Inicio > Madrid > Esquiar en Navacerrada

Esquiar en Navacerrada

jueves, 5 de febrero de 2015

vuelos a Madrid

En general, la gente prefiere la primavera o el verano -incluso el otoño- al invierno. La lluvia y la nieve, así como el granizo y la corta duración de los días, forman un equipo de razones disuasorias muy potentes que se resumen en una: el frío. Pero éste es precisamente el atractivo para algunos, ya que se trata casi de la única estación en la que es posible esquiar.

Especialmente cuando se abate sobre España uno de esos frentes siberianos o polares que, durante un tiempo, dejan el país pueden llegar a dejar el país bloqueado pero que, a la vez, traen la ansiada nieve a las estaciones de montaña. Y entonces es cuando los aficionados al esquí sacan sus equipos y se ponen en marcha para practicar su deporte favorito.

Estos días estamos viviendo precisamente una de esas situaciones. El temporal ha cubierto con su manto blanco la mayor parte del territorio por encima de 200 o 300 metros, por lo que, una vez suavice su genio, llegará el momento de aprovechar lo que deja tras de sí.

Por ejemplo, se puede buscar alguno de los vuelos a Madrid para luego subir el puerto de Navacerrada. La localidad homónima se halla a 1.200 metros de altitud, junto a un embalse, a sólo 52 kilómetros de la capital. La visita al pueblo, que es pequeño y tiene dos millares y medio de habitantes, permite disfrutar de un mercadillo de antigüedades, así como otro medieval a principios de cada mes. En esas fechas también suele organizarse una exposición de coches clásicos.

Pero la gran baza de ocio para estos días es la estación de esquí. Tiene diez kilómetros de pistas una verde, cuatro azules, nueve rojas, una negra y tres de nieve artificial) con una cota máxima de 2.117 metros y una mínima de 1.760. Asimismo, cuenta con ocho remontes.

Hay varias formas de llegar desde Madrid: mediante autobús (compañía Larrea), automóvil (por la A6 hasta Collado Villalba y desde allí, el desvío M601 hacia Segovia) o tren de Cercanías (desde Chamartín hasta Cercedilla y desde ahí al destino final en el Tren de Cotos).

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.