Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Islas Canarias’

Visitando el Observatorio del Teide

viernes, 11 de enero de 2019 Comments off

A priori, un observatorio astronómico no parece un sitio turístico. Se trata, al fin y al cabo, de un lugar de trabajo, no de ocio, y además no todo el mundo se interesa por la ciencia ni por el universo. Pero quien reserve algún vuelo a Tenerife para pasar unos días en la isla, bien podría hacer un hueco en su agenda para acercarse hasta el Observatorio de Izaña, también conocido como Observatorio del Teide porque está ubicado en sus inmediaciones, tal como se aprecia en la foto.

Es decir, que la consabida -y recomendable- visita al pico más alto de España podría rematarse con otra en la misma jornada al sitio y seguro que quien lo haga no se arrepentirá; no todos los días puede verse de cerca el mayor observatorio solar del mundo ni se cuenta con un cielo tan impoluto como el de la isla con unas condiciones meteorológicas que favorecen esa actividad, al quedarse las nubes por debajo de la cota en la que se sitúan las instalaciones, 2.390 metros.

De hecho, por eso se han construido dos importantes centros de ese tipo en Canarias: uno es el citado tinerfeño; otro, el del Roque de los Muchachos, en La Palma. Juntos constituyen el llamado Observatorio Norte Europeo. Fundado en 1959 (aunque el telescopio se colocó en 1964), al principio dependía de la Universidad de La Laguna, aunque luego se creó el IAC (Instituto de Astrofísica de Canarias) y asumió las funciones de gestión.

Hoy no tiene un único telescopio sino 16, de los que 13 son nocturnos y 3 solares, la mayoría dependientes de organismos internacionales, incluyendo la ESA (Agencia Espacial Europea). El más grande -mayor de Europa y de los primeros del mundo- se llama GREGOR y tiene una lente de metro y medio de diámetro pero todos han colaborado en una serie de descubrimientos astronómicos, desde docenas de exoplanetas a Teide 1 (una enana marrón), pasando por un agujero negro en la propia Vía láctea.

El observatorio es visitable, con guías en español, inglés y alemán que hacen un recorrido de hora y media, a veces combinándolo con otras cosas (el Parque Nacional, excursiones de observación nocturna, etc), durante el que se muestra alguno de los telescopios y se proyecta un vídeo didáctico, antes de ofrecer realizar una observación solar con telescopios más pequeños pero profesionales.

Todo ello los lunes a las 12:00 miércoles a las 15:00 y domingo a las 11:00 si se quiere el idioma español. La entrada cuesta 21 euros, aunque los niños de 8 a 16 años entran gratis (no se admiten menores). No es barato pero tampoco se trata de un lugar de ocio puro, de los que tanto abundan en Tenerife sino de una experiencia distinta y única.

Categories: Tenerife Tags: ,

Inicio del año con una ruta por Gran Canaria: Tenteniguada-Caldera de los Marteles

viernes, 4 de enero de 2019 Comments off

No hay mejor forma de empezar 2019 que cumpliendo la tópica y consabida promesa que nos hacemos cada fin de año: ponerse a hacer ejercicio. Como nadie espera que uno se lance a una maratón de buenas a primeras, una caminata será lo más adecuado para iniciarse, a ser posible en plena naturaleza. Y si se tiene la suerte de vivir en un sitio climáticamente privilegiado como Gran Canaria, mejor que mejor porque, además, el paisaje ofrece el complemento de seducción definitivo para tomar la decisión.

Posibilidades hay muchas, por supuesto, así que hoy proponemos la Caldera de los Marteles, un lugar situado en el centro de la isla, en el corazón de la Reserva Natural de los Marteles donde hay un sendero circular de aproximadamente siete kilómetros y medio catalogado como de dificultad media-baja. La ruta permite descubrir no sólo la belleza natural del paisaje sino también las fascinantes formas caprichosas de los roques y una gran riqueza vegetal y animal.

La caldera se originó por una erupción volcánica, producto del contacto entre el magma y las aguas subterráneas que hay en la zona, siendo la erosión la responsable de la exuberancia de las rocas. En la parte baja de la caldera, de medio kilómetro de diámetro, hay algunos campos de cultivo que aprovechan la fertilidad del suelo volcánico y que, combinados con las paredes de la caldera, que alcanzan hasta ochenta metros de altura, dan lugar a una imagen realmente curiosa. Como lo aconsejable es salir desde Tenteniguada, una localidad del municipio de Valsequillo, el itinerario se enriquece con varios complementos.

