Archivo

Entradas Etiquetadas ‘consejos’

Un noctámbulo en Amsterdam

jueves, 12 de noviembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Amsterdam

El segundo fin de semana de noviembre se celebra en Holanda el Crossing Border Festival, una serie de espectáculos culturales con especial predilección por cine y música. Este año no se serán en Amsterdam porque la ciudad elegida fue La Haya, pero en realidad la capital de los Países Bajos no necesita excusas para celebrar conciertos, actuaciones teatrales o proyectar películas. De hecho, es la tónica habitual cuando cae la noche, así que elige entre las ofertas de vuelos y adelante.

Si eres el tipo de turista que busca disfrutar la vida nocturna lo tienes fácil en Amsterdam. A cada paso te encontrarás con algún tipo de atracción, bien organizada, bien improvisada. Éstas últimas suelen concentrarse en Leidseplein, la plaza más conocida de la ciudad, donde los titiriteros, músicos, malabaristas, magos y demás familia artística muestran sus habilidades al aire libre ante los cientos de curiosos que aplauden. En ese mismo lugar están el Teatro Municipal (Stadsschowburg) y otros menos convencionales, así como cafés de gran popularidad (Americain, De Balie, Ejlders…). Otro sitio bastante animado es el Rembrandtplein y sus alrededores, llenos de discotecas, cines y locales de ocio. Y lo mismo puede decirse de la plaza Niewmarket, en la que conviven los mercados diurnos con los cafés musicales (Cotton Club, Cuba) y los restaurantes orientales.

Tu vida de noctámbulo empezará al cerrar los comercios, en la hora azul o borreluur. Puedes entrar entonces en algún coffee-shop como el Bulldog, donde aparte de café y otras bebidas es legal pedir hachís o marihuana. Si prefieres la clásica cerveza te recomendamos acudir a la plaza Spui: allí están algunas de las más típicas cervecerías holandesas como Zwart y Hoppe. Luego llegará el momento de asistir a algún espectáculo: los cinéfilos tienen cineclubs como Kriterion o el Museo Cinematográfico; para conciertos, el Concertgebow es el templo de la música clásica -aunque siempre está lleno-, mientras que la moderna se centran en el Heineke Music Hall y el Ijsbreker; el elitista Stopera o Teatro Musical acoge representaciones de ballet y el Koninklijk Theater Carrer -antiguo circo-, espectáculos variados. Finalmente, lo habitual es terminar la noche en los clubes nocturnos y discotecas: Escape tiene capacidad para 2.500 personas; Melkweg, instalada en una antigua refinería de azúcar, luego lechería, es un centro multimedia; y la prestigiosa Paradiso tiene la singularidad de estar ubicada en una iglesia reconvertida.

Alguno habrá, sin embargo, que prefiera prolongar sus andanzas nocturnas en el conocido Barrio Rojo, que sigue siendo la principal atracción turística de la ciudad pese a que está prohibido hacer fotos. En fin, como ves hay marcha suficiente y eso que sólo hemos hecho una reseña elemental y algo tópica. . Ahora es tu turno para escoger vuelos baratos a Amsterdam y disfrutarlo.

Categories: Amsterdam Tags: ,

Aeropuertos de París

lunes, 19 de octubre de 2009 Comments off

vuelos baratos a París

París es una de las ciudades más visitadas del mundo turístico, por lo que necesita buenas comunicaciones. Por eso tiene tres aeropuertos, dos de ellos auténticos súper complejos de tráfico aéreo. Son Orly, Roissy-Charles de Gaulle y Beauvais. Vamos a explicarte muy sintéticamente los medios para desplazarte desde ellos al centro.

