Archivo

Entradas Etiquetadas ‘plazas’

La madrileña Plaza del Dos de Mayo

Jueves, 29 de abril de 2010 Comments off

vuelos baratos a Madrid

El 2 de mayo Madrid está de fiesta. Cualquiera que reserve alguno de los biletes de avión baratos a la capital se la encontrará dormida, quizá aún con la resaca de los fastos de hace dos años, cuando se celebró el segundo bicentenario del pistoletazo (nunca mejor dicho) de salida de la Guerra de la Independencia.

El Dos de Mayo de 1808 los madrileños se levantaron en armas contra el ejército francés de Napoleón, que había invadido el país. Tras los combates de la Puerta del Sol muchos ciudadanos corrieron al Parque de Artillería de Monteleón a solicitar armas para defenderse. Para entonces los capitanes Daoíz y Velarde se habían adueñado del lugar y admitieron tras sus muros a aquella gente desesperada entre la que también había mujeres y adolescentes.

El Parque de Artillería había sido un palacio construido en 1690 por los marqueses del Valle, duques de Monteleón y Terranova, descendientes nada menos que de Hernán Cortés. Era un edificio de estilo churrigueresco, con grandes huertas y jardines, muy cercano a las puertas de la ciudad: Fuencarral, Maravillas, Pozos de las Nieves (actual Glorieta de Bilbao) y Santa Bárbara (actual Alonso Martínez). Sirvió de residencia incluso a la viuda del rey Fernando VI, Isabel de Farnesio, pero en 1807 Godoy decidió darle uso militar.

Justo enfrente se halla actualmente la parroquia de San Justo y Pastor, que era la iglesia del Monasterio de San Antón, popularmente conocido como de Las Maravillas. Fundado en 1612 como casa de recogimiento de doncellas, se convirtió en convento treinta y dos años más tarde. Luego sería demolido por la Ley de Desamortización de Madoz (1869) conservando sólo el templo (que se hizo en 1739 para sustituir al original, calcinado en un incendio), pero en 1808 sirvió de enfermería de campaña para la exigua tropa de Daoiz y Velarde.

Atrincherados, los patriotas madrileños resistieron varias horas las embestidas francesas hasta que, fracasado el levantamiento en todo Madrid, también ellos cayeron. Aunque su heroica resistencia pasó a los libros de Historia, Monteleón se derribó para hacer la plaza contemporánea: en la superficie que ocupaba se abrieron varias calles nuevas, como la homónima, Ruiz, San Andrés, Galería de Robles y Manuela Malasaña (que además da nombre al barrio). Se conservó únicamente el arco de entrada, ante el que se instaló el monumento a Daoiz y Velarde que realizó Antonio Solá en 1822 a instancias de Fernando VII. Es de mármol de Carrara y representa a los dos oficiales ante un cañón, con la particularidad de que las espadas que ostentaban nunca se ven porque siempre las rompe alguien. Estas estatuas pasaron por el Museo del Prado, la calle Ruiz y Moncloa antes de su colocación definitiva en la plaza en 1932.

El barrio de Malasaña, sede de la Movida madrileña de los años ochenta, sigue siendo una zona de ocio nocturno junto con originales tiendas de discos y ropa, aunque la Plaza del Dos de Mayo se vea casi profanada por el botellón de los sábados. Aún así bien merece una visita en un día tan señalado; hay que consultar los vuelos baratos a Madrid.

Foto: www.commons.wikimedia.org

Categories: Madrid Tags: ,

Nochevieja en Times Square

Jueves, 31 de diciembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Nueva York

Probablemente uno de los lugares más impresionantes para despedir el año sea Nueva York. Se dice que es la época más bonita para visitarla porque la decoración navideña le confiere humanidad frente al abrumador hormigón habitual. Así, la plaza de Times Square se convierte la noche del 31 de diciembre en un ruidoso hervidero de gente de todas las procedencias, con turistas que viajan a la ciudad de los rascacielos para vivir esa experiencia; ventajas de los vuelos low cost.

