se llevaban 6.000 reales de premio.

Para atraer público se autorizó la instalación de puestos de comidas, golosinas y tiovivos. En efecto, los sevillanos respondieron masivamente al encanto de los buñuelos, del turrón y de la manzanilla. Tanto que tres años después ya no había suficiente espacio para todas las actividades, por lo que se empezó a desarrollar por separado la parte comercial de la de ocio. Una tendencia imparable porque el crecimiento no paró; incluso fueron aumentando los días, hasta ocupar toda la semana, y añadiéndose aportaciones innovadoras: ora un cartel oficial (1890), ora iluminación eléctrica en sustitución del gas, etc.

Mención aparte merecen las famosas portadas de bombillas inspiradas en edificios representativos de Sevilla (cada año una distinta). Su encendido recibe el nombre popular de el Alumbrao y supone la inauguración oficial de los festejos, pues da entrada al Real de la Feria, el gran recinto de La Cartuja donde se alzan más de mil casetas; la mayoría de éstas son particulares y de entrada restringida aunque también hay algunas públicas. Por el Real circulan calesas y caballos paseando a sevillanos que aprovechan para lucir los trajes típicos, ellos camperos, ellas flamencas.

Música, palmas, castañuelas, sevillanas, manzanilla, olivas, pescaíto frito, feria taurina en La Maestranza… Durante seis días se vive una inmersión en todos los aspectos del andalucismo para, al séptimo, descansar; en domingo, como mandan los cánones. 1.300 kilos de fuegos artificales son la señal de que todo se ha acabado y que hay que pensar en la próxima edición. Pero, mientras, corriendo a reservar alguno de los billetes de avión baratos.

Categories: Sevilla Tags: ,

Diada de San Jordi en Barcelona

Lunes, 19 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Barcelona

Viajar a Barcelona en algún vuelo barato el 23 de abril resulta más apropiado si se hace con un libro o una rosa bajo el brazo para regalar al ser querido. Una improbable leyenda cuenta que un tribuno romano llamado Jorge de Capadocia fue martirizado por el emperador Diocleciano al negarse a participar en la persecución de los cristianos. Ello le valió ser santificado e identificado, ya en la Edad Media, con el milites christi, el caballero andante que mató al dragón, librando a la tópica princesa de ser sacrificada. De la sangre del monstruo habría brotado una rosa, de ahí que el 23 de abril se regale esta flor en la ciudad condal, de donde San Jordi es patrón. Pero ¿por qué, según la tradición, a cambio de un libro?

En primer lugar hay que comentar el verdadero origen de esa costumbre, que no tiene nada que ver con bestias fantásticas (al fin y al cabo no es más que una variación del mito clásico de Perseo). La razón hay que buscarla en el siglo XV, cuando los asistentes a la misa de la Capilla de San Jordi, hoy integrada en el Palacio de la Generalitat, repartían flores a la salida para rememorar la leyenda. Respecto al libro, en 1996 la UNESCO tomó la decisión de celebrar el nacimiento presuntamente simultáneo de Cervantes y Shakespeare declarando al 23 de abril como Día Internacional del Libro. Debe tenerse en cuenta que San Jorge también es patrón de Aragón, Cuenca y Alcoy en España, y Portugal, Bulgaria, Inglaterra y Georgia en el mundo. La fusión de ambas costumbres ha originado esta tradición entre enamorados que hace frotarse las manos a las floristerías locales: 5.000 rosas se vendieron en 2009.

El hecho de que esta onomástica afecte a toda Cataluña se ha convertido en la excusa perfecta para exaltar el catalanismo, llenando los balcones de seneyeras, haciendo ofrendas florales y haciendo desfilar por las calles enormes dragones multicolores: es la Diada. Miles de personas olvidan deliberadamente que no es jornada festiva y se lanzan por la Rambla a rebuscar entre los 400 puestos callejeros que libreros y editoriales montan desde la Plaza de Canaletas hasta el puerto con descuentos y firmas de autores. El año pasado facturaron 20 millones de euros, un 7,5% de sus ventas anuales.

Otras razón más para aprovechar los vuelos baratos a Barcelona está en la costumbre del Ayuntamiento de declarar la jornada de puertas abiertas en museos, parques y las propias dependencias municipales.

