Descubriendo los secretos personales de Delacroix en París

martes, 12 de febrero de 2019 Comments off

¿Buscando destino para las próximas vacaciones de Semana Santa? Pues quien sea amante del arte en general y de la pintura romántica en particular ya tiene la solución y puede ir buscando algún vuelo a París porque el Museo del Louvre inauguró el pasado 7 de febrero una exposición especial dedicada a uno de los artistas más representativos de ese estilo: Eugène Delacroix.

Se titula Delacroix et Eugène. L’homme derrière l’artiste (Delacroix y Eugène. El hombre detrás del artista) y viene a ser un epílogo de la exitosa muestra que la institución francesa organizó el año pasado, convertida en la más visitada de su historia. La presente tiene la particularidad de haber sido concebida por una decena de estudiantes de la École du Louvre para profundizar en las facetas menos conocidas del maestro y dar una nueva perspectiva a su colección.

Y es que el lugar de encuentro en este caso no es el Louvre mismo pero sí un museo dependiente suyo, el Musée National Eugène-Delacroix, que desde 1920 está instalado en el que fue apartamento y último taller del pintor, en la Place de Fürstenberg, en pleno barrio de Saint-Germain-des-Prés. Es una recoleta casa con jardín que conserva no sólo la colección pictórica sino también otras piezas como grabados e incluso los pinitos literarios que probó a hacer.

Sus pasiones, lugares de refugio y otras cuestiones anecdóticas que entran más en la vida íntima que en la profesional, son la base de este evento que, de hecho, está basado en su diario personal y permite acceder a la ambivalencia y complejidad que caracterizaban su forma de ser, que era algo misantrópica y le llevaba a encerrarse en la soledad. Todo ello sin olvida la riqueza y diversidad de su arte, por supuesto, que al fin y al cabo son las razones de su inmortalidad.

Los estudiantes responsables de la muestra son Jade Barbet, Marion Benard, Eugenia Dell’Aiuto, Anne de Colonges, Louise Madinier, Isaline Msica, Marie-Liesse Postic, Rachele Riani, Alithea Soulie y Clemence Vergez, bajo la dirección de Dominique de Font-Réaulx (director de Programación y Mediación Cultural del Musée du Louvre) y la coordinación de Jessy Coisnon y Miléna Planche (del Museo Nacional Eugène-Delacroix).

Será en este poco conocido rincón de París hasta el próximo 6 de mayo, en horario de 9:30 a 17:30 excepto los jueves. La tarifa es de 7 euros, aunque resulta gratis con la entrada al Louvre y el primer sábado de cada mes.

Categories: París Tags: ,

Un tour para conocer la historia negra de Santiago de Compostela

viernes, 8 de febrero de 2019 Comments off

El lado oscuro suele resultar casi siempre más atractivo que el luminoso, aunque sólo sea mirándolo desde la seguridad que da una perspectiva exterior, ajena. Dicha perspectiva es, a menudo, temporal porque viene determinada por la dimensión histórica que adquiere el hecho en cuestión pero no es algo que necesariamente se aplique geográficamente. Por eso cada vez hay una mayor oferta de tours urbanos sobre el pasado criminal de ciudades, barrios u otros sitios.

De hecho, se trata de una alternativa turística complementaria que tiene un éxito razonable cuando se realiza adecuadamente, con guía y, a veces, incluyendo dramatización e incluso desarrollándose en horario nocturno para dar mejor ambientación. Por eso, quien haya reservado algún vuelo a Santiago de Compostela y esté interesado en una actividad diferente, más allá de las clásicas visitas a la catedral y otros monumentos -lo que no supone renuncia a ellas, por otra parte-, tiene esa otra posibilidad.

Se denomina <em>Free Tour Compostela Negra por el Casco Histórico, un nombre bastante descriptivo por sí solo. Consiste en recorrer la parte antigua de la ciudad para ir descubriendo por sus callejuelas y plazas los escenarios de asesinatos, juicios, choques bélicos y duelos que dieron forma a esa parte tenebrosa del pasado compostelano. Es una ruta a pie, guiada y en español, que dura aproximadamente una hora y media.