La costumbre de celebrar la Nochevieja en este singular espacio alargado que se forma en el cruce entre la calle 42, la Séptima Avenida y Broadway, se remonta a 1904, aunque fue dos años más tarde cuando comenzó la tradición de la bajada de la Times Square Ball desde lo alto del edificio número 1. Se trata de una bola de cristal de casi dos metros de diámetro que, fabricada por Waterford Crystal, consta de 90 espejos en su superficie cuya rotación produce espectaculares efectos luminosos al recibir la luz de medio millar de lámparas.

La multitud, que ha ido cogiendo sitio desde las ocho de la tarde (al llenarse se cierra el acceso), se entretiene a base de actuaciones musicales hasta que dan las doce. Entonces, con la cuenta atrás, baja la bola en cuestión y la alegría estalla con la entrada oficial en el Año Nuevo; fuegos artificiales, cañones de luz, proyectores láser y el americanísimo confetti.

Originalmente Times Square formaba parte de una finca que pertenecía a un ayudante de George Washington. El lugar se llamaba Long Acre Square y no cambió de nombre hasta que a principios del siglo XX se instaló en la zona el diario New York Times y se generalizó entre los ciudadanos el hablar de la plaza Times. El lugar se convirtió poco a poco en uno de los sitios más emblemáticos de la Gran Manzana, para lo bueno y para lo malo, con cines, teatros, salas X y anuncios de neón por todas partes. Entre 1994 y 2002 el alcalde Rudolph Giuliani acometió un plan de rehabilitación que arrastró fuerte polémica al terminar no sólo con los traficantes de droga que hacían allí su negocio sino también con los cines, tanto los porno como los demás, en beneficio de grandes cadenas multinacionales de ocio y restauración: Times Square ganó seguridad y limpieza pero perdió autenticidad y carácter.

En febrero de 2009 se cerró al tráfico rodado el tramo entre las calles 42 y 47, convirtiéndose en una zona peatonal temporalmente; si la experiencia resulta positiva, lo será de forma permanente. Lo que no ha cambiado es su revestimiento de neón, que equipara su imagen a la londinense Picadilly Circus o las calles de Tokio. Si quieres unirte a esos dos millones de transeúntes que la cruzan a diario no tienes más que elegir entre los vuelos baratos a Nueva York que encontrarás en la Red.

Categories: Nueva York Tags: , ,

La Plaza Mayor de Madrid

Lunes, 21 de diciembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Madrid

Estamos ya en las dos últimas semanas del año. Con este motivo las plazas de muchas ciudades de Europa acogen ferias navideñas en las que se pueden comprar todo tipo de artículos típicos de estas fechas: gorros de Papá Nöel, cornamentas falsas de reno o abetos de Navidad -sintéticos o de verdad- con toda su correspondiente decoración de bolas, luces y espumillón, etc. Si tomas uno de los vuelos baratos a Madrid encontrarás varios mercadillos por la capital pero el más grande es el de la Plaza Mayor; cualquier cosa que necesites para montar un belén la encontrarás en alguno de sus 104 puestos: figuras, casas, musgo, agua artificial…

La Plaza Mayor es única por su armonía de conjunto. Se construyó por orden del rey Felipe III bajo la dirección de Juan Gómez de Mora, discípulo de Juan de Herrera (autor de El Escorial) sobre el antiguo mercado del Arrabal. Los trabajos sólo duraron dos años y en 1619 estaba lista, presentando un sobrio estilo castellano, rectangular, con soportales en todo el perímetro, y tres grandes accesos abovedados con nombres de oficios: Cuchilleros, Bordadores… Ya se habían instalado casi 4.000 familias cuando se inauguró oficialmente en mayo de 1620 con la celebración de la beatificación del patrón de Madrid, San Isidro. Desde entonces se convirtió en el lugar oficial para eventos masivos: desde corridas de toros (el duque de Buckingham estuvo a punto de perecer corneado en una durante una visita) a fiestas populares pasando por los frecuentadísimos Autos de Fe (Francisco Ricci pintó uno celebrado en esta plaza); incluso acogió alguna que otra ejecución, como la del secretario del rey, Rodrigo Calderón, ese mismo año (“Tienes más orgullo que don Rodrigo en la horca” es una expresión que perdura por la valentía con que afrontó su muerte).