Uno de ellos lo componen los omnipresentes barrancos canarios, como el de la pasadera o las eras Blanca y Capellanía; otro, los citados roques, caso del Grande o el del Pino. También hay una presa, la de Cuevas Blancas y unas grutas, las Cuevas de Salviar, que se usaban para guardar ganado. Los aficionados a la gastronomía también disfrutarán visitando la Quesería Roque Grande, donde probar y comprar productos curados o semicurados de oveja, vaca y cabra.

En suma, si alguien ha tomado un vuelo a Gran Canaria para sus vacaciones de invierno, ya puede apuntar una actividad más en su agenda. Turismo y deporte por el mismo precio.

Visitando la tinerfeña Cueva del Viento

viernes, 28 de septiembre de 2018 Comments off

Tenerife es una isla llena de sorpresas que se van descubriendo a poco que se recorra. aunque la zona más típicamente turística es el sur, el norte también tiene sus atractivos, que pueden constituir una alternativa o -mejor aún- un complemento a las vacaciones playeras. Porque pocas cosas se pueden imaginar más opuestas a lo que ofrece una playa (sol, mar, aire libre, luz) que una cueva. Pero las cuevas visitables suelen tener un interés especial y la que proponemos aquí no es una excepción: la Cueva del Viento.

No se trata de una gruta creada por la acción kárstica sino de un tubo volcánico, es decir, un túnel originado por una colada de lava al fluir por una pendiente y que al contacto con el aire se solidifica, dejando un interior hueco. En este caso, la colada procedía del Pico Viejo, un volcán vecino del Teide que tiene la segunda mayor cota de altitud de la isla (3.135 metros) y unos 200.000 años de antigüedad. Su última erupción, en 1789, fue la mayor de la historia insular pero la gruta en cuestión se formó en las primeras erupciones, hace 27.000 años.

Cueva del Viento está en el municipio de Icod de los Vinos. Es el tubo volcánico más grande de la UE y el quinto del mundo con 17 kilómetros de longitud, considerándoselo el más complejo por estar compuesto por una trama de pasadizos kilométricos distribuidos en tres niveles, con simas, terrazas y otros fenómenos. De hecho, técnicamente se lo denomina Sistema Viento por su estructura laberíntica y los 480 metros de desnivel que salta y porque está compuesto por dos cavernas, la del Viento y la del Sobrado.

La primera, que es la que nos interesa aquí, debe su nombre a las corrientes de aire que circulan por sus galerías. Evidentemente, es imposible visitarlas en toda su extensión y únicamente se recorren unos 200 metros en pequeños grupos guiados de 15 personas, ya que no hay iluminación (hay que llevar casco con linterna). Pese a todo, el recorrido completo de la excursión dura 2 horas y media.

Abrió al público en los años noventa del pasado siglo, tras una serie de obras de acondicionamiento. Aún así, es aconsejable llevar pantalón largo, calzado cerrado (botas preferentemente), algo de abrigo (la temperatura interior es de 14º) y tener en cuenta que no se recomienda el acceso a niños menores de 5 años y discapacitados; tampoco a quien sufra claustrofobia. En el interior hay petrificaciones, estalactitas de lava, cascadas lávicas, fauna subterránea (la mayor parte invertebrados) e incluso restos fósiles, entre otras curiosidades.

Resulta necesario reservar día y hora, adquiriendo las entradas por Internet. Cuestan 20 euros (10 para residentes, 8,50 para menores de 5 a 12 años) y el coste incluye el traslado en 4 X 4, el equipo y un paseo por el bosque cercano. Sin duda, se trata de una actividad diferente que confirma lo dicho al principio: un vuelo a Tenerife no es más que una puerta de entrada a una experiencia intensa, especial y variada.

Categories: Tenerife Tags: ,

Visita a una destilería de ron canario

martes, 25 de septiembre de 2018 Comments off

Como solemos decir aquí cuando hablamos de algún destino muy turístico de sol y playa, estos atractivos no tienen por qué ser únicos y excluyentes; España puede presumir de que en cada rincón tiene un puñado de cosas de interés y, por supuesto, Gran Canaria no iba a ser una excepción. Por eso, aparte de ver las maravillas naturales de la isla, es recomendable conocer otras cosas diferentes que ofrece y una de ellas es visitar una destilería del famoso ron canario. Por ejemplo, la de Arehucas.

