Inicio > Barcelona > La fiesta barcelonesa de Sant Josep Oriol

La fiesta barcelonesa de Sant Josep Oriol

viernes, 23 de marzo de 2018

La mayoría de los que reservan algún vuelo a Barcelona lo hacen con al idea de visitar, fundamentalmente, el centro urbano o, en todo caso, alguno de los atractivos algo más alejados como el Tibidabo, porgamos por caso. Ahora bien, aunque lo que suele llamar la atención de esos sitios son los estilos arquitectónicos medievales y modernista, rebosan interés suficiente como para derrocharlo de otras muchas formas y un buen ejemplo de ello es la fiesta mayor que se celebra en el barrio del Pi durante la primavera.

Concretamente tiene lugar del 17 al 15 de marzo y constituye un homenaje a San Josep Oriol o San José Oriol, que fue un sacerdote español oriundo de la ciudad condal que dedicó su vida al cuidado de los enfermos en la Roma del siglo XVI. El escenario, como decimos, es el citado barrio, que se ubica en el distrito de Ciudat Vella, en pleno casco histórico: una parte de esos casi cinco kilómetros cuadrados, que incluyen la Barceloneta, el Barrio Gótico, el Raval y San Pedro, Santa Catalina y la Rivera, corresponden a Pi, caracterizado por la plaza homónima, la iglesia parroquial y, sobre todo, el famoso Mercado de la Boquería.

Todo empieza el primer sábado con el clásico repique de campanas anunciadores del evento y el correspondiente pregón, que este año 2018 tiene en Emili Boada i Rovira, un comerciante de la zona, al encargado de leerlo; el pregonero. Entonces es cuando empieza la fiesta propiamente dicha. Primero, con una recreación del milagro que protagonizó San José Oriol al transformar las rodajas de un rábano en dinero para pagar la cena de su compañero de viaje. Por supuesto, las monedas de chocolate asumen un papel especial estos días, tanto en ese momento como en otros posteriores en los que la infancia tiene el protagonismo.

Tras las monedas llegan las sardanas. El baile folklórico más típico de la región correrá a cargo de la Cobla Sant Jordi-Ciudat de Barcelona. Y de un tipismo a otro: esa tarde no faltarán los castellers de la ciudad y de Cerdanyola, que ya de noche darán paso a la representación del Retablo de Sant Josep Oriol.

El domingo animales de toda Cataluña cvan a acompañar al Lleó y la Mulassa barcelonesa. Seguirá habiendo actos esos días pero el gran momento se retomará de nuevo al acercarse el fin de semana siguiente, empezando el jueves por una charla en la Casa de los Entremeses y continuando el viernes, que es la onomástica del santo y se sucederán un pasacalle infantil, los cada vez más habituales cuentacuentos y el oficio de fiesta mayor con el Baile de los Gigantes originales y el canto de los Gozos de Sant Josep.

Los gigantes masculinos de Ciudat Vella serán los que abran los actos del sábado con el tradicional Paseo de los Oriols, otro de esos momentos en los que menudean las monedas de chocolate para culminar la ofrenda floral. A mediodía llegará la actuación deel Esbart Catalá de Dansaires y, al caer la tarde, entre juego y juego, será el turno de los populares Atracos de Perot lo Lladre, una remembranza del famoso ladrón Perot Rocaguinarda, cuyas correrías tuvieron lugar entre los siglos XVI y XVII y fueron reseñadas por Cervantes en la segunda parte de El Quijote. La jornada se remata con verbena nocturna.

Por último, el domingo toca despertarse a ritmo de los gralleros y tamborileros en un pasacalles especial en el que toman parte leones de toda Cataluña con el objetivo de celebrar los veinticinco años de la recuperación del Lleó de Barcelona. Otra vez gigantes y el Cavall dels Nebot, procedente de Riudoms y la mayor bestia de la comunidad, completarán ese pintoresco cuadro que es una auténtica muestra de cultura popular.

Categories: Barcelona Tags: ,
Comentarios cerrados.