Categories: Barcelona Tags: ,

Moros y Cristianos de Alcoy

Jueves, 15 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Alicante

Entre los siglos XV y XVII la costa mediterránea española era objeto habitual de incursiones piratas berberiscas, prolongando en el subconsciente colectivo de las poblaciones locales los no tan lejanos tiempos de la dominación musulmana y la Reconquista. Por eso no es de extrañar que en la actualidad se rememore ese pulso, aunque de forma totalmente opuesta, con diversión y fiesta. Quien haya cogido algunos de los vuelos baratos a Alicante ofertados para la última semana de abril y se desplace hasta Alcoy en esas fechas tendrá ocasión de asistir a una de las celebraciones más populares de Levante, la de Moros y Cristianos.

Esta ciudad alicantina empezó a rememorar las luchas hacia 1672, cuando aún resonaban los ecos de la expulsión de los moriscos de territorio nacional. Sin embargo los festejos adquirieron su forma actual en el siglo XIX siguiendo el dictado de la antigua leyenda según la cual la aparición in extremis de San Jorge levantó el ánimo de los defensores de las murallas, a punto de ser derrotados por los moros de Al Azrak. Los cristianos se rehicieron, San Jorge se convirtió en patrón de Alcoy y los ciudadanos recrean la batalla durante cuatro intensos y estruendosos días.

El primero es esencialmente musical, con participación de todas las bandas: miles de músicos que se reúnen en la Plaza de España para amenizar al público tocando pasodobles y el himno oficial de la fiesta desde la tarde hasta la noche. El segundo es para las entradas, es decir, los rítmicos desfiles de ambos contendientes, repartidos entre las 28 filaes o comparsas, unas de moros y otras de cristianos; todas están comandadas por sus respectivos capitán y alférez y van ataviadas con trajes tan impresionantes como improbables históricamente. Los nombres Asturianos, Andaluces, Almogávares, Cruzados y similares expresan claramente a qué bando representan; en el contrario figuran los Abencerrajes, Mudéjares, Benimerines, etc.

La tercera jornada se dedica al santo patrón, con procesiones entre miles de pétalos blancos y rojos (colores de su estandarte), así como el sorteo del niño que encarnará a San Jorgito. Éste hará su aparición, como manda la leyenda, en el último momento del cuarto día, conocido como el Día del trueno por razones obvias: durante horas los dos ejércitos intercambian salvas disparadas con sus arcabuces gastando hasta 3.600 kilos de pólvora; es el llamado Alardo, dramatizado siguiendo un guión que declama un narrador. La paz que sobreviene entonces, dicen los estudiosos, puede considerarse una metáfora de la llegada de la primavera.

Asistir a los Moros y Cristianos de esta ciudad de la provincia de Alicante es un espectáculo visual y auditivo para el que siempre se puede reservar alguno de los vuelos de última hora. No obstante, conviene recordar que asisten alrededor de 20.000 personas y puede ser difícil encontrar alojamiento si se espera demasiado.

Arte y poder en el Museo de El Prado

Lunes, 12 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Madrid

La primavera se presenta caliente en Madrid en cuanto a exposiciones. La oferta de los museos de la capital en ese sentido es tan rica y atractiva que probablemente adquirir billetes de vuelos a Madrid se generalizará en los próximos meses.

Desde el pasado mes de marzo en las salas A y B de la Sala de los Jerónimos del Museo del Prado está abierta al público la exposición El arte del poder. La Real Armería y el retrato de Corte: pinturas del museo (Tiziano, Velázquez, Rubens…), tapices de Patrimonio Nacional y esculturas de Pompeo Leoni, todo ello con una referencia común, la colección de armaduras de la Real Armería, que acumula obras de los maestros Negroli, Wolfgang Grosscheded o Desiderius Helmschomid: celadas, borgoñotas, capacetes, petos, rodelas, etc.

