Inicio > Madrid > Alejandro Magno, en el Canal de Isabel II

Alejandro Magno, en el Canal de Isabel II

lunes, 4 de abril de 2011

vuelos baratos a Madrid

¿Qué tal el plan de coger uno de los vuelos baratos a Madrid y encontrarse con Alejandro Magno? Desde el pasado3 de diciembre y hasta el próximo 3 de mayo es posible gracias a la exposición Alejandro Magno. Encuentro con Oriente que ofrece el Canal de Isabel II, un recorrido por la intensa vida del personaje macedonio que, dice la leyenda, llevó a Julio César a llorar al cumplir 30 años porque a esa edad aún no había hecho nada en comparación con aquel a quien tanto admiraba.

Alejandro nació en Macedonia en el año 356 a. C. Aunque era hijo del rey Filipo, tuvo que exiliarse con su madre Olimpia hasta que la muerte del padre le aupó al trono. Para entonces el potente ejército macedonio dominaba toda Grecia y el joven monarca demostró que no se quedaba atrás en los pasos de su progenitor. De hecho decidió llevar a la práctica el viejo plan de éste y procedió a la invasión del ancestral enemigo, el imperio persa. Avanzando de forma imparable, recorrió Asia Menor y la costa mediterránea hasta Egipto, donde tuvo una experiencia mística con la que se identifico con el dios Amón, asumiendo la doble corona del país. Luego continuó hacia el este derrotando una y otra vez al rey persa, tomando Babilonia y progresando más y más hasta la India. Lo que no pudo ningún guerrero lo hizo la peste y Alejandro moría en Susa apenas doce años después de empezar su aventura (323 a. C.). Tenía 32 años.

El imperio que había formado se diluyó, repartido entre sus generales, pero su legado sobrevive hasta nuestros días. La exposición madrileña, organizada por la Comunidad de Madrid en cooperación con la Fundación Curt-Engelhorn y el Instituto Arqueológico Alemán, está comisariada por Martín Almagro-Gorbea y presenta 330 piezas -algunas inéditas en España- procedentes de una cuarentena de museos de todo el mundo, como los arqueológicos de Sofía, Pella, Thasos o Tesalónica, el British, los Estatales Alemanes, el de Arte Oriental de Roma, el Grimat de París, el de Viena, el de la Acrópolis de Atenas, etc. entre ellos también se cuentan españoles como El Prado, los arqueológicos de Madrid y Sevilla y el de la Academia de la Historia.

Las piezas ilustran las expediciones militares de Alejandro mediante armas, monedas, cerámica y obras diversas de arte, de las que hay que resaltar especialmente los relieves en ladrillos esmaltados de la Puerta de los Leones de Babilonia. También se han incorporado los últimos hallazgos arqueológicos de excavaciones asiáticas como las que se llevan a cabo en Tayikistán y Afganistán. Todas están distribuidas a lo largo de una decena de salas que siguen el itinerario del ejército macedonio desde Grecia hasta Babilonia pasando por Persia y Asia Central, añadiéndose otras para examinar la cultura babilónica, la fuerza militar, Kurgansol, el helenismo en Oriente y una sección dedicada a España.

Antes, se puede asistir a la proyección de una película realizada -en 3D- especialmente para la ocasión: Alejandría, el sueño de Alejandro; hay 140 butacas en la explanada de Arte Canal y cuesta 3 euros más que la entrada normal, que es de 6 euros (4 para estudiantes y jubilados y gratis para menores de 6 años, discapacitados y desempleados).

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.