Empecemos por el más cercano. Orly se halla situado a sólo 18 kilómetros del casco urbano. Sus dos terminales acogen vuelos nacionales, europeos, a las antiguas colonias y al Magreb. Si no estás dispuesto a pagar los 40 euros que te cobrará un taxi por 20 o 30 minutos de carrera por la mitad de precio puedes reservar el Allo Shuttle, que te lleva a domicilio. Si prefieres los transportes públicos tienes el RER (tren) cada 15-20 minutos por poco más de 5 euros; tarda unos 50 minutos en llegar a la estación Pont de Rungis. También hay varios autobuses. El 1 de Air France sale cada cuarto de hora y tarda media, cobrando entre 7,50 y 12,75 euros, según escogas ida o ida y vuelta. El Jetbus, con la misma frecuencia, es más barato (5 euros aprox.) pero tarda casi una hora. Y el Orlyval, cuyas salidas son cada 4 o 10 minutos, tarda lo mismo hasta La Defense pero veinte minutos menos si vas al centro (10,60 euros).

Respecto al aeropuerto Charles de Gaulle, también conocido como Roissy por estar ubicado en ese barrio a 25 kilómetros del centro urbano, es el principal aeródromo del país. Tiene tres terminales, las dos primeras para vuelos internacionales y la otra para chárter. Las dos estaciones de ferrocarril que hay están unidas por un autobús gratuito; los trenes salen cada 4 o 15 minutos y tardan media hora en realizar el trayecto, cobrando el billete a 7,70 euros. No obstante, cuatro buses parten cada media hora: el número 2 de Air France te dejará en el Arco del Triunfo o en el Palacio de Congresos por una tarifa entre 10 y 17 euros; el 4 cuesta un poco más, entre 11,50 y 20 euros, mientras que los números 350 y 351 salen cada media hora y 55 minutos respectivamente y sólo cuestan 3,90 euros (el problema es que tardan hora y cuarto en llegar). El taxi puede ponerse en 55 euros; la alternativa es coger un transporte privado que cuesta 25 euros por personas pero se puede compartir para abaratarlo.

Orly y Charles de Gaulle están unidos por medio del autobús número 3 de Air France, gratuito para sus clientes.

Si decides la opción de los vuelos baratos a París debes tener en cuenta una cosa muy importante. La Ciudad de las luces tiene un tercer aeropuerto, el de Beauvais, algo más alejado: 80 kilómetros. Por ello, sus tasas son menores y es el utilizado por las aerolíneas de vuelos low cost. Ryanair, en concreto, no sólo opera aquí sino que dispone de un sistema de transporte hasta el casco urbano, el Express Bus. Sale entre 20 y 30 minutos después de cada uno de sus aterrizajes (y te lleva allí con tres horas de antelación si vas a marchar) y cuesta de 13 a 26 euros en su taquillas. Si prefieres el taxi, ten en cuenta que la distancia te va a salir por más de 100 euros.

Categories: París Tags: ,

Del aeropuerto a Nueva York

jueves, 24 de septiembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Nueva York

Has elegido entre la oferta de vuelos baratos a Nueva York y tu avión acaba de aterrizar. ¿Y ahora qué? ¿Cómo llegar a la Gran Manzana, por ejemplo, sin perderte? Pues, con mucha paciencia (los trámites burocráticos no te llevarán menos de media hora o tres cuartos) y algo de información por nuestra parte.

Nueva York
tiene tres aeropuertos, JFK, La Guardia y Newark (Nueva Jersey), pero en todos son similares los medios para llegar a Manhattan, destino habitual del turista. El primero es el taxi, el método más rápido si el tráfico no juega una mala pasada, aunque no el más barato: la tarifa es fija, 45 dólares a los que hay que sumar 5 más del peaje y la propina (alrededor de otros dos). Se puede recurrir al viejo truco de compartirlo, eso sí. Todos tienen su correspondiente parada en la puerta.

Siguiendo con los traslados por carretera, tienes el autobús, que cuesta unos 15 dólares y te deja en distintos puntos de la ciudad. Una versión de éste es el microbús, que llega hasta la puerta del hotel. Requiere un mínimo de ocho personas y es algo más caro que el anterior, entre 13 y 22 dólares, si bien puede que haya algún descuento si no viajas solo. La empresa más importante es Super Shuttle y está presente en los tres aeropuertos.

