Archivo

Archivo para noviembre, 2018

Exposición sobre el imperio asirio de Asurbanipal en el British Museum

viernes, 30 de noviembre de 2018 Comments off

Cualquiera que haya usado alguno de los muchos vuelos a Londres disponibles desde múltiples aeropuertos españoles habrá visitado, casi con total seguridad, el British Museum. Es uno de los grandes atractivos de la capital británica y uno de los museos más importantes del mundo. Parte de su interés radica en que posee una colección muy variada, capaz de atraer a un público variopinto, y entre sus fondos figura con especial fulgor el arte mesopotámico.

Por eso no extraña que, el pasado 8 de noviembre, esa institución inaugurase una exposición dedicada a la civilización asiria. Lleva por título el expresivo I am Ashurbanipal king of the world, king of Assyria, es decir, Yo soy Asurbanipal, rey del mundo, rey de Asiria, pues ese personaje constituye el eje vertebrador de la muestra al haber sido en su momento el hombre más poderoso de la Tierra. De hecho, esas palabras que nominan el evento no son inventadas sino suyas realmente.

Asurbanipal reinó entre los años 669 y 631 a.C. Tenía su capital en Nínive (actual Irak) y con él llegó el máximo esplendor del Imperio Asirio, que se extendía desde el Mediterráneo oriental hasta las montañas del oeste de Irán. Además de sus campañas de conquista y pacificación, rematadas con un trato brutal a los enemigos derrotados, el monarca desarrolló una intensa actividad diplomática y cultural (creó la primera gran biblioteca de la Historia) que no tuvo continuación a su muerte, por lo que el imperio no tardó en desmoronarse y Nínive quedó reducida a ruinas en el 612 a.C.

El rastro del personaje se perdió en la Historia hasta el descubrimiento arqueológico de la ciudad a mediados del siglo XIX, lo que permitió reconstruir su vida y entorno. La exhibición de Londres nos permite acercarnos a él a través de una serie de piezas procedentes de los fondos del museo pero también de préstamos (Louvre, Hermitage, Vaticano, Vorderasiatisches)y que nos abren una ventana a aquel rincón de la Antigüedad: palacios, esculturas, muebles suntuosos, jardines exóticos, preciosas joyas, impresionantes relieves sobre la caza del león…

Una oportunidad para echar un vistazo a ese período tan fascinante, tan lejano y a la vez tan familiar, para lo cual hay tiempo hasta el 24 de febrero de 2019.

Curiosa instalación videográfica sobre las Fallas en el IVAM

martes, 27 de noviembre de 2018 Comments off

Con un título tan curioso como El peso de las cenizas. Anna Malagrida, el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) ofrece lo que define como «un proyecto site specific» de la artista barcelonesa homónima, con un tema inaudito: las cenizas generadas durante la cremá de las Fallas de Valencia (o sea, durante la quema).

Se trata de un proyecto videográfico que intenta reflexionar, abriendo nuevas líneas para ello, sobre cuestiones diversas derivadas de esa fiesta como la transformación de la materia, la entropía, la memoria y la identidad cultural. Anna Malagrida se plantea si la elevada entropía en un proceso de transformación de la materia una imagen premonitoria podría considerarse una alegoría del colapso o de una agonía de nuestro mundo.

Y surgen entonces preguntas complementarias: ¿Cuánta energía se desprende de las fallas? ¿Cuánto pesan sus cenizas? Todas estas reflexiones, nacidas a raíz de la observación de la cremá, se plasman en una decena de vídeos que, unidos, forman una gran instalación videográfica concebida específicamente para la Galería 6 del IVAM y que se inauguró el pasado 28 de octubre.

La transformación física de los bloques de poliestireno que sirven para fabricar las esculturas y si conversión en cenizas, la posterior gestión de los residuos, la belleza de la fiesta o la cohesión social que facilita son otros aspectos del trabajo de Anna Malagrida, que alcanza luego un nivel más abstracto al plantear cuánto pesan la belleza del fuego o los recuerdos, tomando como referencia el concepto de infraleve (medición de lo inmaterial) formulado por Marcel Duchamp.