A lo largo de su historia este emblemático lugar sufrió varios incendios que obligaron al arquitecto Juan de Villanueva a realizar algunas reformas y darle el definitivo aspecto actual, con algún retoque posterior (los tejados de pizarra son de 1961). La Casa de la Panadería concentra lo mejor de la decoración exterior, con sus muros pintados al fresco. Su granero, enmarcado por dos torres angulares, se convirtió en el balcón Real desde donde el monarca presenciaba los espectáculos antes mencionados, mientras que la nobleza ocupaba otros como los de la Casa de la Carnicería; sin embargo sólo tenían derecho de uso y pagando su alquiler, pues las viviendas pertenecían al pueblo llano.

Cuando pase la Navidad y se retiren los tenderetes del mercadillo, recobrará protagonismo la estatua ecuestre de Felipe III situada en el centro de la plaza. Y volverá el mercado de filatelia y numismática de los domingos para unirse a los comercios tradicionales que aún resisten (¡hay sombrererías!) y las terrazas de los restaurantes. En fin, una visita casi forzosa para la que no existen excusas: recuerda que a Madrid hay muchas ofertas de vuelos.

Categories: Madrid Tags:

La Plaza de España en Roma

Lunes, 7 de diciembre de 2009 Comments off

vuelos baratos a Roma

Mañana, martes 8 de diciembre es la Inmaculada Concepción, festividad que se celebra de un modo especialmente sentido en Roma. No tienes más que aprovechar algún vuelo barato y comprobarlo por ti mismo dándote una vuelta por la Piazza di Spagna para ver a los bomberos siguiendo la vieja tradición de coronar la estatua de la Virgen situada sobre la llamada Colonna della Inmaculatta.

Luego, el Papa dirá la correspondiente misa pero lo que queremos resaltar aquí es la Plaza de España, uno de los principales puntos de encuentro de los turistas y los jóvenes romanos. Es habitual ver centenares de éstos sentados en compañía de sus amigos o parejas en la gran escalinata barroca diseñada por Alessandro Specchi y construida por Francesco de Sanctis en 1723. Esta escalera es el acceso a la pequeña colina donde está la Trinitá dei Monti, iglesia por excelencia de los franceses (tras San Luigi di Francesi), que fueron los que financiaron su construcción en tiempos de Luis XIV. La Trinitá es del año 1495, aunque se terminó más tarde, de ahí su extraña mezcla de estilos, medio gótica, medio renacentista, medio barroca; lo mejor, su privilegiado emplazamiento elevado, que le confiere unas vistas impresionantes sobre la Ciudad Eterna.

El entorno de la plaza hasta la vía del Corso es una de las zonas más animadas y elegantes de la ciudad. Vía delle Carroze, por ejemplo, toma su nombre de un antiguo taller de carruajes, aunque hoy se le debe más a las calesas que ofrecen paseos por el barrio a precios casi tan desorbitados como los de las joyerías y tiendas de lujo de una calle perpendicular, vía Condotti, donde están las exclusivas Armani, Versace, Gucci, Dolce y Gabbana, Prada y Bulgari. También hay dos importantes edificios histórico-artísticos: la iglesia de San’t Andrea delle Fratte, con una cúpula levantada por Borromini en 1691, y el Collegio di Propaganda Fide, cuya fachada es del mismo autor (1665).

Otra cosa que merece la pena reseñar son tres lugares de ambiente británico y bohemio. El primero es el famoso Caffé Greco, un local de 1760 decorado con artesonados, tapices y grabados que fue frecuentado por escritores y artistas como Stendhal (que vivía en la vecina Villa Médici), Goethe, Gogol, Schopenhauer o Nietzsche. El segundo es la Casa-Museo donde en 1821, murió otro de los clientes habituales del Grecco, el poeta inglés Keats, y que compartió con Shelley. El tercero, el Salón de Té Babbington, de claro aroma decimonónico.

Para terminar, por si decides reservar uno de los mencionados vuelos baratos a Roma, podemos recomendarte un restaurante en los alrededores (Trinitá dei Monti número 6): el prestigioso L’Hassler Roff; ofrece unas vistas tan impresionantes, eso sí, como su cuenta.

