Inicio > Buenos Aires > El erotismo en Buenos Aires

El erotismo en Buenos Aires

lunes, 20 de mayo de 2013

vuelos baratos a Buenos Aires

Hay quien dice que Buenos Aires es una ciudad que destila erotismo. No sólo por su historia, tierra de arriabada de emigrantes mayoritariamente masculinos que hicieron crecer una actividad como la prostitución en la que muchos burdeles estaban controlados por organizaciones aparentemente ajenas al tema y tolerados por las autoridades (cuando no reguladas por ley, como en Rosario, que exigía cartillas sanitarias), sino también porque la música porteña por excelencia, el tango, guarda una estrecha relación con la sensualidad, desde el baile en sí a los equívocos títulos de algunas canciones (69, Tócame la Carolina…).

Y ello, sin olvidar cierto tipo de cine picante que se desarrolló en los años sesenta e inmortalizó a directores como Armando Bó y actrices como Isabel Sarli, o las historietas que se introducían clandestinamente en el país con las andanzas sexuales de famoso personajes del cómic como Tarzán o Popeye, puestas al día hoy a través de mangas hentai.

Es más, incluso hay una iniciativa turístics en ese sentido denominada Tour Buenos Aires Erótica, que recorre en bus una ruta visitando los barrios de Montserrat, San Nicolás, Retiro, Recoleta y Palermo: la antigua Calle del Pecado (actual Lima), los cines donde se proyectaban las películas antes mencionadas, la zona roja del Rosedal de Palermo, etc.

Por eso no es raro que un viajero también pueda incluir entre sus visitas el Museo Erótico, tal cual los hay en otras capitales del mundo. Bueno, quizá no igual puesto que aún carece de sede física. ¿Cómo verlo entonces? En primer lugar a través de su página web, que tiene una serie de secciones bastante descriptivas y surtidas de imágenes: Erotismo popular, Máquinas y herramientas, Arte, Etnografía, Fotografía, Historieta, Cine

Pero sólo para eso no haría falta tomar vuelos baratos a Buenos Aires. El museo sí tiene una tienda, El Rayo Erótico, situada en la Galería Bond Street de la Avenida Santa Fe 1670, compartiendo espacio con la inclasificable librería El Rayo Rojo desde 1992.

Sus productos son variopintos y sorprendentes: piezas fálicas de cuarzo concebidas para curar enfermedades, máquinas autoconsoladoras, ropa y aditamentos fetichistas, pinturas, dibujos, grabados, libros, láminas, fotos profesionales y amateurs y casi todo lo que la mente humana haya podido imaginar para engrosar el tema.

Categories: Buenos Aires Tags: , ,
Comentarios cerrados.