Inicio > París > Las etapas azul y rosa de Picasso en el parisino Museo de Orsay

Las etapas azul y rosa de Picasso en el parisino Museo de Orsay

viernes, 21 de septiembre de 2018

Desde el pasado 18 de septiembre todos los viajeros amantes del arte tienen una excusa para buscar un vuelo a París y acercarse al espléndido Museo de Orsay porque desde ese día hasta el 6 de enero de 2019 podrán disfrutar de uno de los artistas más grandes, y mediáticos de la Historia en la exposición que lleva por título Picasso. Azul y rosa.

Como sabrán los aficionados, azul y rosa son los colores que dan nombre a sendas etapas por las que el pintor malagueño pasó antes de abrazar el cubismo. Con diecinueve años ya había orientado su vida a los pinceles pero aún combinaba su vanguardismo vocacional con cierto academicismo para contentar a su padre, que quería que fuera funcionario. Eso fue lo que le llevó a visitar París en 1903 como representante español en la Exposición Universal.

Desde entonces vivió un tiempo a caballo entre la capital francesa y España mientras su estilo iba evolucionando, pasando por el prefauvismo y el posimpresionismo para después abrir el período azul y más tarde el rosa. Esas dos últimas etapas son las que ahora muestra el Museo de Orsay en colaboración con el Museo Nacional Picasso francés, ofreciendo al visitante un importante conjunto de pinturas y dibujos: cerca de 300 obras.

Todas ellas realizadas por Picasso antes de cumplir 25 años entre 1900 y 1906, siendo seleccionadas por Claire Bernardi, curadora, museo de Orsay, Stéphanie Molins, gerente de proyecto del presidente en el Museo Nacional Picasso-París y Emilia Philippot, curadora de esta última institución. No faltan piezas maestras como La vida o La habitación azul y otras menos conocidas como La acróbata de la bola, que sin embargo es importante porque muestra la transición del azul al rosa.

Esos cuadros no proceden sólo de los dos museos galos sino también de préstamos de colecciones públicas y privadas destacadas como el Museo Picasso de Barcelona, la National Gallery de Washington, la Tate Modern londinense, el Museo de Arte de Cleveland, el Museo Pushkin moscovita o la Colección Rockefeller.

Categories: París Tags: ,
Comentarios cerrados.