Categories: Roma Tags: ,

Santiago en Santiago

Jueves, 16 de julio de 2009 Comments off

vuelos a Santiago de Compostela

Dentro de una semana, el sábado 25 de julio, es el Día de Santiago Apóstol. No hace falta mucha imaginación para deducir en qué ciudad española es la fiesta mayor. Tomar alguno de los vuelos baratos a Santiago en esas fechas significa zambullirse en un fin de semana de fuegos artificiales, bandas de gaiteros amenizando las calles y misa solemne con botafumeiro incluido.

Santiago de Compostela, la localidad que entró en la Historia gracias a la leyenda formada en torno a los restos del apóstol que habría predicado en España, es una urbe de aroma añejo, con un casco antiguo muy cuidado cuyos callejones peatonales envuelven al visitante con un halo de misterio. Más aún si es de noche y hace acto de presencia la clásica llovizna del norte.

La plaza del Obradoiro, así llamada por estar presidida por la espectacular fachada barroca de la catedral, puede considerarse el centro turístico de la ciudad. Es un amplio rectángulo cuyos lados están formados por edificios distinguidos. Justo enfrente de la catedral se alza el Hotel de los Reyes Católicos, posada-hospital de peregrinos hoy convertido en Parador; puede rivalizar con el Obradoiro en el retorcido barroco de su fachada. A uno de los lados se halla el Pazo de Rajoy, construido en 1772 y actualmente sede de la Xunta de Galicia y del Ayuntamiento.

Siguiendo de frente la calle que sale del Pazo se llega a la plaza de las Platerías, en cuyo centro hay una fuente del siglo XVII. El nombre se debe a los numerosos joyeros que tenían su taller en sus soportales para trabajar este metal precioso. Sin embargo, esta plaza destaca ahora por la espectacular Portada de las Platerías, puerta lateral de la catedral decorada con un imponente tímpano de bajorelieves románicos. Anexa, se yergue la Torre del Reloj, sirviendo de esquina con la plaza de la Quintana, considerada una de las más bellas de Santiago.

Y, completando la vuelta a la manzana, llegamos al convento de San Martiño Pinario. De nuevo hace acto de presencia el barroco, en la iglesia y su altar de considerables dimensiones. La fachada es plateresca.

Esto es sólo el principio de lo que te encontrarás si buscas vuelosSantiago. Lo mejor es descubrir el encanto de la capital gallega por uno mismo, deambulando por sus calles; si uno se pierde puede entrar a consultar el plano a uno de los abundantes bares y reponer fuerzas degustando un ribeiro, típico vino blanco gallego que se sirve en tazas de loza.

El Madrid de los Austrias

Viernes, 12 de junio de 2009 Comments off

vuelos a Madrid

Puesto que ayer hablábamos del Madrid goyesco, que coincide con el de los Borbones hasta el siglo XIX, justo es que tratemos hoy el cronológicamente anterior, el de los Austrias, nombre popular de la dinastía Habsburgo. Si coges uno de los abundantes vuelos baratos a Madrid y recorres el casco antiguo estarás pisando el mismo suelo y contemplando muchas de las imágenes que vieron Cervantes, Quevedo, don Juan de Austria, Lope de Vega (su casa aún se conserva y es visitable), Velázquez, la princesa de Éboli, el conde-duque de Olivares y miles de personajes más de nuestra Historia Moderna.

Cuando Felipe II decidió trasladar la corte a Madrid éste era poco más que un villorrio junto a un río medio seco, el Manzanares. Apenas había 20.000 habitantes pero la llegada de los aristócratas supuso una oleada de urbanización, de construcción de palacios, de erección de iglesias, fuentes y monumentos. Aún así, se trataba de una ciudad sucia e incómoda, a decir de los extranjeros que la visitaban.

En torno a la herreriana Plaza Mayor, escenario de primitivas corridas de toros, ejecuciones y autos de fe inquisitoriales, presidida por una estatua de Felipe III y desde cuyos soportales se sale por arcos con nombres de oficios (Cuchilleros, Vinateros…), encontrarás un conjunto de edificios civiles y religiosos que conservan el sabor del Siglo de Oro: el barroco palacio de Santa Cruz, antigua cárcel de corte y hoy Ministerio de Exteriores; la plaza de la Villa, con la Torre de los Lujanes, que es el edificio más antiguo de la zona (siglo XV), y la plateresca Casa de Cisneros; el convento de la Encarnación donde, aparte del Cristo en la columna del escultor Gregorio Fernández, se guarda la sangre de San Pantaleón que se licúa cada 27 de julio, profetizando desastre si no lo hace; el de las Descalzas Reales, que acogía a las damas de sangre real y tiene una importanter colección pictórica de Claudio Coello, Rubens, Murillo, Zurbarán y otros…