Sale desde la estatua de las Dos Marías del Parque de la Alameda (entrada Paseo de la Herradura) a las 19:00 y finaliza en la Plaza de la Quintana hacia las 20:30. Por el medio, todo un rosario de misterio, crímenes, venganzas, torturas, Inquisición, sociedades secretas, amores prohibidos, seres sobrenaturales y otras jugosas historias por el estilo que constituyen esa parte oscura, oculta, que contrasta con la belleza patrimonial típica del turismo en Santiago de Compostela.

Este tour se realiza los viernes y sábados, y aunque no es estrictamente necesario reservar, se recomienda hacerlo porque las plazas, obviamente, son limitadas.

Navegando por la ría de Bilbao

martes, 5 de febrero de 2019 Comments off

¿Qué llevamos en mente cuando tomamos un vuelo a Bilbao? Evidentemente, si viajamos a la capital vizcaína por vacaciones seguramente llevaremos apuntadas en la agenda una serie de visitas a sus rincones más atractivos desde el punto de vista turístico, desde el inevitable museo Guggenheim al de Bellas Artes, pasando por la fascinante Alhóndiga, la Basílica de Nuestra Señora de Begoña, el Teatro Azcárrága, el casco viejo con sus calles históricas, etc.

Pero hay una cosa que resulta inevitable tomar siempre como referencia: la ría, ese brazo de agua que vertebra la ciudad y que, dejando atrás aquellos tiempos industriales en los que no presentaba un aspecto precisamente sugestivo, hoy ha trocado las fábricas y astilleros por turismo, de manera que no sólo acoge en sus riberas algunos de los sitios más interesantes -entre ellos parte de los reseñados antes- sino que incluso puede constituir un fin en sí misma. Y para eso nada mejor que hacer como en otras urbes y navegarla.

Ello es posible gracias a Bilboats, una agencia de de paseos acuáticos con dos rutas que buscan ofrecer una visión del pasado y el presente de Bilbao desde esa ría que fue tan crucial para su devenir, facilitando de paso el descubrimiento de ambos márgenes, los edificios y monumentos que los jalonan y, en suma, proporcionar una relajante experiencia al viajero, además de una perspectiva del entorno tan original como poco común.

Esas rutas, mitad culturales y mitad de ocio, llevan desde el centro urbano (el punto de atraque es la Plaza Pío Baroja) hasta Zorroaurre o al mar Cantábrico, en la zona del Puente Colgante de Portugalete. La primera dura aproximadamente una hora mientras que la segunda alcanza el doble y las dos incluyen ida y vuelta; en ambos casos se pueden hacer opcionalmente con audioguía en varios idiomas.

Bilboats cuenta para ello con dos barcos: uno es el Ibai Alai, un monocasco de 15 metros de eslora y dos cubiertas con capacidad para 80 pasajeros, todos con asiento individual, bar, WC y equipo de audio; el otro es un catamarán llamado Ibai Eder, de la misma eslora y aforo pero con una única zona de 40 metros cuadrados, aunque igualmente equipada.

Ambas naves pueden alquilarse para otras actividades como fiestas, despedidas de soltero/a y eventos diversos, además de ofrecer servicios también para asistir a los fuegos artificiales o las fiestas locales; asimismo, acogen grupos escolares con tarifas especiales. Hasta es posible solicitar una ruta a medida.

Categories: Bilbao Tags: ,

Comida, cocina y cultura van de la mano en Madrid con el Gastrofestival 2019

martes, 29 de enero de 2019 Comments off

A todo aquel que se derrita ante un plato de buenas viandas y todo lo que cultural y lúdicamente pueda relacionarse con él hay que recomendarle que busque inmediatamente un vuelo a Madrid y se plante en la capital para disfrutar de un evento que no es nuevo pero que en cada edición vuelve con fuerza para empezar el año satisfaciendo curiosidad y estómago: el Gastrofestival.

