Inicio > Ibiza > Una escapada a Formentera en Semana Santa

Una escapada a Formentera en Semana Santa

lunes, 15 de abril de 2019

¿Buscando plan para estas vacaciones de Semana Santa? Lo cierto es que todo un mundo de posibilidades y depende de lo que se busque. Si se prefiere evitar las celebraciones religiosas, una buena opción podría ser viajar a una isla tranquila y disfrutar del relax que ofrezcan su clima, sus playas, su gastronomía y, en suma, todo aquello que constituya su idiosincrasia. Propongamos una mediterránea: Formentera.

Forma parte del Archipiélago Balear, en el que integra, junto con Ibiza y algunos islotes (ESpalmador, Espardell…), las llamadas Islas Pitiusas, nombre que les dieron los griegos en alusión a la abundancia de pinos (pitys) para diferenciarlas de las Gimnesias (Mallorca, Menorca), a las que bautizaron así por la escasez de equipamiento de combate de sus guerreros (aunque la denominación que perduró fue la fenicia, Balearides, adoptada por los romanos).

Formentera, la isla balear más pequeña, es también la más meridional. Se trata casi de una prolongación de tierra ibicenca pues únicamente las separan tres kilómetros y medio. Por eso la forma más fácil de llegar allí es reservar un vuelo a Ibiza y luego tomar uno de los barcos que salen de su puerto (o de los de Playa d’en Bossa, Figueretas, Es Cana, Cala LLongay y Santa Eulalia) operados por las compañías Balearia, Trasmapi, Mediterránea Pitiusa y Aqua Bus Ferry Boats.

Según el punto de partida, tardan entre 25 y 60 minutos, variando los precios en función de ello y del barco: hay tarifas entre 18 y 50 euros. Quien prefiera ahorrarse el trayecto aéreo hasta Ibiza e ir directamente, puede hacerlo desde la localidad alicantina de Denia, de donde zarpan un barco rápido que opera la ruta en un par de horas y uno lento que lo hace en el doble de tiempo.

Una vez en Formentera nos encontramos 85 kilómetros cuadrados prácticamente llanos (el desnivel mayor es de menos de 200 metros) con playas de gran belleza idóneas para familias como Illetes, Cala Saona y Es Migjorn, algunas nudistas (S’Espalmador, Llevant y Caló des Mort) y habiendo también numerosas calas. El Faro de la Mola (1861), el Parque Natural de Ses Salines y, quizá, alguna localidad pintoresca como San Francisco Javier, son otros atractivos formenteranos.

Categories: Ibiza Tags: ,
Comentarios cerrados.