El peso de las cenizas. Anna Malagrida, que lleva como subtítulo Manifestaciones de la energía y transformación de la materia, se podrá visitar hasta el 24 de febrero de 2019. Si se viaja de fuera, por supuesto, habrá que buscar antes un vuelo a Valencia.

Retrospectiva de Giacometti en el Guggenheim bilbaíno

sábado, 24 de noviembre de 2018 Comments off

Una vez más, hay que buscar algún vuelo a Bilbao y acercarse hasta el emblemático Museo Guggenheim porque el pasado 19 de octubre inauguró una exposición dedicada a uno de los artistas contemporáneos más destacados: Alberto Giacometti. Se trata de una retrospectiva que reúne más de doscientas piezas entre esculturas, dibujos y pinturas, mostrando el desarrollo creativo que el suizo experimentó a lo largo de cuarenta años de trayectoria profesional.

El título del evento es simple: Giacometti. Retrospectiva. No necesita mucho más porque fue uno de los maestros indiscutibles e influyentes del siglo XX. Nacido en Burgonovo en 1901, creció en un ambiente artístico porque su padre fue pintor impresionista y su padrino fauvista. Él estudio en la Escuela de Bellas Artes de Ginebra y luego en la Académie de la Grande Chaumière de París, empezando por el cubismo para luego deslizarse hacia el surrealismo.

Vivió en Montparnasse rodeado de los colegas de la época y decantándose por la escultura, a la que confirió un estilo muy característico, con figuras muy alargadas, ya que hacia 1935 volvió a cambiar, inclinándose por la figuración hasta el final de su vida. Se casó tras la Segunda Guerra Mundial y empezó la etapa más productiva, con exposiciones mundiales, encargos, premios y el aplauso de la crítica. Defensor de la que sólo la reducción agudiza la mirada, fue él mismo quien acuñó la frase que sintetiza su forma de entender el arte: «Ver, comprender el mundo, sentirlo intensamente y ampliar al máximo nuestra capacidad de exploración”.

Esta muestra ofrece una perspectiva de su obra bastante singular, pues concede relieve especial a la colección de arte -incluido material de archivo- que posee la Fundación Giacometti de París, reunida por su viuda, Annette. También se ofrece la posibilidad de contemplar juntas las ocho esculturas de yeso que hizo para la Bienal de Venecia de 1956 con el título Femmes de Venise (Mujeres de Venecia).

Todo ello comisariado por Catherine Grenier, de la Fondation Giacometti de París, y Petra Joos, del Museo Guggenheim Bilbao (comisaria adjunta: Mathilde Lecuyer-Maillé). Será en la sede del Guggenheim de Bilbao hasta el próximo 24 de febrero de 2019.

Categories: Bilbao Tags: ,

El Museo del Prado celebra su segundo centenario con una exposición sobre el tema

martes, 20 de noviembre de 2018 Comments off

Suena casi a tópica pero la realidad es que si se reserva un vuelo a Madrid con la idea de conocer lo más interesante de la capital resulta inevitable reservar un hueco para acercarse el Museo del Prado. No supone un esfuerzo; al contrario, una vez dentro el visitante que nunca haya estado se llevará a una sorpresa y el que ya lo conozca seguirá descubriendo rincones y novedades que, tanto en un caso como en otro, garantizan salir de esa experiencia con plena satisfacción.

Y ahora con más razón todavía, porque la que está considerada pinacoteca más importante del mundo celebra su segundo centenario y lo hace con una exposición especial titulada Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria. Está comisariada por por Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española (hasta 1700) de la institución, y supone un viaje por el devenir del museo a través de ocho etapas y ciento sesenta y ocho obras escogidas, de las que ciento treinta y cuatro corresponden a colecciones propias y el resto a préstamos de museos de todo el mundo.

