Inicio > Madrid > Final de la Champions en el Santiago Bernabéu

Final de la Champions en el Santiago Bernabéu

jueves, 20 de mayo de 2010

vuelos baratos a Madrid

El próximo sábado, 22 de mayo, Madrid acoge la final de la UEFA Champions League, la Liga de Campeones de fútbol. El escenario será el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, que tiene la categoría de Élite (Cinco estrellas) desde el año 2007 y una capacidad de 80.354 espectadores. Es la cuarta vez que organiza una final de este torneo (1957, 69 y 80), aunque en su versión anterior (Copa de Europa). Lamentablemente, este año serán aficionados italianos y alemanes quienes coparán los vuelos baratos a Madrid.

El Bernabéu empezó a construirse en 1944, no sólo porque el anterior campo, el viejo Chamartín, había resultado muy dañado durante la Guerra Civil sino también porque crecía el números de aficionados que asistían a los partidos. Se eligió un terreno que hoy queda encuadrado entre el Paseo de la Castellana, Concha Espina, Padre Damián y Rafael Salgado, y que en aquellos tiempos estaba prácticamente sin urbanizar. Se inauguró tres años después con un partido entre el club anfitrión y el portugués Os Belenenses, por entonces de mayor entidad que ahora. Se llamó Nuevo Chamartín y en eĺ cabían 75.145 espectadores, más de un tercio sentados.

Apenas una década más tarde, en 1954, fue necesario llevar a cabo la primera ampliación, la primera de una larga serie. El aforo subió a 125.000 personas y se produjo el cambio de nombre, pasando a llamarse Santiago Bernabéu en honor del presidente que estaba situando al club en primera línea mundial.

En 1982, de cara al Mundial de España, cuya final sería en Madrid, hubo nuevas reformas. En esta ocasión se dio la curiosa circunstancia de que los dos arquitectos, hermanos, eran hijos del que diseñó el Nuevo Chamartín, Luis Alemany. Para instalar más plazas de asiento tuvieron que reducir la capacidad a 90.800 espectadores; además se instaló una marquesina que cubría tres de los laterales.

En los años noventa, a raiz de los incidentes en el Estadio Heysel de Bruselas, la UEFA exigió asientos en todas las localidades entre otras medidas de seguridad; para que el aforo no cayera a números ridículos se decidió construir un nuevo anfiteatro y cuatro torres que evacuaban al público por escaleras y rampas espirales en pocos minutos. Como la nueva grada elevaba tanto la altura que impedía el paso del sol fue necesario soterrar una red de tuberías de calefacción bajo el césped que impidieran las heladas. Todas estas obras, terminadas en 1994, fueron financiadas por el Real Madrid sin ninguna ayuda de las instituciones públicas.

La última fase de trabajos en el estadio fue con la llegada del nuevo siglo: un Plan Director que ponía cubierta en el lateral que faltaba y renovaba casi todas las instalaciones interiores, dotando al complejo de una nueva concepción, más actual y comercial; pasaba a ser un auténtico centro integral de ocio, restauración y espectáculos.

El Real Madrid no es uno de los finalistas en 20101 pero sigue siendo el que tiene más trofeos en sus vitrinas. Pueden verse sacando entrada para el llamado Tour del Bernabéu, en el que además se puede accede a otros interesantes rincones como el palco, los vestuarios, la sala de prensa, el museo, la tienda y, por supuesto, el terreno de juego. Como seguro que a muchos ya les entró el gusanillo, lo mejor es que empiecen a buscar billetes de avión a la capital para hacer la visita.

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.