Se trata de una empresa local fundada en 1884 por Alfonso Gourié Álvarez y que desde sus comienzos tuvo un considerable éxito, hasta el punto de recibir la distinción de Proveedor Oficial de la Casa Real apenas ocho años más tarde. Numerosos galardones y un enorme boom de ventas en los años cuarenta no impidieron que tiempo después el negocio decayera hasta detenerse. Pero luego se reactivó y actualmente exporta a numerosos países.

Arehucas elabora ron y algunos derivados como ron miel y otros licores muy populares en la isla. Su sede está en el número 2 de la calle Era de San Pedro, en la localidad de Arucas, un municipio septentrional famoso por su insólita catedral neogótica y su ubicación a los pies de un antiguo volcán. Allí se cultiva la caña de azúcar, la materia prima de la que se hace el ron, siendo el de Arehucas el más vendido de Canarias en el último medio siglo. La base de su éxito, dicen, es la receta que ha ido pasando de generación en generación y que ahora combina tradición con tecnología avanzada.

Quien tome algún vuelo a Gran Canaria para unas vacaciones en la isla, puede reservar una visita por las instalaciones. Dura 45 minutos y se pueden ver las históricas salas de fermentación y destilación, así como la planta de embotellado. También las 4.308 barricas de roble americano almacenadas, de las tres centenares están firmadas por personajes famosos. Hay que tener en cuenta que Arehucas es una de las destilerías más grandes de Europa y por eso recibe cerca de 45.000 visitantes cada año.

Al final del recorrido hay una degustación gratuita de rones, licores y cremas de la casa. Todo ello por una tarifa bastante pequeña, 3,50 euros (niños gratis). El horario es de lunes a viernes entre las 9:00 y las 14:00 (hasta las 13:00 entre julio y septiembre).

Categories: Gran Canaria Tags: ,

Una excursión a La Gomera desde Tenerife

viernes, 11 de mayo de 2018 Comments off

¿Qué pasa si se reserva un vuelo a Tenerife para las vacaciones pero ya se han visto todos o buena parte de los atractivos de la isla? Pues nada malo porque es de ese tipo de sitios que con una palmada se abre un nuevo abanico de posibilidades y una de ellas podría ser, por ejemplo, saltar a alguna isla vecina para conocerla en una excursión de un día.

En ese sentido, la opción más típica es La Gomera, por aquello de que también es la más cercana y no es necesario recurrir al avión para desembarcar en su suelo; se puede hacer por vía marítima, a bordo de un transbordador, a menudo con el propio coche de alquiler o, si se ha contratado una excursión en alguna agencia, con el todo-terreno de ésta. El vehículo viajará en la bodega pero los pasajeros lo hacen en la cabina ad hoc, indudablemente más cómoda.

El ferry, que zarpa del puerto de Los Cristianos y realiza la travesía hasta el de San Sebastián de La Gomera, hace tres viajes diarios de ida y vuelta. Son dos las compañías que operan ese trayecto (Naviera armas y Fred Olsen Express), cubriéndolo en un tiempo que oscila entre 50 minutos y una hora. Las tarifas varían según la empresa, el horario o la modalidad; también si se va con automóvil, con excursión contratada, si se es residente, si se compra online, etc.-

Una vez en La Gomera hay que calcular el tiempo que se dedicará a ver cada sitio de interés. La capital, San Sebastián, es lo inmediato. Allí tiene algunos rincones fascinantes, como la Torre del Conde (un baluarte defensivo que fue la primera construcción arquitectónica levantada por los conquistadores castellanos), la Casa de Colón (una viviendo donde la tradición dice que se alojó el Almirante durante la parada que hizo en la isla de camino a América) o la Iglesia de la Asunción.

A continuación llegará el momento de internarse en territorio insular, subiendo por la serpenteante carretera que, salvando escarpados barrancos y acantilados, y envuelta en una curiosa combinación de niebla y palmeras, lleva hasta la auténtica joya local, el Parque Nacional de Garajonay, un bosque de laurisilva de 3.984 hectáreas catalogado como Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera. Su cota máxima está a 1.487 metros de altitud y tiene algunas formaciones orográficas icónicas, como el Roque de Agando.

