Inicio > Tenerife > Una Semana Santa en Tenerife

Una Semana Santa en Tenerife

jueves, 11 de abril de 2019

Se acerca la Semana Santa y la celebración religiosa arrastra consigo otro concepto ya inexorablemente ligado a ella: las vacaciones. Mucha gente tiene unos días libres y busca qué hacer para escapar a su rutina. Pues bien, si alguien está interesado en combinar esos dos componentes puede optar por buscar un vuelo a Tenerife y descubrir como se viven allí esas jornadas tan señaladas.

La Semana Santa tinerfeña remonta su historia a la conquista castellana, lógicamente, que tuvo lugar en el siglo XV, entre 1494 y 1496. Una vez pacificada la isla se introdujo el modo de vida peninsular y cristiano, fundándose las primeras cofradías y hermandades. La festividad tuvo momentos de esplendor pero, al igual que en muchos sitios de España, en el último cuarto del siglo XX entró en decadencia y sólo inició una recuperación a partir de 1994, cuando, descubierto su potencial turística, se volvió a fomentar aprovechando el quinto centenario de la fundación de Santa Cruz.

Así, aunque algunas cofradías han desaparecido ya (caso de la Penitencial del Clero), aún sobreviven ocho: Venerable Hermandad de la Santa Cruz y el Santo Entierro, Real Cofradía Nuestro Padre Jesús Cautivo y Maria Santísima de la Esperanza Macarena, Cofradía Penitencial Nuestro Padre Jesús Nazareno, Hermandad del Santísimo Sacramento, Real Esclavitud del Santísimo Sacramento, Real y Venerable Cofradía del Señor de las Tribulaciones, Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Cofradía del Cristo de Medinaceli.

El número de pasos procesionales asciende a diecisiete, repartiéndose por el centro de la capital insular y los barrios. La Semana Santa de Tenerife 2019 empezó el 15 de marzo con la presentación del cartel oficial, que lleva la imagen de Nuestra Señora de la Consolación; fue la primera advocación de la Virgen venerada en Santa Cruz mediante una talla que llevó el adelantado Alonso Fernández de Lugo. El 10 de abril se leyó el pregón y al día siguiente se hizo una presentación lírico-musical de los pasos procesionales.

Hoy es el Viernes de Dolores, que dará paso al primer fin de semana, donde el Domingo de Ramos cobra vistosidad por las procesiones de los ramos que habrá en las parroquias. De ahí en adelante salen procesiones diarias que culminan el Jueves Santo con la Procesión Magna, la del Cristo de la Buena Muerte, la Virgen de la Amargura, El Crucificado, San Juan, la Verónica, Jesús Cautivo y la Esperanza Macarena.

El Viernes Santo será el turno de otras veintiuna, incluyendo los diversos Vía Crucis. El Sábado Santo es de recogimiento, prólogo a ese Domingo de Resurrección cuyo protagonismo corresponde a la Procesión del Resucitado. Sin duda, Canarias constituye una forma muy original de vivir la Semana Santa.

Categories: Tenerife Tags: ,
Comentarios cerrados.