Puede ser interesante la combinación de bus y Metro, siempre y cuando no lleves demasiados bultos de equipaje (algunas estaciones no tienen escalera mecánica). También pagarías menos y, quizá, hasta ahorres tiempo si el tráfico para entrar en la ciudad está muy congestionado (los puentes hacen de tapones). Desde el JFK el autobús amarillo te dejará en la parada de Howard Beach, donde puedes llegar a cualquier lugar por 2 dólares. Desde La Guardia son el bus M60 y la línea amarilla de Subway (en Astoria Bullevard) las que hacen el recorrido. En los tres casos puede coger el Air Train, que conecta con el Metro y es el medio más rápido para llegar a Manhattan.

De todas formas, lo más práctico sería adquirir el Metrocard, una tarjeta de transporte que permite combinar el suburbano con autobuses, y que se expenden máquinas y quioscos en las mismas terminales. Las hay válidas por un solo viaje, que autorizan a trasladarse del metro al bus cuanto se quiera en las dos horas siguientes a la compra, pero lo mejor es la Fun Pass (válida para todo el día) o la semanal (para siete días).

¿Quedan métodos para llegar a la ciudad tras tu vuelo? Pues sí, aunque sean menos ortodoxos. Uno es continuar volando: un helicóptero tarda sólo diez minutos pero únicamente es viable para bolsillos bien repletos. Y como estás en EEUU, no te extrañe la posibilidad de hacer realidad el American way of life viajando en limousina. Lo más sorprendente es que si vas en grupo con, pongamos, otros cinco amigos, te saldrá por un precio similar al taxi e igual de rápido… pero más glamouroso y divertido.

Categories: Nueva York Tags: ,

Del aeropuerto a Amsterdam

jueves, 10 de septiembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Amsterdam

Este fin de semana el el Día de los Monumentos Abiertos en la capital holandesa (cada año, el segundo sábado de Septiembre): muchos edificios que habitualmente están cerrados al público abrirán sus puertas y exhibirán su intimidad para el curioso. Por supuesto, también se pueden ver los mas conocidos.

Aprovechando la circunstancia, y en previsión de que esto te decida a tomar alguno de los vuelos baratos a Amsterdam que abundan en la Red, te vamos a dar algunos consejos sobre cómo llegar desde el aeropuerto hasta la ciudad. El aeropuerto internacional de Schiphol es un lugar por el que transitan diariamente -no digamos los sábados, domingos y festivos- miles de personas. Esto, en combinación con su tamaño, puede generar problemas de orientación a los viajeros a la hora de salir tras sus vuelos, quien puede volverse loco intentando buscar la forma más rápida y barata para llegar al casco urbano de Amsterdam.

Hay varias posibilidades. La primera, por rapidez y coste, el tren: los andenes están en la zona baja del complejo y hay varios accesos repartidos por él, bien indicados. Los trenes salen cada cuarto de hora y tardan unos veinte minutos en llegar a la CS (Centraal Station); cuestan unos 4 euros y desde allí puedes coger taxi o tranvía hasta tu hotel. La segunda es el autobús: no hablamos sólo de los autocares que los hoteles y agencias ofrecen a los clientes sino los buses lanzadera de la compañía KLM, la aerolínea nacional, que se pueden usar aún sin haber viajado con ella y recorren dos veces cada hora los hoteles de cuatro y cinco estrellas. Y por último está el taxi: lo que se gana en comodidad se pierde en rapidez (los atascos no son exclusiva española) y dinero, claro, pues aunque es posible compartirlo para que salga más barato es difícil que baje de 30 euros (imagina si vas solo); ten en cuenta que el aeropuerto está a 18 kilómetros de autopista de la capital.

Categories: Amsterdam Tags: ,