Inicio > Madrid > Dos exposiciones de pintura del siglo XVI en El Prado para este verano

Dos exposiciones de pintura del siglo XVI en El Prado para este verano

lunes, 30 de abril de 2018

Todos los amantes de la pintura del siglo XVI tienen una cita en Madrid esta primavera-verano. El Museo del Prado ofrece no una sino dos exposiciones sobre esa época que prometen satisfacer a cualquier visitante, sea éste aficionado al arte o no especialmente. Ambas se inauguraron este mes de abril que termina ahora y se van a mantener abiertas hasta el 5 de agosto.

La primera se titula Rubens. Pintor de bocetos y se ha organizado junto con el Museo Boijmans Van Beuningen, con patrocinio de la Fundación AXA y la colaboración del Gobierno de Flandes. El maestro holandés realizó aproximadamente medio millar de bocetos a lo largo de su carrera y 73 de ellos han sido reunidos para la ocasión por los comisarios de la muestra: Friso Lammertse, conservador de pintura antigua del Boijmans Van Beuningen Museum, y Alejandro Vergara, jefe de conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo del Prado.

Los bocetos expuestos proceden de las colecciones del Prado y el Bojimans pero también de otras importantes instituciones mundiales, caso del Louvre parisino, el Hermitage ruso, la National Gallery británica o el Metropolitan de Nueva York, completándose con otras obras del propio Rubens que sirven para contextualizar el conjunto y dejan en 93 piezas el total. Con ellos podemos ver cómo fue la preparación de cuadros como el Hércules Farnesio, la series de Aquiles y la Eucaristía o las pinturas del techo de la iglesia de los jesuitas de Amberes. También se puede contemplar el Manuscrito Bordes, copia de un cuaderno perdido que había escrito y dibujado el artista.

La otra exposición es In lapide depictum. Pintura italiana sobre piedra 1530-1555, una selección de 9 obras que tiene como insólita característica el estar realizadas no sobre lienzo o tabla sino sobre piedra monocroma (pizarra y mármol blanco) por autores como Sebastiano del Piombo, Tiziano, Daniele da Volterra y Leandro Bassano. Tres de ellas, por cierto, han sido restauradas recientemente.

Ana González Mozo, Técnico Superior de Museos del Área de Restauración del Museo del Prado y comisaria de la muestra, ha elegido piezas de la colección madrileña más otras dos procedentes de Nápoles. Tienen un interés especial porque son un reflejo de la búsqueda de nuevos conceptos estéticos y hasta filosóficos, desde el intento de captar la incidencia de la luz en ese tipo de superficie a la forma de percibir el entorno natural según los textos clásicos, pasando por el deseo de la perdurabilidad.

Por tanto, dos eventos en un mismo sitio y ambos con elementos suficientes para subyugar al espectador. Es hora de ir buscando algún vuelo a Madrid para los próximos tres meses.

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.