Esas etapas son: 1819-1833-El Museo Real, 1833-1868-El Museo de la Trinidad. El descubrimiento europeo del arte español, 1868-1898-La nacionalización del Prado. Una meca para los pintores, 1898-1931-Una Edad de Plata. Progresos científicos. La creación del Patronato, Donaciones y legados, 1931-1939-En el camino. República y Guerra Civil, 1939-1975-El franquismo y 1975-2019-Una historia compartida.

Como se puede apreciar, un recorrido cronológico que empieza el 19 de noviembre de 1819 al inaugurarse el Museo Real con fondos procedentes de las colecciones reales. El rey Fernando VII tomó la decisión a instancias de su esposa, María Isabel de Braganza, siguiendo la estela de otros sitios como Francia con el Louvre, Inglaterra con la National Gallery o Berlín con la Pinacoteca. Madrid se unió así a ese grupo de ciudades que no sólo inventariaban su patrimonio artístico sino que lo mostraban a sus ciudadanos.

De paso, la creación del Museo del Prado sirvió para reivindicar la pintura española, que estaba absurdamente olvidada en el plano internacional; por eso inicialmente sólo se hacían adquisiciones de artistas nacionales. Los aficionados actuales no tienen ese desconocimiento y por eso se prevén muchas visitas desde aquí hasta la fecha de finalización del evento, que será el 10 de marzo de 2019.

Categories: Madrid Tags:

Excursión a la Cascada del Ézaro, única europea en verter directamente al mar

viernes, 16 de noviembre de 2018 Comments off

Santiago de Compostela siempre es una buena propuesta para pasar unos días de vacaciones. Primero, por la belleza monumental de su casco histórico -catedral aparte-, que garantiza muchas horas de visita cultural con plena garantía de satisfacción. Y segundo, porque en su entorno tampoco faltan atractivos. Algunos de ellos naturales y tan sorprendentes como la Cascada del Ézaro.

Se encuentra en la Costa da Morte, ese litoral costero de abruptos acantilados batidos por viento y oleaje que constituye todo un espectáculo en sí mismo. Pero si uno se acerca hasta el municipio coruñés de Dumbría, enclavado en pleno Finisterre, descubrirá una fascinante visión que engrosa esa experiencia: la única cascada de Europa que vierte sus aguas directamente al mar salvando unos cien metros de altura.

Por los bosques de pinos y carballos de la comarca de Jallas (Xallas en gallego), serpentea el río homónimo también llamado Ézaro. Son algo más de 57 kilómetros cuyo cauce, al discurrir por un gran desnivel, alcanza considerable potencia, alimentando a varias centrales hidroeléctricas. Aún así, todavía le queda fuerza para llegar al Finis Terrae y verter su agua dulce con la salada de la ría que baña el océano Atlántico, a los pies del Monte do Pindo.

Ese monte también tiene su atractivo, pues su relieve está compuesto de bolos de granito cuyas caprichosas formas han originado varias leyendas sobre gigantes y otros seres mitológicos, algo reforzado por haberse hallado en sus laderas petroglifos, útiles de bronce y algunos restos arqueológicos más, tanto antiguos como medievales.

El caso es que en la falda del Pindo hay una plataforma balconada construida ex profeso para contemplar la cascada que baja vertiginosamente por su ladera y a la que se llega caminando por una pasarela de madera de aproximadamente un kilómetro de longitud. Eso sí, no es algo que se pueda ver todos los días porque la construcción del embalse de Fervenza supuso la extinción de la cascada al privarla de caudal. La presión de los grupos ecologistas locales ha permitido que desde 2000 se abran las compuertas una vez a la semana para recuperar ese espectáculo hídrico.

Por tanto, si uno reserva un vuelo a Santiago de Compostela (o a La Coruña) y se acerca hasta Dumbría, no tiene más que seguir la citada pasarela un domingo a media mañana, pues el horario para contemplar la cascada del Ézaro es de 12:00 a 13:30. Otra opción es, si se va en verano, visitarla por la noche y disfrutar contemplándola con la iluminación especial instalada por el Concejo. Es entre las 23:00 y las 00:00 pero hay que consultar los días.

