Inicio > Madrid > El mito del vampiro en CaixaFórum Madrid

El mito del vampiro en CaixaFórum Madrid

martes, 18 de febrero de 2020

El pasado viernes 14 de febrero CaixaFórum Madrid inauguró una nueva exposición. El hecho de que fuera precisamente el día de los enamorados, San Valentín, tiene su punto divertido porque el tema del evento tiene una curiosa relación con ello. Se titula Vampiros. La evolución del mito y, evidentemente, está dedicado a esas criaturas sobrenaturales que tanto recorrido han tenido en la literatura y el cine.

De hecho, aunque el mito del vampiro empezó su vinculación con el arte en el siglo XIX, fue en los dos siguientes cuando esa relación, simbiótica e ilusoria, alcanzó su máxima expresión. Y es que a principios del siglo XX, la recién nacida industria cinematográfica se apropió rápidamente de un personaje que había surgido de antiguas supersticiones griegas y árabes para extenderse por Europa Central durante la Edad Media y reforzar su presencia durante el siglo XVIII en escritos científicos y en novelas del romanticismo inglés decimonónico.

De hecho, aunque contaba con antecedentes como el Varney de James Malcolm Rymer (The feast of blood)o el Lord Ruthven de John William Polidori (The vampyre, que, según apuntan algunos debe bastante a Lord Byron), fue el Drácula de Bram Stoker el que realmente hizo fortuna, sobre todo tras ser adaptado a la gran pantalla -entonces muda- por Murnau en su Nosferatu. Después, una legión de cineastas probaron también a tratar el vampirismo, caso de Dreyer, Browning, Tourneur, Polanski, Herzog, Coppola, Burton, Bigelow y Weerasethakul, por ejemplo.

La exposición, que trata de relatar las tensiones entre el cine y este mito, por la transformación que éste va experimentando a causa del primero, reúne una selección de películas de fantasía que van desde proyectos de vanguardia hasta blockbusters. También incluye otras piezas, como obras literarias, collages surrealistas de Max Ernst, algunos grabados de Los Caprichos de Goya, las inquietantes pinturas del artista contemporáneo Wes Lang o la icónica imagen de Drácula interpretado por Bela Lugosi usada por Andy Warhol en su litografía titulada The kiss.

Hasta el 7 de junio, fecha en que terminará la muestra, hay tiempo para reservar un vuelo a Madrid y, hacerle una visita en su sede del Paseo del Prado. La entrada cuesta 6 euros y no incluye estacas, cruces ni ajos.

Categories: Madrid Tags:
Comentarios cerrados.