La Real Armería de Madrid fue un lugar de referencia para el desarrollo del retrato de Corte en España entre los siglos XVI y XVII, por eso esta exposición se centra en la relación entre ambas artes, esos momentos en los que ambas artes cruzaron sus caminos para transmitir la imagen victoriosa y heroica de la Corona. Se establece un diálogo directo, en paralelo, entre las armaduras y sus imágenes en la pintura como transmisores esenciales del concepto de majestad. La imagen en armadura de monarcas y aristócratas suponía una proyección implícita de su autoridad y, así, no debe extrañar que destaquen especialmente las de Carlos V, Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico y Rey de España, cuya colección de armas constituye el núcleo originario de la Real Armería. La que portó en Mühlberg, exhibida junto al célebre retrato de Tiziano es quizá la estrella.

Sin embargo la creación oficial de armería se debe a su hijo Felipe II en 1561, caso curioso porque es sabido que fue un monarca más burócrata que guerrero -en una ocasión, durante una campaña, manifestó no comprender cómo su padre disfrutaba con aquéllo-. Luego, después del reinado de Felipe III, se dio una nueva y curiosa novedad: las piezas de la armería empezaron a ser utilizadas como fuente iconográfica por loa artistas. Las armaduras habían perdido protagonismo en el campo de batalla pero lo mantenían en los retratos, de ahí el interés de esta exposición en mostrar la pieza junto a su plasmación en lienzo.

Las dos salas abren de martes a domingos (y festivos) de 9:00 a 20:00 pero para entrar se hace en pases cada 15 minutos. Estará abierta al público hasta el 23 de mayo por lo que hay tiempo suficiente para ir pensando en algún vuelo barato a la capital.

Categories: Madrid Tags: ,

La Ruta de Sherlock Holmes (II)

Jueves, 8 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Londres

La segunda parte del Sherlock Holmes Walk por los lugares de Londres que guardan relación con el detective literario más famoso de todos los tiempos comienza en el número 68 de Regent Street donde aún está, desde 1865, el mismo Café Royal que frecuentaban Arthur Conan Doyle, Oscar Wilde y otros escritores. El primero situó allí el lugar donde los thugs hirieron a Holmes (El cliente ilustre). Ya en Picadilly Circus, a la derecha de la estatua de Eros, se halla el Criterion Restaurant, donde el Año Nuevo de 1881 se conocieron el detective y el doctor Watson (Estudio en escarlata). Hoy es un establecimiento conocido por sus tres estrellas Michelín, pero tiene el buen gusto de recordar el encuentro con una placa.

Saliendo de la plaza por Haymarket se llega al Teatro Real (1820), donde se desarrolló el caso de la desaparición de la esposa de Josiah Amberly en El círculo rojo. De ahí, a través de Cockspur Street, Pall Mall y Whitehall se entra en Craig’s Court, sede del banco Cox & Co. en el que Watson guarda una caja con sus relatos mencionada en El perro de los Baskerville; al lado, la Oficina Postal de Charing Cross, también documentada. Volviendo a Whitehall y girando a la izquierda se topa uno con el edificio de Scotland Yard, cuartel de la Policía londinense que lleva el nombre de la calle donde se ubica.

Es un buen momento para descansar y reponer fuerzas. El sitio perfecto está un poco más allá del final de la calle, cruzando Northumberland Avenue, en Craven Passage: el Sherlock Holmes Pub. En 1883 era el hotel en el que sir Henry Baskerville se hospedaba (y perdía una bota) pero ahora se puede beber una cerveza bautizada con el nombre del detective o comer con una decoración que reproduce su estudio de Baker Street. Vecinos del pub son los Baños Turcos de Neville de El ilustre cliente y el Hotel Craven Family que algunos identifican como el Hotel Mexborough de El perro de Baskerville.

De Craven Passage se sale a Craven Street y de ahí a una gran avenida llamada The Strand, que aparece en varios relatos. En su inicio se encuentra la Estación de Charing Cross (1864), omnipresente también en las aventuras de Conan Doyle: un desconocido agredía a Holmes en el vestíbulo, por ejemplo, en La casa deshabitada. A la izquierda de la estación se alza el American Exchange Stand que aparece en Estudio en escarlata y, a continuación, el Charing Cross Hotel, cuyo salón de fumadores acoge una escena de Los planes de Bruce Partington. Enfrente, el Coutt’s and Co Bank, el banco privado más antiguo del país (1692) ocupa el lugar que en el siglo XIX ocupaba el Lowther Arcade; aquí compraba Holmes su Stradivarius en El problema final y se encontraba Watson con el hermano de su amigo, Mycroft.

