Inicio > Santiago de Compostela > Fiestas del Apóstol en Santiago de Compostela

Fiestas del Apóstol en Santiago de Compostela

domingo, 21 de julio de 2019

¿De verdad alguien necesita aún rebuscar razones para reservar un vuelo a Santiago de Compostela, plantarse allí y conocer una de las ciudades más fascinantes de España? Bien, pues aquí va otra: hasta el próximo 31 de julio se halla inmersa en su mes festivo por excelencia, aprovechando la onomástica de su patrón, el apóstol homónimo, que también lo es de toda Galicia, aparte de gozar de la consideración de Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Miles de personas se unen así a las otras muchas que visitan la capital gallega tras realizar la que constituye su principal seña de identidad turística y cultural, el famoso Camino jacobeo, cuyas diversas ramas atraviesan España para confluir en la célebre Plaza del Obradoiro, ante la imponente fachada principal de la catedral. Allí se reúnen multitudes en un alborozado ambiente festivo que amenizan los peregrinos con sus cantos y que acompañan gaitas y tambores.

Todos las calles y callejuelas que se desarrollan en el entorno catedralicio, constituyendo un macizo pero vistoso casco antiguo de piedra y soportales, de paredes blasonadas y fuentes, de empavesados, tiendas de souvenirs, joyerías de azabache y ocasionales figurantes ataviadas de brujas. Entre todos inundan de gente Santiago de Compostela y le dan vida, como una especie de savia humana cuya frenética actividad no decaerá hasta bien avanzada la noche entre cañas, tazones de albariño y tapas de pulpo.

Antes, esos romeros habrán pasado por el emblemático Monte do Gozo, donde se ha levantado un complejo de bienvenida y alojamiento -pernocta, aparcamiento, atención sanitaria, masajes, Wifi gratuita…- que supone el prólogo perfecto para descansar del esfuerzo y recobrar fuerzas con vistas a entrar en la ciudad a ver la tumba del Apóstol, a aspirar el incienso esparcido por el curioso botafumeiro y, en suma, a disfrutar de unas jornadas que dejarán un recuerdo imborrable, con especial atención al 25 de julio, que es el día grande.

Anunciado la noche previa con un espectáculo de fuegos artificiales, el programa de festejos incluye conciertos al aire libre en el citado Monte do Gozo, convertido ya en un enclave cultural multidisciplinar al que se suman piscinas y un lago natural. Así que, lo dicho: fuera dudas; es hora de acercarse al norte. Nadie se arrepentirá.

Comentarios cerrados.