Inicio > Amsterdam > Pajareras Wifi en Ámsterdam

Pajareras Wifi en Ámsterdam

viernes, 8 de julio de 2016

vuelo Amsterdam

Ámsterdam es una de esas ciudades nórdicas que suelen sorprender a la gente, se autóctona, sea visitante, con originales iniciativas relacionadas con la habitabilidad y humanización del entorno urbano. En ese sentido, la última idea puesta en marcha combina diversos aspectos como la ecología y las comunicaciones para hacer más agradable la estancia y ofrecer un servicio a los ciudadanos: pajareras Wifi. ¿Suena raro? Desde luego, pero es algo muy interesante.

El proyecto se llama TreeWiFi y, como indica su nombre, consiste en una combinación de construcción de habitáculos en los árboles para las aves con el suministro de una red libre de Internet sin cable, además de la medición de los niveles de contaminación atmosférica. Porque cada pajarera lleva un sensor que realiza dicho análisis y, a través de un router, lo visualiza mediante luces LED para que cualquier peatón sepa el resultado.

Pero la cosa no acaba ahí porque cuando se detecta una mejora en la calidad del aire, la pajarera puede compartir su conexión a la Red con cualquier usuario, ofreciendo consejos al respecto antes de abrir el acceso libre online. Una forma muy imaginativa de informar y concienciar en materia de contaminación. Imaginativa y barata, porque cada unidad instalada tiene un coste ínfimo en comparación con las estaciones clásicas, aparte de que su tamaño permite colocar muchas y cubrir un área mayoir, con un registro de resultados más exacto y fiable.

Lo que empezó el pasado mes de marzo como una mini startup con un simple prototipo aspiraba hace poco a recaudar donaciones por valor de 6.600 euros para desarrollarse pleanamente e instalar quinientas unidades más distribuidas por toda la ciudad y llevar a cabo el trabajo de manera más seria. Así, cualquiera que reserve su vuelo a Ámsterdam y visitando la capital holandesa necesite usar su smartphone o su tablet entrando en Internet, sólo tiene que fijarse si hay algún árbol cerca con una pajarera iluminada.

Si la luz es roja significa que el aire tiene un nivel de contaminación demasiado alto y no habrá nada que hacer; pero si está en color verde, no sólo se podrá respirar sin temor sino que además hay disponinibilidad de conexión Wifi gratuita. La reacción popular ha sido, cómo no, positiva. Se supone que la de los pájaros más aún.

Categories: Amsterdam Tags: ,
Comentarios cerrados.