En este 2019 empezó el pasado 23 de enero y va a continuar hasta el 10 de febrero, así que hay tiempo todavía para aprovechar alguna de las múltiples ofertas que incluye en su programa, el cual es un poco especial porque este año cumple su primera década. Una fiesta para los sentidos, todos, no sólo el gusto porque en realidad el Gastrofestival va más allá de la simple deglución de alimentos; incluye un importante componente cultural, como decíamos antes, que se pone de manifiesto en una serie de propuestas.

De hecho, son más de 450 las instituciones y establecimientos que participan a lo largo de esos diecinueve días (tres más que el año pasado) permitiendo que la oferta gastronómica de Madrid se ponga en valor vinculando el arte culinario con diversas disciplinas artísticas, caso de la pintura, la música, la literatura, el cine, el teatro, el diseño, la fotografía o la moda. Y es que no sólo toman parte negocios relacionados con la restauración sino también museos, librerías, auditorios, etc.

Todo ello estructurado en los habituales siete bloques temáticos que son Madrid Gastronómico, Gastrocultura, Experiencias Sensoriales, Enocultura, Gastrofashion, Gastrosalud y Gastrofestival Solidario, a los que este 2019 se incorporan dos grandes novedades: la sección Gastrofestival Recomienda (selección de platos de una treintena de restaurantes locales) y un recetario de cocina casera madrileña (veinte recetas para ser exactos) elaborado por aficionados madrileños a los fogones.

Lo verdaderamente original de Gastrofestival es el abanico de posibilidades. Hay experiencias como los Menús cinco estrellas, Degustatapas o Gastrobocatas, entre otros ejemplos, pero también rutas guiadas, cursos, talleres, exposiciones y muchas cosas más. Que no sólo de comer vive el Hombre.

Categories: Madrid Tags: ,

Visita a bodegas de Jerez

viernes, 25 de enero de 2019 Comments off

Puede parecer algo tópico pero es que a menudo son los tópicos los que dan forma a un destino turístico y llaman la atención sobre él a viajeros potenciales. Así que si alguien busca un vuelo a Jerez no sólo deberá apuntar en su agenda las consabidas y recomendables visitas de referencia (Catedral, Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre, Palacio del Tiempo…) sino que también deberá experimentar con la gastronomía y ahí hay que hacer un hueco a algo tan típico como acercarse a alguna bodega.

En Jerez se cuentan muchas bodegas, siendo las más importantes las González-Byass, Domecq, Garvey, Estévez, Maestro Sierra, Williams & Humbert, Pilar Plá, Lustau, Romate o Tradición, entre otras. Algunas son visitables, de manera que se pueden conocer las instalaciones y aprender cómo es el proceso de elaboración de las bebidas en general y del jerez en particular, la bebida que William Shakespeare distinguía por encima de las demás y que da nombre a la ciudad.

Aparte del tema industrial, interesante porque algunas bodegas suman una existencia de casi doscientos años (caso de Tío Pepe) y otras son las más grandes de Europa (William & Humbert); las hay que tienen museo de carruajes e incluso yeguada. Pero lo realmente importante es que ofrecen catas de sus vinos y es probable que una de esas visitas incluya la posibilidad de comer asistiendo luego a un espectáculo de caballos. Y todo por un precio razonable para la oferta.

A menudo dicha oferta se diversifica (cata simple, cata completa, cata + almuerzo, cata + almuerzo + espectáculo) y además con horarios amplios que, según el elegido, ofrecen el paseo en español o inglés, como hace la Bodega Lustau. Domecq incluso distingue entre almuerzo sencillo y abundante. Eso sí, este tipo de visitas suelen ser en grupo y con reserva previa, a menudo según disponibilidad.

Categories: Jerez Tags: ,

Recorriendo la Roma de los Severos en un evento temático

martes, 22 de enero de 2019 Comments off

Buscar un vuelo a Roma es girar el pomo de una puerta que se abre a la Historia. Toda ella pero con especial intensidad la antigua, pues no en vano sus restos arqueológicos afloran casi por doquier en la ciudad actual. Uno de los ejes principales de ese mundo clásico es el que se ubica entre el Coliseo y la llamada Área Arqueológica del Foro y el Palatino, en las que se acumulan restos y restos.