Una visita a Itálica

martes, 13 de noviembre de 2018 Comments off

Ya tenemos reservado un nuevo vuelo a Sevilla; bien. ¿Pero qué hacer si ya conocemos más o menos la ciudad?. Hemos visto la Torre del Oro y visitado el Museo Marítimo que alberga, paseado por el Parque de María Luisa y montado en sus barcas, visitado la Catedral y subido a la giralda, recorrido los barrios históricos… ¿Qué más se puede añadir a la lista? Pues, por ejemplo y como hemos dicho muchas veces, salir del casco urbano para acercarnos a algún sitio de interés que esté en el entorno.

En el caso sevillano lo tenemos fácil porque a sólo siete kilómetros, en el municipio de Santiponce, está la Zona Arqueológica de Itálica. Se trata de una ciudad romana fundada en el año 206 a.C, la más antigua establecida por Roma en Hispania, a partir de lo que entonces era un poblado turdetano y que alcanzaría una considerable importancia en el período imperial, en los siglos I y II d.C, durante los mandatos de los emperadores Trajano y Adriano, ambos nacidos en ella.

Luego pasó a adquirir el estatus de colonia, diferente al de civitates y por ello más dependiente de la metrópoli, viviendo una segunda etapa de esplendor con Teodosio I. Eso le permitió sobrevivir también en tiempos visigodos, aunque con cierta decadencia que se agudizó durante la dominación musulmana hasta que en el siglo XII fue abandonada. Desde entonces, sus restos fueron expoliados y reutilizados para hacer obras públicas, perdiéndose así parte del patrimonio.

En 1912 fue necesario protegerla declarándola Monumento Nacional y hoy en día está sometida a campañas periódicas de excavaciones arqueológicas, constituyendo un atractivo turístico más de Sevilla. Y es que los visitantes descubrirán en Itálica rincones tan fascinantes como la muralla (aunque apenas queda una muestra de lo que fue un perímetro de 3.000 metros), el anfiteatro (uno de los mayores del mundo romano, con aforo para 25.000 espectadores), el teatro, las dos termas, los acueductos, el templo de Trajano y las casas particulares (en las que aún hay columnas, mosaicos, hornos, etc).

Itálica abre a las 9:00 todos los días excepto los lunes pero la hora de cierre depende de la estación (otoño e invierno hasta las 16:00, primavera hasta las 20:00, verano hasta las 15:00; esta última hora también sirve para domingos y festivos). Las visitas, guiadas, cuestan 20 euros (33 con transporte), aunque tienen descuentos por edades; duran una hora y media.

IMAGEN: El teatro romano de Itálica- Diego Delso en Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

Categories: Sevilla Tags: ,

Baños de barro en Ibiza

sábado, 10 de noviembre de 2018 Comments off

¿En qué va pensando un turista cuando reserva un vuelo a Ibiza para pasar unos días de vacaciones? La respuesta da muchas posibilidades, desde el obvio sol mediterráneo que calienta sus playas a las fiestas de las famosas discotecas insulares, pasando por las visitas culturales a sitios como Puig Molins o Sa Caleta, las compras en mercadillos hippies, las mañanas/tardes de relax en calas recoletas, algún paseo por Dalt Vila, la práctica de deportes acuáticos, etc.

Ahora bien, lo que probablemente no se le pasará a nadie por la cabeza, al menos a priori, es lo que vamos a proponer aquí: los baños de barro. Naturales, se entiende, pues de un tiempo a esta parte se han descubierto los beneficios que dicen que proporciona a la piel (desintoxicación, limpieza, proporción de tersura, antiinflamación…). En el caso ibicenco no estamos hablando de balnearios o centros terapéuticos; la naturaleza facilita la materia prima.

