Inicio > Roma > La fiesta del Noiantri en el Trastevere

La fiesta del Noiantri en el Trastevere

lunes, 12 de julio de 2010

vuelos baratos a Roma

Buscar vuelos baratos a Roma supone visitar la Ciudad eterna en apogeo estival, con las calles llenas de turistas, terrazas abarrotadas y fiestas en los barrios. Uno de estos festejos es la Festa de Noiantri, que se vive el sábado 17 de julio en una de las zonas más típicas y tópicas de la capital italiana, el Trastevere.

El Trastevere representa la imagen clásica de Roma que se ve en las películas, el estereotipo por excelencia: callejuelas tortuosas, suelos empedrados, ropa tendida en las ventanas… Sólo faltan los Fiat 500 porque ya no se fabrican. Bien es cierto que esta zona humilde se ha transformado de un tiempo a esta parte y lo que antes eran casuchas algo decrépitas ahora son modernos edificios que albergan caros restaurantes pensados para atraer el turismo.

Aún así el Trastevere conserva el encanto de lo pintoresco y si alguien tiene dudas no tiene más acercarse durante la fiesta: guirnaldas de papel cuelgan entre los bloques, miles de bombillas iluminan los establecimientos, hay bailes, música y fuegos artificiales. Los vecinos sacan sillas y mesas a la calle para celebrar banquetes o conversar y por supuesto, tampoco faltan las procesiones, que para eso hay abundancia de iglesias en las inmediaciones: Santa Maria delle Sette Dolore, Santa Maria della Scala, San’t Egidio, Santa Maria in Trastevere y San Crisogono son las más destacadas por su antigüedad y las obras de arte que contienen.

Y ¿qué es lo que se celebra? Eso es lo más curioso. El nombre del barrio viene de la expresión latina Trans Tiberim, que es como lo llamaban en tiempos de Octavio Augusto: Al otro lado del Tíber. Sus habitantes siempre se mostraron reticentes a considerarse un barrio más de Roma y lo pusieron de manifiesto con la Festa del Noiantri, traducible por Fiesta de nosotros o Nuestra fiesta, una celebración, pues, de origen pagano.

Pero el lugar tiene interés por sí mismo: tenía que estar precisamente aquí, en un viejo convento adosado a la iglesia de San Egidio, el Museo del Folklore, sobre vida y costumbres romanas; el Ponte Sixto fue mandado construir por el papa homónimo en 1474 para poner fin a ese aislamiento del que presumían los vecinos; aún queda en pie una de las torres medievales de la muralla, la Torre degli Anglillara, del siglo XIII y hoy sede de una sociedad de estudios de Dante; y la fuente de la Piazza de Santa Maria in Trastevere, dominada por la iglesia románica antes mencionada, sirve de punto de reunión para la juventud, que se acomoda en su escalinata octogonal.

Un surtido de monumentos y aroma local que atraen a decenas de miles de turistas. Los vuelos de bajo coste también ayudan.

Categories: Roma Tags: , ,
Comentarios cerrados.