Ésos dos puntos son también los lugares elegidos para acoger una exposición temporal que lleva por título Roma Universalis. L’impero e la dinastia venuta dall’Africa (Roma universal. El imperio de una dinastía venida de África) y se centra en explicar el período de los Severos, una dinastía que gobernó el imperio entre finales del siglo II y las primeras décadas del III. Debían su nombre al primero de la lista, Septimio Severo.

Los Severos hicieron una contribución fundamental al desarrollo histórico y artístico romano, de ahí que los organizadores del evento, el Parque Arqueoogico del Coliseo con la promoción de Electa, hayan decidido prestarles atención con una ruta escalonada que discurre entre los monumentos que esos emperadores construyeron o restauraron en al zona citada. Por supuesto, ese patrimonio constituye la parte visible, la base de partida para profundizar en otros aspectos políticos, económicos y sociales de la época, así como en las reformas aplicadas por los Severos.

O sea, el recorrido permite ir viendo sitios de referencia típicos, como el Foro, el Palatino, las Termas de Hailiogábalo (que abren al público por primera vez y las estatuas y bustos encontrados en su interior se exponen en el Templo de Rómulo), el complejo Vicus ad Carinas, la Domus Augustana, la Domus Severiana, el Stadium y la Viña Barberini. Todo ello con información suministrada a través de paneles y reconstrucciones visuales.

Esta extraordinaria ocasión de ver buena parte de lo más emblemático de la antigua Roma y descubrir los entresijos de uno de sus episodios concretos se inauguró el pasado 15 de noviembre de 2018 y permanecerá abierta hasta el 25 de agosto de 2019. Las exposiciones están incluidas en la tarifa de los billetes para el Coliseo, el Foro y el Palatino, que asciende a 12 euros pero con precios según edades y otros muchos descuentos.

Categories: Roma Tags: , ,

Una excursión a la isla alicantina de Tabarca

viernes, 18 de enero de 2019 Comments off

Los muros cargados de historia del Castillo de Santa Bárbara, los ficus centenarios del Parque Canalejas, los millones de teselas que pavimentan la Explanada de España, las ruinas arqueológicas de Lucentum, las visitas a los pintorescos pueblos del municipio… Quien reserve un vuelo a Alicante tiene muchas cosas que llevar apuntadas en su agenda y una de ellas, sin duda, sería hacer una excursión hasta la cercana isla de Tabarca.

Se trata de un pedazo de tierra situada a unos diecinueve kilómetros del litoral peninsular levantino, con una superficie de treinta alargadas hectáreas, de modo que presenta algo menos de dos kilómetros de longitud por cuatrocientos cincuenta meros de anchura máxima y una elevación sobre el nivel de apenas quince metros; de hecho, vista desde lejos asemeja la silueta de un submarino. Se estructura en dos partes, una bastante más grande que la otra, unidas por un exiguo istmo; también hay algunos islotes y peñascos alrededor.

Tabarca, cuyo nombre actual es de incierto origen (en la Antigüedad se la conocía como Planesia o Planaria) pero parece proceder del bereber Thabraca, carece prácticamente de vegetación más allá de arbustos y matorrales pero acoge un pequeño pueblo de unas docenas de habitantes que se creó en 1770 por encargo de Carlos III porque, hasta entonces, la isla era utilizada por piratas y contrabandistas. Fruto de esa iniciativa son las recias murallas -con tres puertas- y la Torre de San José, que siguen en pie y constituyen el principal atractivo monumental.

No es el único porque también están la iglesia barroca de San Pedro y San Pablo, la Casa del Gobernador y un faro; en 2004 se añadió el Museo Nueva Tabarca aprovechando el edificio de la Almadraba y no hay que olvidar el pueblo en sí, con su pintoresco callejero de diseño dieciochesco. Sin embargo, los visitantes de Tabarca suelen centrar su atención en la parte natural, pues las aguas insulares están catalogadas como reserva marina y se les pueden sumar la minúscula playa y una gruta natural que hay bajo las murallas, accesible en barca.