Basta con ir a alguna de las bellas playas que salpican el litoral y fabricarse uno mismo el lodo con tierra y agua; no es difícil y, como se podrá comprobar in situ, hay mucha gente paseando por la orilla del agua completamente embadurnada. Los principales sitios donde se practica esta curiosa costumbre son las playas de Aigües Blanques, en Santa Eulalia (que además es nudista); Sa Caleta, en Sant Josep (y su continuación, llamada Es Bol Nou) y Cala Xarraca, en Sant Joan de Labritja.

Si alguien se anima a hacer una excursión al islote de Espalmador, situado entre Ibiza y Formentera, encontrará una apoteosis informativa sobre los baños de barro. Pero no hay que dejarse llevar por ello; conviene advertir que en las charcas de barro de la laguna de sal del Parque Natural de Ses Salines está prohibido entrar, al tratarse de una zona protegida, y además resultan peligrosas por ser agua estancada (que podría provocar infecciones).

Así que, para cubrir la piel de una buena capa de lodo (en unos casos gris oscuro, en otros de tono rojizo) lo mejor será centrarse en las playas reseñadas, donde únicamente hay que coger tierra de los acantilados que las rodean y mezclarla con agua (sirve la del mar, recogida con una botella o un cubo playero).

Categories: Ibiza Tags:

El secreto de la romana Piazza Cavalieri di Malta

miércoles, 7 de noviembre de 2018 Comments off

Si alguien ha reservado un vuelo a Roma y es de los que buscan algo más allá de la oferta turística habitual; o si alguien se conoce ya los muesos y ruinas de la capital italiana y quiera una experiencia original e inaudita; o si alguien disfruta descubriendo rincones insólitos y quiere probar en el callejero romano, ha de leer este artículo con calma y paciencia porque al final vamos a desvelarle una curiosa propuesta.

Antes, deberá acercarse hasta la Piazza Cavalieri di Malta (Plaza de los Caballeros de Malta), un recoleto espacio abierto situado en el distrito de Ripa, una parte del centro urbano que se ubica en la margen izquierda del río Tíber, a la altura del Trastevere, junto al Puente Sublicio. Se trata de uno de los espacios urbanos que delimitan el entorno del Jardín Histórico de San Alesio y el Instituto Nacional de Estudios Romanos.

De hecho, como indica su nombre, forma parte de los terrenos del Gran Priorato di Roma dell’ Ordine di Malta, que junto a la iglesia palatina de Santa María del Priorato (construida en 1765 por el célebre Giovan Battista Piranesi, el de los fantásticos grabados arquitectónicos), ocupa la cima del Aventino, una de las legendarias siete colinas, accediéndose bien por la Via di Santa Sabina, bien por la Via di Porta Lavernale.

Decorando la plaza se ven varios trofeos militares de época romana que hacen referencia al armilistrum, un festival celebrado en otoño en honor de Marte, el dios de la guerra, durante el que se purificaban las armas de los legionarios antes de proceder a guardarlas mientras pasaba el invierno. A Marte se le consideraba padre de Rómulo y Remo, los míticos fundadores de Roma, y la tradición dice que en el subsuelo de la Piazza Cavalieri di Malta está enterrado Tito Tazio, que compartió el trono con el primero.

Como se puede apreciar, una visita a ese lugar puede resultar fascinante si se tiene en cuenta que, por todo lo expuesto, se trata de un sitio cargado de Historia y además muy antigua. Pero aún falta lo mejor, la sorpresa de la que hablábamos al comienzo. En uno de los rincones de la plaza hay una portada monumental con una gran puerta de hierro enverdecido por el tiempo. No tiene pérdida porque lo normal es que haya una pequeña fila de turistas esperando.

Pero no a que la abran sino para otear a través de su cerradura. Y es que al otro lado se aprecia el follaje de un túnel vegetal jardín y al fondo, descollando, aparece esplendorosa la cúpula de San Pedro del Vaticano en una de las vistas más originales que se pueden obtener en esta ciudad ya de por sí tan sugestiva.

IMAGEN: Angelo nastri nacchio en Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

Categories: Roma Tags: ,