Hacia la mitad del Strand, a la altura de Agar Street, hay una comisaría de Policía que antes era el Hospital de Charing Cross (1818), donde Holmes se recuperaba del ataque recibido en el Café Royal. Y en el edificio del 418 estaba, se supone, la tienda de George Hy Harry en la que Henry Baskerville compraba sus escurridizas botas. Unos números más adelante (413, pues se está haciendo a la inversa) se halla el mismo Teatro Adelphi que acogió el estreno de la obra de Conan Doyle La casa de Temperley que, por cierto, fue un fracaso.

También en el Strand se encuentra uno de los hoteles más famosos del mundo, el Savoy, levantado sobre un antiguo palacio de 1214 y que iba a acoger el banquete nupcial de Eduardo VII (una real apendicitis lo impidió). Al lado del Savoy hay un conocido restaurante llamado Simpon’s in the Strand, uno de los favoritos de Holmes y Watson, y desviándose por Burleight Street, se hallaba la sede del Strand Magazine, que publicó los primeros relatos de Sherlock Holmes. El último paso en la avenida es el Lyceum Theatre (1771), escenario en El signo de los cuatro. Después hay que subir por Wellington Street y Bow Street para llegar a la Royal Opera House (1858), que el melómano Holmes solía frecuentar, y a la comisaría de Policía en la que se resolvía el misterio de El hombre del labio retorcido; en ella estuvieron presos Oscar Wilde y D.H. Lawrence.

Los devotos del detective ya se estarán frotando las manos pensando en hacer la ruta. Los vuelos baratos a Londres se lo ponen aún más fácil.

Categories: Londres Tags: ,

La Ruta de Sherlock Holmes (I)

Lunes, 5 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Londres

Hace unos meses que se habló aquí de los London Walks, rutas temáticas por las calles de Londres. Una de ellas es The Sherlock Holmes Walk, que sigue las andanzas del genial detective por la capital británica, los lugares de sus casos, la calle donde vivía (en la ficción evidentemente), el museo en su memoria, etc. Buen momento para realizarla, ahora que el personaje de Arthur Conan Doyle ha vuelto a la gran pantalla.

La ruta está dividida en dos partes que pueden cubrirse en tres horas aproximadamente, por eso es frecuente que quienes la hacen hayan visitado la ciudad más de una vez pero para eso están los vuelos de bajo coste. La primera etapa es un recorrido desde Baker Street hasta Oxford Circus: no hay mejor sitio para empezar que el Museo Sherlock Holmes, ubicado en el número de la novela (221 B) para entrar en materia y empaparse de ambiente. Al salir, por la derecha, se llega a la esquina con Melcombe Street, donde tiene su sede la Abbey National Building, propietaria inicial del inmueble del museo y encargada durante décadas de clasificar la correspondencia de miles de fans; es, además, la que costeó la estatua del detective que se alza junto a la estación de Metro.

Siguiendo adelante se pasa Marylebone Road para alcanzar la altura del 109 de Baker Street; allí hay un divertido hotel llamado Sherlock Holmes que tiene un Dr. Watson’s bar y un Moriarty Restaurant. Algo más allá, en el 79, el restaurante Rubens ocupa el lugar de la farmacia en la que Conan Doyle solía comprar (era médico). Y aún más abajo, en el 32, está Candem House, tras la cual (en Kendal Place) se halla la casa vacía inmortalizada en el relato del mismo título, desde la que el malvado coronel Sebastian Moran dispara contra Holmes cuando éste asoma por una ventana (por eso se cree que el escritor situaba la residencia del detective en el número 21, aunque le adjudicara el 221, inexistente por entonces).

