Inicio > París > El Louvre revisa el inicio de la Historia en Mesopotamia

El Louvre revisa el inicio de la Historia en Mesopotamia

Viernes, 30 de diciembre de 2016

vuelo a Paris

Es imposible establecer con precisión en qué momento se dio el paso de la Prehistoria a la Historia, pero sí el lugar: Oriente Próximo, donde una amplia región conocida como Mesopotamia, por su extensión entre los ríos Tigris y Éufrates, alumbró las primeras civilizaciones propiamente dichas. Por tanto, el tema no sólo resulta de un interés especial sino que da para una jugosa exposición y así lo han comprendido en París.

En efecto, el Museo del Louvre le dedica la atención desde el pasado mes de noviembre bajo el título L’Histoire commence en Mésopotamie, es decir, La Historia comienza en Mesopotamia. Un paseo por aquellas culturas que ocuparon básicamente lo que hoy es Irak y que fueron la cuna de la economía y la escritura, así como de las primeras ciudades; que fue donde se desarrollaron los sistemas políticos y administrativos por primera vez.

De hecho, aunque nuestro mundo actual es muy diferente en lo relativo a urbanismo, creencias y otros muchos aspectos, a la vez resulta deudor del legado de aquellas incipientes civilizaciones, a la vez cercanas y distantes, cuyas manifestaciones más vistosas han pasado a la posteridad en el plano artístico, tanto el arquitectónico como el escultórico, de lo que el museo francés tiene una buena colección y que ahora exhibe al público en su sede de Lens.

Tres mil años de hitoria en una muestra organizada por Ariane Thomas para demostrar la importancia fundamental de ese patrimonio mundial, parcialmente conocido a través de La Biblia y redescubierto por las expediciones arqueológicas del siglo XIX; patrimonio cuya existencia está amenazada en los últimos tiempos por la trágica situación bélica que sufre en los países de origen.

Un vuelo a Paris y el posterior traslado a Lens permiten descubrir la vida tres milenios atrás, en lugares de nombres evocadores como Sumeria, Akad, Uruk, Mari, Lagash, Nínive o Babilonia, de los que proceden las cerca de cuatrocientas piezas reunidas (esculturas, relieves, estatuillas, tablillas, joyas, etc), la mayoría pertenecientes al museo pero otras cedidas por prestigiosas instituciones como el British Museum.

Todo ello organizado en un recorrido cronológico y temático que incluye alusiones contemporáneas pero de inspiración mesopotámica, como la ópera de Verdi Nabucco, la novela de Agatha Christie Asesinato en Mesopotamia o la presencia del demonio Pazuzu en la película El exorcista. Será hasta el 23 de enero.

Categories: París Tags: ,
Comentarios cerrados.