La jornada no debería terminar sin probar la gastronomía local en algún restaurante típico. Además, en algunos se puede asistir a demostraciones de esa curiosa tradición cultural que es el silbo gomero. Finalmente, tras disfrutar de un baño rápido en alguna de las playas que jalonan el litoral de San Sebastián, llegará el momento de tomar el ferry de vuelta a Tenerife.

Categories: Tenerife Tags: ,

Avistamiento de cetáceos en Tenerife

viernes, 13 de abril de 2018 Comments off

Reservar un vuelo a Tenerife lleva implícito casi con total seguridad ir en busca de sol y playa, de buen tiempo garantizado y de ese característico toque algo exótico que tiene la isla. Pero una vez allí, aparte de disfrutar de eso cumpliendo las expectativas, se puede ir un poco más allá y descubrir otras posibilidades de ocio. Una de las más interesantes es el avistamiento de cetáceos.

Se trata sobre todo de delfines mulares y calderones tropicales, especies que residen de forma permanente en aguas tinerfeñas y, consecuentemente, pueden verse a lo largo de todo el año. Asimismo, otras especies -hasta 21- se acercan a esa costa en determinados meses, especialmente entre mayo y junio: rorcuales, delfines moteados, cachalotes…

Todo ello hace que resulte relativamente fácil contemplar a estos animales en su hábitat y que cualquier excursión que se haga para ello termine con éxito casi seguro. Eso sí, hay que saber cuáles son las zonas donde viven y éstas se localizan en la parte suroeste de Tenerife, de ahí que la mayoría de empresas dedicadas a esta actividad sitúen allí sus bases. Los Cristianos, Puerto Colón y Los Gigantes son las localidades de las que zarpan las embarcaciones, que ofrecen a la clientela diversas modalidades de excursión.

Las más cortas duran un par de horas, tiempo necesario para acercarse hasta el punto de avistamiento, permanecer un rato y después regresar. Otras amplían la oferta incluyendo comer a bordo y fondear en una cala para que los pasajeros puedan darse un baño; evidentemente, se hacen con naves algo más grandes y duran una hora más. Y luego están las que llegan a 5 horas y multiplican todo lo anterior, usando los barcos de mayor tamaño. Hay, pues, diversidad: botes, lanchas, balandros a vela, catamaranes…

Estas salidas al mar pueden hacerse en una excursión colectiva, compartiendo embarcación con otros pasajeros, o contratando un servicio privado. Las primeras tienen tarifas entre unos 25 y 70 euros, según la duración, mientras que las otras son bastante más caras, alrededor de 500, al tratarse de algo exclusivo. Es cuestión de escoger la opción preferida o, al menos, la que permita el bolsillo. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la elegida lleve la bandera Barco Azul que la acredita para ejercer la actividad legalmente.

Es importante tener siempre en cuenta que se trata de animales salvajes y, por tanto, de comportamiento previsible sólo hasta cierto punto. Además, en el avistamiento influyen otras circunstancias como el tiempo, el estado de la mar, el momento del día o la comida disponible, por ejemplo. De ahí la necesidad de cumplir escrupulosamente las instrucciones que se reciban y que incluyen disposiciones como no alimentar a los cetáceos, guardar la distancia exigida -aunque los animales no lo hagan-, navegar despacio y no nadar con ellos.

No es necesario nada más, salvo la crema para protegerse del reflejo de los rayos solares en la superficie marina, una gorra, una prenda de abrigo (algo liviano como una sudadera o chubasquero) y, si se es propenso a mareos, tomarse previamente la pastilla correspondiente.

Categories: Tenerife Tags: ,

Exposición de Claudia Casarino en el CAAM

lunes, 26 de febrero de 2018 Comments off

CAAM son las siglas de Centro Atlántico de Arte Moderno, una institución que conocen muchos usuarios de los vuelos a Gran Canaria -locales al margen- porque se trata del el museo artístico más importante del archipiélago canario y uno de los equipamientos culturales fundamentales de la capital insular si lo que se quiere es ampliar las vacaciones de sol y playa a algo más.

El CAAM, cuya sede es un antiguo edificio neoclásico rehabilitado ad hoc por el arquitecto Francisco J. Sáenz de Oiza en 1989, tiene una destacada colección formada por obras de artistas tan renombrados como Antonio Saura, Manolo Millares, Martín Chirino, Rafael Canogar, Georg Doukopil y muchos más, tanto españoles como extranjeros, superando los dos millares y medio de piezas.