Por Blandford Street se desemboca en Marylebone High Street, subiendo por la cual, a unos 500 metros a la derecha, se llega a Devonshire Place: es el lugar donde Conan Doyle hizo sus prácticas médicas en 1891 y escribió Un escándalo en Bohemia y La liga de los pelirrojos. O eso se creía, pues otros estudiosos lo sitúan un poco más allá, en Upper Wimpole Street (hay una placa indicándolo). Bajando otra vez hasta Welbeck Street, en la esquina con Bentinck, los lectores pueden imaginar el ruido del coche de caballos con el que el profesor Moriarty intentó atropellar a Holmes en El problema final. Y en la vecina Harley Street el Dr. Moore Agar recomendaba al detective tomarse unas vacaciones (las que le hicieron ir a Cornualles e investigar la muerte de la familia Tregennis en El pie del Diablo). También cerca, en el número 9 de Queen Anne Street según se lee en El ilustre cliente, vivía Watson antes de mudarse a Baker Street.

La primera parte de la ruta termina con dos visitas: la primera, el Langham Hotel de Portland Place, establecimiento frecuentado por famosos en el que Conan Doyle y Oscar Wilde, en un histórica cena con su editor, imaginaron sus respectivas obras maestras, El signo de los cuatro y El retrato de Dorian Gray; el que pueda, debe pernoctar en la suite Conan Doyle del hotel por un módico precio en torno a 750 libras. La otra visita es Regent Street, por donde Holmes y Watson van siguiendo al protagonista de El perro de los Baskerville.

La segunda parte continuará donde lo deja ésta. Es el momento de recordar la amplia oferta de vuelos baratos a Londres para poder ver todo lo que ofrece esta interesante ciudad.

Categories: Londres Tags: , ,

Festival de Músicas Contemplativas de Santiago de Compostela

Jueves, 1 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Santiago de Compostela

Una de las atracciones culturales de la Semana Santa compostelana es la celebración del Festival de Músicas Contemplativas, que este año cumple su quinta edición. Entre el 29 de marzo y el 3 de abril varias iglesias locales acogen un programa variopinto diseñado por el Consorcio de Santiago de Compostela para favorecer el conocimiento del panorama musical europeo e internacional y valorar el patrimonio histórico que representan las iglesias de la ciudad. Otro motivo, pues, para aprovechar algún vuelo y acercarse a la capital gallega.

Músicas de múltiples estilos dejarán oir sus ritmos estos días, desde la medieval hasta la barroca pasando por la renacentista y las aportaciones exóticas: cantos tradicionales sardos, rusos, kurdos, etc suelen acercarse cada año. Agrupaciones corales de varias partes del globo las interpretarán en un entorno inigualable; vendrán de Inglaterra, Francia, EEUU, Italia, Finlandia, Mongolia, India, Egipto, Azerbayán, Irán y Uzbakistán para aportar su arte en los siguientes escenarios.

Iglesia del Convento de San Francisco (rúa Campiño de San Francisco, 3): templo barroco construido entre 1742 y 1749. simple y de gran pureza formal porque fue reformado posteriormente, añadiéndosele una fachada neoclásica.

Iglesia de la Compañía de la Universidad (plaza de la Universidade): junto a la Facultad de Geografía e Historia, la iglesia de los jesuitas erigida en el siglo XVII pasó a ser propiedad de la Universidad de Santiago cien años después, con el decreto de expulsión de la Orden ignaciana. Está desacralizada y se usa para exposiciones y eventos.

Iglesia del Convento del Carmen (rúa de Santa Clara, 8): barroca, perteneciente a las Carmelitas Descalzas -orden de clausura-, tiene una fachada igual que la de San José de Ávila y una sillería de granito.

Iglesia del Monasterio de San Paio de Antealtares (Antealtares, 23): la original del siglo IX fue demolida y sustituida por un templo barroco, obra de fray Gabriel de Casas. Tiene planta de cruz griega y un gran retablo en el altar mayor, desde donde se pasa al Museo de Arte Sacra. Aún se celebran misas.

-Iglesia del Monasterio de San Martiño Pinario (plaza de la Inmaculada, 5): esta fundación benedictina de tiempos del descubrimiento de los restos del Apóstol posee una de las iglesias más importantes del barroco gallego (la de la foto), aunque está ensombrecida por la vecina Catedral. Por eso el Cabildo Catedralicio prohibió que las torres superaran el nivel del techo. Bella escalinata de acceso, gran retablo y preciosa sillería del coro entre otras riquezas artísticas.

Capilla de las Ánimas (rúa de las Ánimas): es de una sola planta con capillas a sus lados. La fachada neoclásica tiene columnas jónicas que sostiene un frontón. Aún se usa para el culto.

