Inicio > Sevilla > El Corpus Christi en Sevilla

El Corpus Christi en Sevilla

lunes, 31 de mayo de 2010

vuelos baratos a Sevilla

Si alguien no pudo encontrar vuelos baratos a Sevilla para vivir esa peculiar manifestación de exaltación religiosa que es la Semana Santa, el próximo jueves 3 de junio tiene la oportunidad de visitar la capital andaluza para la festividad del Corpus Christi. Si hay algo que no falta en la ciudad hispalense, y en Andalucía por extensión, es devoción espiritual.

El Corpus se celebra el primer jueves que hay sesenta días después del Domingo de Resurrección y fue instituido por la Iglesia para ensalzar la Eucaristía, de ahí que sea una fiesta en todo el mundo católico. El origen se remonta al siglo XIII, en el contexto de los debates sobre el milagro de la Transubstanciación del Cuerpo y la Sangre de Cristo: la monja Juliana de Monte Cornillon (luego canonizada) tuvo una visión metafórica de la Iglesia como una luna llena con una mancha (identificada ésta con la ausencia de una fiesta para el Santísimo Sacramento) y poco después, en 1264, se produjo el milagro de Orvieto, en el que manaba sangre de una hostia.

En Sevilla se empieza a respirar el ambiente, nunca mejor dicho, durante la tarde anterior, cuando las calles se adornan con flores y romero, los comerciantes decoran sus escaparates y se sacan altares por el itinerario que recorrerá la procesión. Porque el signo distintivo del Corpus es precisamente una masiva procesión que sigue a la misa en la que bailan los Seises. Éstos son los niños del coro que, vistiendo unos trajes antiguos -medias, jubones, gorras con plumas- de colores vistosos-azul o rojo y, siempre, el dorado- interpretan tres danzas: una en honor del Santísimo, otra del arzobispo y otra de las autoridades locales, cuyo representante máximo, el alcalde, les premia entregando un doblón de oro.

Repican entonces las campanas de la Giralda y se abre la Puerta de San Miguel para que salga la custodia de plata labrada en el siglo XVI por el maestro orfebre Juan de Arfe; su peso, 300 kilogramos, obliga a que circule sobre ruedas, frente a los otros siete pasos, que se llevan a hombros. En el desfile participan todos los estamentos de Sevilla, desde las hermandades al Ejército, pasando por políticos, jerarquía eclesiástica, colegios oficiales, etc. Cumplido todo el recorrido, que pasa por calles típicas como San Francisco (donde se erigen portadas decorativas), Sierpes, la Cerrajería, Cuna, Francos y la Plaza Virgen de los Reyes, retorna a la Catedral por la Puerta de Palos.

El Corpus Christi sevillano es una interesante experiencia que se puede ver aprovechando una visita este fin de semana a la ciudad; para eso abundan los billetes de avión baratos.

Foto: www.galeon.com

Categories: Sevilla Tags: ,
Comentarios cerrados.