Inicio > Londres > Exposición sobre el imperio asirio de Asurbanipal en el British Museum

Exposición sobre el imperio asirio de Asurbanipal en el British Museum

viernes, 30 de noviembre de 2018

Cualquiera que haya usado alguno de los muchos vuelos a Londres disponibles desde múltiples aeropuertos españoles habrá visitado, casi con total seguridad, el British Museum. Es uno de los grandes atractivos de la capital británica y uno de los museos más importantes del mundo. Parte de su interés radica en que posee una colección muy variada, capaz de atraer a un público variopinto, y entre sus fondos figura con especial fulgor el arte mesopotámico.

Por eso no extraña que, el pasado 8 de noviembre, esa institución inaugurase una exposición dedicada a la civilización asiria. Lleva por título el expresivo I am Ashurbanipal king of the world, king of Assyria, es decir, Yo soy Asurbanipal, rey del mundo, rey de Asiria, pues ese personaje constituye el eje vertebrador de la muestra al haber sido en su momento el hombre más poderoso de la Tierra. De hecho, esas palabras que nominan el evento no son inventadas sino suyas realmente.

Asurbanipal reinó entre los años 669 y 631 a.C. Tenía su capital en Nínive (actual Irak) y con él llegó el máximo esplendor del Imperio Asirio, que se extendía desde el Mediterráneo oriental hasta las montañas del oeste de Irán. Además de sus campañas de conquista y pacificación, rematadas con un trato brutal a los enemigos derrotados, el monarca desarrolló una intensa actividad diplomática y cultural (creó la primera gran biblioteca de la Historia) que no tuvo continuación a su muerte, por lo que el imperio no tardó en desmoronarse y Nínive quedó reducida a ruinas en el 612 a.C.

El rastro del personaje se perdió en la Historia hasta el descubrimiento arqueológico de la ciudad a mediados del siglo XIX, lo que permitió reconstruir su vida y entorno. La exhibición de Londres nos permite acercarnos a él a través de una serie de piezas procedentes de los fondos del museo pero también de préstamos (Louvre, Hermitage, Vaticano, Vorderasiatisches)y que nos abren una ventana a aquel rincón de la Antigüedad: palacios, esculturas, muebles suntuosos, jardines exóticos, preciosas joyas, impresionantes relieves sobre la caza del león…

Una oportunidad para echar un vistazo a ese período tan fascinante, tan lejano y a la vez tan familiar, para lo cual hay tiempo hasta el 24 de febrero de 2019.

Comentarios cerrados.