Capilla del Hostal de los Reyes Católicos (plaza del Obradoiro): declarada Monumento Nacional en 1912, es gótica, de cruz latina, con una bóveda de compleja filigrana. Se llega a través de una verja de hierro elaborada por el cerrejero francés Guillem pero no se pude entrar sino que debe verse a través de un cristal.

Con esta singular iniciativa, quien haya reservado alguno de los vuelos baratos a Santiago de Compostela para vivir la Semana Santa puede aprovechar para visitar las iglesias de la ciudad y asistir de paso a un espectáculo multiétnico cultural.

Foto: www.commons.wikimedia.org

La Gran Vía de Madrid, centenaria

Jueves, 1 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Madrid

Coger uno de los vuelos baratos a Madrid para este fin de semana y pasear luego por la Gran Vía equivaldrá en abril a encontrarse con un programa de actos y festejos para un cumpleaños: el de la propia avenida, que el próximo domingo 4 celebra su centenario.

Hace cien años que Madrid se sumergió en una ambiciosa obra para dotar a la ciudad de una arteria digna de su categoría de capital, que descongestionara el centro urbano y uniera los barrios de Salamanca y Retiro con Argüelles, según la vieja aspiración municipal de 1861 de comunicar el norte y el sur sin necesidad de pasar por la también remozada Puerta del Sol. Una idea similar a la que puso en práctica José Bonaparte pero que se quedó inconclusa, llegando a hacerse únicamente la Plaza de Oriente.

El Proyecto de Reforma Interior presentado en 1886 por el arquitecto Carlos Velasco desató una fuerte oposición entre los vecinos de las calles amenazadas de expropiación (plasmado en la zarzuela de Chueca y Valverde La Gran Vía), quienes consiguieron bloquearlo a base de recursos jurídicos durante una década. Pero en 1895 la Ley de Saneamiento, Reforma y Ensanche Interior declaró el plan de utilidad pública y los arquitectos del Ayuntamiento, Francisco Andrés Octavio y José López Salaberry se pusieron a trabajar.

Corría el año 1904 cuando se aprobó el proyecto presentado por ellos: una gran avenida de kilómetro y medio entre Alcalá y la Plaza de España dividida en tres tramos. El 4 de abril de 1910 el rey Alfonso XIII daba el golpe inaugural del primer tramo con una piqueta de oro y plata: empezaba la que había de ser la obra pública más importante de la capital en todo el primer tercio del siglo XX, durante la cual se expropiaron 327 edificios (casas, conventos, teatros), desaparecieron 18 calles añejas (Salsipuedes, Reina, San Miguel, Rosal…) y se trabajaron un total de 142.647 hectáreas, creándose 32 nuevas manzanas.

Los trabajos se prolongaron en el tiempo. Las últimas demoliciones fueron en 1927 (entre Callao y Plaza de España) pero el edificio que puso punto final no llegaría hasta 1952, el Hotel Washington. Esto hizo que la calle careciera de nombre oficial y que durante la Guerra Civil fuera bautizada como Avenida de Rusia (luego de la URSS, aunque los madrileños la llamaban en broma Avenida de los Obuses y/o del Quince y medio, por los bombardeos y el calibre de la aviación franquista) y durante la dictadura de Franco como Paseo de José Antonio. Hubo que esperar a 1981 para que se impusiera el original de Gran Vía, que también era el más popular. Por el medio brotaron rascacielos que acogían bancos, cines, negocios, residencias… alternando estilos como el imaginativo modernista del número 1, el elegante belle epoque del Metrópolis, el art déco del Capitol o el sobrio de los años cincuenta.

Ahora la calle revivirá tiempos dorados con la proyección de aquellas películas legendarias que la decoraron una vez (Lo que el viento se llevó, Casablanca…), una iluminación especial que incluye quince torres de luz y un programa de actos a lo largo del año, entre ellos exposiciones, conciertos, conferencias, tours guiados, una tarta gigante, la colaboración del sector hostelero y la instalación de una maqueta de aluminio y bronce. Sí, merece la pena buscar vuelos de última hora para disfrutarlo.

Categories: Madrid Tags: