Inicio > Málaga > Realismo socialista en la Colección Museo Ruso de Málaga

Realismo socialista en la Colección Museo Ruso de Málaga

viernes, 9 de marzo de 2018

Es posible que mucha gente no sepa que uno de los atractivos culturales -y, por ende, turísticos- de Málaga sea una institución establecida en la ciudad andaluza hace muy poco, en 2015. Se trata de la Colección Museo Ruso San Petersburgo Málaga, una sede en suelo español del Museo Estatal Ruso que se ubica en la antigua Real Fábrica de Tabacos.

Más de cien mil personas la visitan anualmente, así que ya tiene arraigo suficiente como para considerarla semi-permanente, contando en sus instalaciones con varias salas expositivas, otras de proyección, algunas de lectura, un auditorio, talleres infantiles, tienda, cafetería… La colección propiamente dicha ocupa dos mil trescientos metros cuadrados y va cambiando cada seis meses o un año, más o menos, rotando fondos del Museo Ruso original de San Petersburgo.

Lo que puede contemplar un visitante que busque algún vuelo a Málaga y se acerque hasta la Real Fábrica de Tabacos es, desde el pasado 10 de febrero, la exposición Radiante porvenir. El arte del realismo socialista, un conjunto de ciento treinta y dos obras representativas del período posterior a la finalización de la guerra civil rusa, desde 1930 hasta los últimos años cincuenta del siglo XX, abarcando pues el período estalinista, la Segunda Guerra Mundial y los inicios de la Guerra Fría.

Una etapa en la que se instauró un régimen totalitario, controlador de todas los ámbitos de la vida de los ciudadanos, lo que repercutió en las concepciones artísticas, sometidas a una implementación de la propaganda política regulada por el estado. Así se creó una imagen muy especial del mundo soviético, que aparecía como un estado unido, feliz y justo, cuyos ciudadanos vivían entusiasmados y con prosperidad.

En pintura se impuso un realismo que reaccionó contra el constructivismo y el formalismo de las décadas anteriores ensalzando a artistas como Alexander Gerasimov y Vasily Efanov. Fueron ellos lo que hicieron retratos de los líderes comunistas y militares en actitudes solemnes, quienes plasmaron momentos históricos desde una perspectiva oficialista a mayor gloria de Stalin y otros jerifaltes, que aparecían envueltos en halos de sabiduría, heroísmo y cercanía con su pueblo.

Dentro de su abanico temático ocupaba un lugar destacado la loa al trabajo: los lienzos se llenaron de motivos referentes a la industrialización, la agricultura, la construcción, la colectivización, etc. Otro eje importante fue la glorificación del ejército, sus jefes y sus gestas históricas, También aparecen a menudo otros temas como la juventud y el deporte, símbolos del brillante futuro del país, de la creación de un Hombre nuevo. En ello destacaron los pintores Alexander Deineka y Alexander Samojválov.

Radiante porvenir. El arte del realismo socialista estará abierta hasta el 26 de agosto y se completa su oferta con otras dos muestras temporales: La mirada viajera. Artistas rusos alrededor del mundo (ciento cinco obras de artistas viajeros como Piotr Konchalovski, Alexander Ivánov o Kliment Redko) y Mikhail Schwartzman (trece ejemplos de lo que él llamaba hieraturas de tono místico-religioso)

Categories: Málaga Tags: ,
Comentarios cerrados.