Inicio > Alicante > Alcoy y su Cabalgata de Reyes diferente

Alcoy y su Cabalgata de Reyes diferente

lunes, 5 de enero de 2015

vuelos a Alicante

Cuando uno consulta vuelos a Alicante y empieza a planear su visita turística a la provincia, Alcoy aparece como esa localidad especialmente famosa por su fiesta de Moros y Cristianos. Ahora bien, estamos en una fecha muy significativa y esperada por los niños; y Alcoy juega un papel fundamental como lugar donde se fabrican esos sueños infantiles, gracias a su industria juguetera.

Por eso pocos sitios son tan apropiados para acoger la celebración de una de las cabalgatas de Reyes más originales que se pueden encontrar en España. No tanto por su tamaño -al fin y al cabo hablamos de una población pequeña- como por sus características, pues presenta algunas diferencias respecto a otras.

La parafernalia general es similar. Cambia, eso sí, el desarrollo en determinados momentos, pero no por un dese expreso de distanciarse de las demás. De hecho, serían las otras las que cambien, ya que la Cabalgata de Reyes de Alcoy es la más antigua que existe, que se sepa; y la que inicie 2015 será su edición número 129º.

Y es que no se limita a la tarde del 5 de enero. El día anterior hay una especie de prólogo en el que se representa la adoración de Jesús recién nacido por parte de los pastores que mencionan los evangelios; un evento conocido como Les Pastoretes. Y luego llega el Bando Real, en el que el embajador de los reyes porta los buzones donde los niños han introducido sus cartas. Como se ayuda de una recua de burros, a esa fase de las fiestas se la la popularmente La Burreta.

Y eso no es todo. En la cabalgata propiamente dicha, los Reyes Magos montan sus dromedarios, al igual que en casi todas, pero sus pajes les acompañan con largas escaleras de madera para subir a las ventanas a dar en mano los regalos, de ahí que los niños de esta ciudad de Alicante no tengan que esperar a la mañana siguiente.

La parada termina en la Plaza de España ante el portal de Belén municipal, al son del Magnificat de Haendel y de los fuegos artificiales. El evento está catalogado por la Generalitat Valenciana como Bien de Interés Cultural.

Comentarios cerrados.