Inicio > Madrid > La pintura de los Brueghel, en el madrileño Palacio de Gaviria

La pintura de los Brueghel, en el madrileño Palacio de Gaviria

martes, 10 de diciembre de 2019

Nueva excusa para que los amantes del arte empiecen a buscar algún vuelo a Madrid. El Palacio del Marqués de Gaviria, un edificio señorial decimonónico ubicado en la calle Arenal y que en la actualidad, tras un período en que funcionó como discoteca, se usa para exposiciones temporales, ofrece desde el pasado 7 de octubre una muestra titulada Brueghel. Maravillas del arte flamenco que promete hacer las delicias de los susodichos aficionados.

Está organizada por Arthemisia España y su comisario es Sergio Gaddi, que ha seleccionado un centenar de obras consideradas representativas de esa saga de pintores. Saga porque hubo nada menos que ocho artistas con ese nombre, todos familiares, siendo los más destacados Pieter Brueghel el Viejo, Pieter Brueghel el Joven, Jan Brueghel el Viejo, Jan Brueghel el Joven, Jan Peter Brueghel, Abraham Brueghel y Ambrosius Brueghel. Para completar la visión de la época, se incluyen también piezas de una veintenta de artistas contemporáneos suyos, como Rubens, El Bosco o David Teniers el Joven.

El recorrido de la exhibición empieza con el fundador, Brueghel el Viejo (1525-1569), que plasma en sus cuadros escenas campesinas con carácter moralizante pero en tono sarcástico y provocador. Sin embargo, la mayor parte de su producción estuvo en manos privados, por lo que fue su primogénito, Pieter Brueghel el Joven (1564-1637), quien le dio a conocer al hacer copias del trabajo de su padre. El segundo hijo, Jan Brueghel el Viejo (1568-1625), siguió en la misma línea pero dando mayor protagonismo a la naturaleza y usando una técnica más minuciosa.

Jan Brueghel el Joven (1601-1678) –hijo de Jan el Viejo–, heredó el estudio de su padre y fue miembro de la Guilda de San Lucas, uno de los gremios de artistas y artesanos flamencos de mayor prestigio. Alcanzó gran éxito terminando los cuadros de su padre y vendiéndolos, además de aportar los suyos propios, realizados con un estilo muy particular. Tuvo once hijos y cinco de ellos se dedicaron a la pintura, como Jan Peter Brueghel (1628-1664), que se especializó en el género floral, y Abraham Brueghel (1631-1697), que lo hizo en paisajes y bodegones.

Por último, hay que resaltar la oportunidad de contemplar en Madrid las obras de Ambrosius Brueghel (1617-1675), un artista poco conocido del que se exponen Pareja de bodegones con flores y el ciclo de cuatro cuadros que representan la alegoría de los elementos (tierra, fuego, agua y aire). Será hasta el 12 de abril de 2020 por una entrada de 14 euros (se incluye audioguía).

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.