Pero, además de la permanente, el museo organiza exposiciones temporales y actualmente tiene en su programación, desde el pasado 25 de enero, una dedicada a la artista Claudia Casarino que lleva por título su propio nombre: Claudia Casarino. Iluminando la ausencia. Esta paraguaya nacida en 1974 en Asunción, donde sigue viviendo, suele trabajar con una temática que gira en torno a la identidad y el sexo, caracterizando su producción la referencia frecuente al vestido y al cuerpo femenino como objeto de la violencia del sistema en múltiples aspectos.

Iluminando la ausencia es el mayor evento realizado en Europa sobre Casarino y el primero que se hace en Las Palmas de Gran Canaria, estando comisariado por la especialista argentina Gabriela Salgado. La muestra, que se exhibe en varias salas de la primera planta de la sede principal del CAAM, consiste en una decena de obras hechas entre 2004 y 2017. Son de naturaleza diversa, desde fotografías a instalaciones y vídeos que tienen como nexo unos ejes temáticos concretos: la mujer, la dictadura, la emigración, el poder…

Enormes prendas de vestir confeccionadas en materiales tan vinculados con la historia de Paraguay como el algodón o el tul son el signo más visible de sus creaciones, aunque en este caso también tiene protagonismo especial las series de fotografías que hizo de su propia perfomance de 2007 titulada Después de vos, en la que se la ve elegantemente vestida limpiando el baño de un bar o Entrecasa, de similar concepto pero vistiendo de largo y en un ámbito doméstico.

La exposición, que es de entrada libre y gratuita, permanecerá abierta hasta el próximo 27 de mayo de martes a sábados entre las 10:00 y las 21:00 horas (los domingos hasta las 14:00)

La artista Yolanda Domínguez protagoniza exposición en el CAAM canario

martes, 13 de diciembre de 2016 Comments off

vuelo Gran Canaria

Todo aquel que busque un vuelo a Gran Canaria para visitar la isla a lo largo de los próximos treinta días no sólo podrá disfrutar de las maravillas de un pedazo de tierra tropical en España, con los correspondientes atractivos de su capital (la Casa de Colón, las cinco playas, la Catedral, el Teatro Pérez Galdós, el Museo Canario…) y del resto del territorio insular (Arguineguín, Mogán, Maspalomas…); también se va a encontrar una curiosa iniciativa artística en Las Palmas.

Se trata de la que ha emprendido la artista madrileña Yolanda Domínguez y que, bajo el título Hot dogs legs, insta a la gente a publicar en las redes sociales fotografías de rincones y situaciones de Gran Canaria que no suelan aparecer en las guías y catálogos turísticos. Este singular proyecto de corte participativo, en el que también ella aportará obras, debe su extraño título a que las imágenes deben tener como denominador común la aparición en primer plano de las piernas dobladas del autor, adoptando el aspecto de salchichas al verse sólo el muslo.

El objetivo declarado es formar una imagen más real del lugar, eliminando los estereotipos que suelen tener en mente los turistas al llegar pero, a la vez, consiguiendo visibilidad para multitud de sitios interesantes que quedan olvidados ante lo típico, más vendido. Aunque el plazo para la presentación de las fotos terminó el pasado mes de octubre, todas las imágenes difundidas a través de Instagram, Twitter y Facebook se han recopilado en una exposición denominada Mapas de acción que inauguró el CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno) el 20 de ese mes en la sala San Antonio Abad.

De hecho, Hot dogs legs no es la única de sus acciones que integra el evento; también forman parte de él otras como Pido para un Channel (2010), Poses (2011), Fashion Victims (2013), I am not just a body, Registro (2014), Accesibles y Accesorias, Niños vs. Moda (2015), Total Correction y No tocar, no matar, no violar, este cuerpo es mío y de nadie más (2016). Puede apreciarse también, deducible por los títulos,la militancia feminista de la autora.

Un monográfico que sintetiza y compila las iniciativas de Yolanda Domínguez, mostrando al curioso su metodología de trabajo y los momentos más significiativos de esa carrera artística apoyada en la participación activa comunitaria. Porque Gran Canaria es algo más que sol, playa y fiesta. Hay todo un mundo que nunca aparece en las postales y que, a menudo, permanece desconocido incluso para los propios habitantes. Será hasta el 15 de enero de 2017 y, lo mejor, la entrada es libre y gratuita.