La mayoría, no obstante, llega a Tabarca (desde Alicante es una hora de navegación; desde Santa Pola bastante menos) sólo como curiosidad, para pasar el día. No son mucha gente en realidad pero teniendo en cuenta las dimensiones de la isla, parece abarrotada; sobre todo si se intenta encontrar hueco en uno de los restaurantes para degustar el apreciado caldero tabarquí, que es arroz con pescado. Una alternativa que puede resultar interesante es pernoctar in situ, ya que, además de algunos hostales, la Casa de Gobernador ha sido reconvertida en hotel.

Cultura y ocio infantil en el Museo Egipcio de Barcelona

miércoles, 16 de enero de 2019 Comments off

El Antiguo Egipto ejerce una extraordinaria fascinación popular más allá del mero interés por la Historia. Por eso quien sea especialmente aficionado al mundo de los faraones reserve algún vuelo a Barcelona para visitar la ciudad y descubrir lo mucho que puede ofrecer desde un punto de vista turístico debería apuntar en su agenda acercarse hasta el número 284 de la calle Valencia, donde tiene su sede el Museu Egipci (Museo Egipcio).

Creado por la Fundación Arqueológica Clos, una entidad privada sin ánimo de lucro, tiene una colección de unas mil cien piezas que suele mostrar en exposiciones permanente y temporales, además de organizar actividades diversas e iniciativas de divulgación de entre las que se pueden destacar las visitas nocturnas dramatizadas, los cursos de formación, los talleres juveniles e infantiles, las misiones arqueológicas y los viajes a lugares de interés histórico.

Ahora mismo, por ejemplo, está previsto para el sábado 19 de enero una noche en el museo para niños de seis a once años, que se va a desarroillar entre las 20:00 y las 9:00 e incluye el desentrañar un mensaje críptico en un mapa de Isis a través de las salas; todo ello bajo la supervisión de tres educadores especialistas en el tema. Asimismo, a las 19:00 horas del próximo miércoles 23 está previsto el acto de presentación de los nuevos cursos previstos para este año 2019, que se llevará a cabo en el Aula Magna con intervención de una parte del profesorado que los impartirá.

Y no hay que olvidar la exposición temporal abierta actualmente. Terminada el 31 de diciembre la que llevaba por título Pasión por el Egipto faraónico. 200 años de coleccionismo en el Museo Egipcio de Barcelona, queda vigente Tutankhamón. Historia de un descubrimiento, en la que se trata el que fue uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la Historia y, sin duda, el más mediático. Acompaña a este evento un taller infantil denominado Descubre el tesoro de Tutankhamón. Una aventura en la tumba del faraón niño, dirigido a menores entre seis y doce años segundo domingo de cada mes de 11:00 a 12:30.

En suma, una alternativa a tener en cuenta cuando se visita Barcelona, sobre todo si ya se conocen los grandes puntos de interés típicos o se quiere compatibilizarlos con algo original. O porque sí.

Categories: Barcelona Tags: , ,

Visitando el Observatorio del Teide

viernes, 11 de enero de 2019 Comments off

A priori, un observatorio astronómico no parece un sitio turístico. Se trata, al fin y al cabo, de un lugar de trabajo, no de ocio, y además no todo el mundo se interesa por la ciencia ni por el universo. Pero quien reserve algún vuelo a Tenerife para pasar unos días en la isla, bien podría hacer un hueco en su agenda para acercarse hasta el Observatorio de Izaña, también conocido como Observatorio del Teide porque está ubicado en sus inmediaciones, tal como se aprecia en la foto.

Es decir, que la consabida -y recomendable- visita al pico más alto de España podría rematarse con otra en la misma jornada al sitio y seguro que quien lo haga no se arrepentirá; no todos los días puede verse de cerca el mayor observatorio solar del mundo ni se cuenta con un cielo tan impoluto como el de la isla con unas condiciones meteorológicas que favorecen esa actividad, al quedarse las nubes por debajo de la cota en la que se sitúan las instalaciones, 2.390 metros.

De hecho, por eso se han construido dos importantes centros de ese tipo en Canarias: uno es el citado tinerfeño; otro, el del Roque de los Muchachos, en La Palma. Juntos constituyen el llamado Observatorio Norte Europeo. Fundado en 1959 (aunque el telescopio se colocó en 1964), al principio dependía de la Universidad de La Laguna, aunque luego se creó el IAC (Instituto de Astrofísica de Canarias) y asumió las funciones de gestión.

