Inicio > Jerez > Toros y vino por Jerez y la provincia de Cádiz

Toros y vino por Jerez y la provincia de Cádiz

martes, 22 de mayo de 2018

Jerez es un nombre con resonancia a vino y toros, por eso no resulta extraño que ambos elementos se puedan juntar durante una visita a esa ciudad una vez se haya visto lo más granado de su oferta turística y monumental. Además permite recorrer buena parte de la provincia de Cádiz y hacerse una idea cercana de su idiosincrasia.

Así pues, decidámonos: busquemos un vuelo a Jerez, alquilemos luego un coche e iniciemos desde esa ciudad lo que se ha dado en llamar la Ruta del Toro, un itinerario por carretera que discurre de norte a sur a través del Parque Nacional de Los Alcornocales. Son 167.767 hectáreas jalonadas por una bella carretera de aproximadamente un centenar de kilómetros que llega hasta Los Barrios travesando hasta 17 municipios y cubierto por bosque autóctono mediterráneo.

La visita a este parque, declarado por la Junta de Andalucía en 1989, permitirá, entre otras cosas vinculadas al aire libre y la naturaleza, contemplar dos especies animales que no tienen nada que ver. Una es el lince ibérico (aunque no está claro si quedan ejemplares o no) como representante de la fauna salvaje que también integran gatos monteses, meloncillos, ginetas, corzos moriscos y una amplísima representación de aves.

La otra, cuya visión está garantizada, es el toro bravo, que da nombre a la ruta. Porque Los Alcornocales tiene múltiples usos y uno de ellos es el ganadero, donde se cría una raza autóctona retinta especialmente apreciada por su carne. Lo mejor es que se puede ver a las reses en su hábitat natural, la dehesa, entre pastos y olivares de la Campiña de Jerez, el Campo de Gibraltar o La Janda.

Algunas fincas organizan espectáculos de doma vaquera y Escuela Española. Otras, dedicadas a la producción vinícola, ofrecen la posibilidad de asistir al proceso de elaboración del caldo típico de la tierra y del brandy. Como además se pasa por preciosos pueblos andaluces no faltará la ocasión de catar la rica gastronomía local en alguna venta típica o fotografiar algún Conjunto Histórico-Artístico como el de Medina Sidonia, por ejemplo.

Si se prefiere centrar la atención en las maravillas que se encontrarán dejándose guiar, también es posible realizar ese trayecto u otro similar contratando una de las diversas excursiones que suelen ofertarse. Sea cual sea la opción elegida, está garantizada la experiencia de inmersión en en el mundo andaluz en general y gaditano en particular.

Imagen: Juan Pablo Zumel Arranz en Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0

Categories: Jerez Tags: ,
Comentarios cerrados.