Excursión al fondo marino en el Submarino Amarillo de Mogán

viernes, 25 de noviembre de 2016 Comments off

vuelo Gran Canaria

Parece que por fin ha llegado el frío invernal. Pero el concepto de frío no es igual en la península que en Canarias. En el archipiélago supone un pequeño descenso en el termómetro que apenas iguala el tiempo al verano de muchos sitios continentales, por lo que un vuelo a Gran Canaria, por ejemplo, puede ser las puerta a unas vacaciones en fechas especiales de sol y playa.

Sin embargo, hoy no vamos a hablar de eso sino de una de las múltiples actividades complementarias que se pueden realizar en la isla para que la visita sea más variada y amena. Para ello será necesario dejar la capital, o el resort o donde uno esté alojado, para acercarse a uno de los pueblos insulares más bonitos, Mogán. Se trata de un pequeño municipio de unos veintiún mil habitantes, de los que sólo medio millar reside en el pueblo. Éste se ubica en un precioso valle asomado al océano.

Precisamente su puerto es el sitio clave porque allí se puede adquirir un pasaje para realizar una excursión a bordo del llamado Submarino Amarillo. Se trata de un barco sumergible que debe su nombre al llamativo color del que está pintado y cuyo casco está jalonado de ojos de buey que permiten contemplar el fondo del mar con todas las maravillas y secretos que guarda en su silenciosa inmensidad. También dispone de monitores de televisión conectados a cámaras exteriores para ver las cosas con más detalle.

Así, acomodados en confortables butacas, los pasajeros irán descubriendo grandes bancos de peces de todo tipo y tamaño, entre ellos incluso meros, rayas y morenas. También un sugestivo pecio, el del Cermona II, un pesquero de treinta y dos metros de eslora y casco de acero hundido a veinte metros de profundidad hace ya tiempo y que hoy, cubiertto de algas, aparte de atraer a los curiosos también sirve de casa a peces, crustáceos y moluscos

En suma, un insólito y emocionante viaje submarino que proporcionará sensaciones poco habituales en los turistas, con especial incidencia en los niños, que son quienes disfrutan la aventura más a fondo (nunca mejor usada esta expresión). El trayecto dura cuarenta y cinco minutos, y tiene el extra incorporado de saber que el submarino es ecológico y no contamina el agua, pues funciona con un motor eléctrico. Otro motivo más para disfrutar a tope Gran Canaria.

Subir al Teide de noche para ver las estrellas

martes, 30 de agosto de 2016 Comments off

vuelo Tenerife

Uno toma un vuelo a Tenerife y, aparte de disfrutar de sus playas, del patrimonio monumental de la capital y los parques de atracciones, siempre tiene ahí la presencia poderosa e imponente del Teide, el pico más alto de España (3.718 metros), al que se puede subir (en teleférico hasta poco antes de la cima y andando, con permiso especial, hasta coronar ésta); ¿puede haber algo mejor? La respuesta es afirmativa.

Y es que desde hace un tiempo es posible ascender al Teide de noche, con el objetivo de contemplar la bóveda celeste. Ese firmamento plagado de estrellas, planetas y constelaciones que allí se perciben espléndidamente gracias a la escasez de contaminación lumínica en el entorno natural y a que el cielo suele estar completamente despejado, pues las nubes quedan en una cota inferior formando el característico mar algodonoso.

La experiencia, especialmente recomendada para aficionados a la astronomía pero en realidad abierta a todo aquel dispuesto a extasiarse contemplando ese mundo que está más allá de la atmósfera, tiene variantes para que cad uno elija la que más se amolde a sus necesidades o intereses. Así, una de ellas permite subir en teleférico para ver el atardecer y la puesta de sol, con las sombras cayendo poco por la montaña; otra tiene lugar algo más tarde, ya entrada la noche, para observar el cielo nocturno mediante un telescopio.

Son varias las empresas que ofrecen estas posibilidades; al fin y al cabo en el Teide se sitúa un observatorio que indica, inequívocamente, el potencial del lugar para ese tipo de actividad (por supuesto, la visita a sus instalaciones es otra posibilidad para completar la jornada). Guía-astrónomo y transporte se incluyen en el precio; a veces, según la modalidad contratada, también la cena y el pasaje en el teleférico. Por tanto, uno sólo ha de poner la ropa de abrigo y la ilusión.

Es otra forma de experimentar los atractivos del emblema por excelencia de Tenerife. Máxime si, como es en algún caso, se ofrece brindar con una copa de champán en alta montaña.

Categories: Tenerife Tags: ,