Hoy no tiene un único telescopio sino 16, de los que 13 son nocturnos y 3 solares, la mayoría dependientes de organismos internacionales, incluyendo la ESA (Agencia Espacial Europea). El más grande -mayor de Europa y de los primeros del mundo- se llama GREGOR y tiene una lente de metro y medio de diámetro pero todos han colaborado en una serie de descubrimientos astronómicos, desde docenas de exoplanetas a Teide 1 (una enana marrón), pasando por un agujero negro en la propia Vía láctea.

El observatorio es visitable, con guías en español, inglés y alemán que hacen un recorrido de hora y media, a veces combinándolo con otras cosas (el Parque Nacional, excursiones de observación nocturna, etc), durante el que se muestra alguno de los telescopios y se proyecta un vídeo didáctico, antes de ofrecer realizar una observación solar con telescopios más pequeños pero profesionales.

Todo ello los lunes a las 12:00 miércoles a las 15:00 y domingo a las 11:00 si se quiere el idioma español. La entrada cuesta 21 euros, aunque los niños de 8 a 16 años entran gratis (no se admiten menores). No es barato pero tampoco se trata de un lugar de ocio puro, de los que tanto abundan en Tenerife sino de una experiencia distinta y única.

Categories: Tenerife Tags: ,

El Prado presenta la pintura hispano-flamenca de Bartolomé Bermejo

martes, 8 de enero de 2019 Comments off

La colaboración entre el Museo del Prado y el Museu Nacional d’Art de Catalunya permite al espectador la admiración del virtuosismo técnico y el sugestivo mundo visual de un artista medieval no muy conocido, el cordobés Bartolomé Bermejo, que a pesar de ser andaluz desarrolló la mayor parte de su vida profesional en territorio de la Corona de Aragón.

Buen representante del estilo hispano-flamenco que caracteriza una etapa del gótico español, apenas hay datos sobre él salvo su fecha y lugar de nacimiento o que Bermejo se trataba en realidad de un apodo (alusivo probablemente a su calidad de pelirrojo), ya que su apellido auténtico era Cárdenas. Por los rasgos de su pintura se supone que debió estudiar en Flandes o, al menos, conocía bien el arte de esa zona de Europa que él tan bien imitó.

Es posible que fuera judeoconverso, de ahí que en su escueta biografía le encontremos en muchos sitios diferentes. Quizá pasó por Valencia, donde pintó el San Miguel de la iglesia de Tous (hoye en la National Gallery londinense) y luego llegó a Aragón, donde colaboró con maestros como Martín Bernat y Miguel Ximénez restaurando el retablo mayor de la Seo de Zaragoza, además de ocuparse del retablo mayor de la iglesia parroquial de Santo Domingo de Silos.

Daroca, Zaragoza, Barcelona… En esta última urbe firmó el retablo de la Piedad y desde ella se desplazó a Vich para hacer la Santa Faz de su catedral, que es la última obra suya de la que hay constancia documental, aunque parece que siguió trabajando un tiempo en vidrieras, acaso por necesidad económica. La muerte le llegó en la ciudad condal en 1501.

Siendo como fue uno de los artistas más relevantes del siglo XV, es manifiesto el interés que podría despertar para una exposición, por eso la gran pinacoteca de Madrid ha organizado la que titula sencillamente Bartolomé Bermejo. Su comisario es Joan Molina, profesor de la Universidad de Gerona, que ha reunido para la ocasión la mayor parte de las obras conservadas de Bermejo, 48 piezas, tanto en España como en museos de Europa y EEUU. Entre ellas figuran San Miguel triunfante sobre el demonio con Antoni Joan de Tou o la Piedad Desplá.

La muestra se inauguró el pasado 9 de octubre y permanecerá abierta hasta el 27 de enero, por lo que quedan las últimas semanas para reservar algún vuelo a Madrid y verla en la Sala C del edificio Jerónimos. Después viajará al Museu Nacional d’Art de Catalunya.

Categories: Madrid Tags: