Inicio > Bucarest > El Carnaval rumano

El Carnaval rumano

lunes, 9 de febrero de 2015

vuelos a Bucarest

El Carnaval es una de esas fiestas que se celebran en casi todas partes, por aquello de que originalmente se trata de despedir el frío y dar la bienvenida a la nueva estación, que trae temperaturas más suaves y días más largos, favoreciendo las buenas cosechas. O sea, todo lo que sigue al solsticio de invierno. Y si eso era algo habitual en tiempos paganos, igual lo siguió siendo con la expansión del cristianismo, aunque revestido de otro sentido.

Dentro de los países europeos actuales, no cabe duda de que uno de los que viven la religiosidad más intensamente es Rumanía. Ello no quiere decir que el Carnaval no se celebre también, como válvula de escape. Y con disfraces, por supuesto, que aún conservan ese sabor predominantemente rural que caracteriza el lugar. Quizá en Bucarest sea menos evidente, por tratarse de un medio urbano.

Por eso probablemente sea más auténtico asistir a unos fastos carnavalescos en otras zonas (Transilvania, Moldavia, Bucovina…), donde esos disfraces adoptan formas animales: el cuerpo se cubre de pieles, sobre todo de cabra y oso, mientras que la cara queda oculta tras una máscara de madera con cuernos. No suelen faltar los cencerros colgados de la cintura y los bailes más o menos compulsivos para hacerlos sonar y alejar a los malos espíritus.

Es un ritual común a toda la zona balcánica, donde recibe el nombre de kuker (en Rumanía sería brezaia). Se cree que desde tiempos de dacios y tracios se realizaba en honor de Dionisos como herencia helenística, incluyendo sacrificios de niños ataviados de cabra en metáfora de la germinación de las plantas, que traería las correspondientes cosechas.

Con los disfraces, y acompañados de la inevitable taraf o banda musical, los participantes recorren las calles cantando temas típicos de las fechas al ritmo marcado por elementos móviles de la misma máscara. También suelen estar presentes los tipos populares, plasmados caricaturescamente en el alcalde, el militar, el médico, el gitano, etc.

Reservando alguno de los vuelos a Bucarest que tanto ofertan hoy las compañías low cost se puede viajar a la capital rumana para, desde allí, buscar cualquiera de estas ancestrales fiestas y vivirla en persona.

Foto: Transilvania Amazing

Categories: Bucarest Tags: ,
Comentarios cerrados.