De los dos palacios que había apenas quedan restos. El de Felipe IV estaba en lo que hoy es el parque del Retiro, antiguo coto de caza real, y sólo quedan el Casón del mismo nombre, el Salón de Reinos y la iglesia de San Jerónimo, donde se coronó Juan Carlos I; por su parte, el viejo Alcázar desapareció en 1732 consumido por un incendio y su lugar fue ocupado por el actual Palacio de Oriente. Pero ya por orden de Felipe V… de Borbón.

Categories: Madrid Tags: , , ,

El Madrid goyesco

Jueves, 11 de junio de 2009 Comments off

vuelos a Madrid

Hoy, jueves 11 de junio, empieza la verbena de San Antonio de la Florida en Madrid, que durará hasta el domingo 14. Se trata de una fiesta tradicional con una edad ya venerable, pues nació en 1732, cuando se edificó la ermita de San Antonio de Padua y Goya inmortalizó las comidas campestres que los madrileños celebraban -y siguen haciéndolo- en los prados cercanos.

La facilidad para acceder a la capital de España desde cualquier punto del país gracias a los vuelos baratos a Madrid que las low cost han extendido en los últimos tiempos te permite acercarte el fin de semana y conocer el ambiente. Así que ya puestos ¿por qué no descubrir el Madrid goyesco?

El inmortal artista aragonés, que tiene su estatua cerca de la iglesia de los Jerónimos, vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX, bajo los reinados de Carlos III, Carlos IV y Fernando VIII, por lo que lo que nos interesa aquí es el Madrid de los Borbones. Lo que equivale a decir la mayor parte. Calma, pues: necesitarás tiempo.

Esta dinastía se instaló en España en 1700 y fue haciendo aportaciones ilustradas que mejoraron notablemente lo que era una de las ciudades más sucias e incómodas, a decir de los visitantes de la época. Hacia el este, la zona de El Prado se vertebró con el famoso paseo, con principio y final en las fuentes neoclásicas de La Cibeles y Neptuno; sí, las mismas donde los madridistas y colchoneros festejan sus títulos. Hoy flanquea la avenida una visita obligada: el Museo del Prado. Fue fundado por Fernando VII con su colección pictórica personal aprovechando el edificio del gabinete de Ciencias Naturales que había levantado su abuelo Carlos III, el mismo que abrió la emblemática Puerta de Alcalá como entrada monumental a la capital. Esta pinacoteca, la más importante del mundo, está rodeada de verde: a un lado, el Jardín Botánico; detrás, el parque del Retiro y, más al sur, la Real Fábrica de Tapices, para la que Goya pintó sus obras más costumbristas.

El Prado se conectó con la zona oeste a través de la Puerta del Sol, plaza rodeada de conventos e iglesias en cuyo suelo se desató la tragedia del Dos de Mayo que Goya inmortalizó con su cuadro La carga de los mamelucos. Siguiendo sus calles (Mayor, Arenal) llegarás a la plaza de Oriente, creada por el Rey intruso, José Bonaparte. Allí se levanta el espectacular Palacio Real, construido por orden del primer Borbón español, Felipe V, sobre las cenizas del malogrado Alcázar anterior; tardó 26 años en construirse y algunos de sus exquisitos salones aún se utilizan en actos oficiales. Frente a su fachada se desató la chispa del levantamiento contra los franceses en 1808.

Tras el palacio se encuentra la estación del Norte, antaño montaña del Príncipe Pío, escenario de otra obra maestra de Goya: Los fusilamientos de la Moncloa. En las cercanías se puede localizar también la iglesia de San Antonio de la Florida, la que da origen a este post, cuya cúpula fue pintada por el artista que nos ocupa. Bajo ella descansan sus restos mortales a manera de homenaje.

Categories: Madrid Tags: , , , ,

Santiago de Compostela, final del camino

Jueves, 21 de mayo de 2009 Comments off

vuelos a Santiago

Si hablamos del Camino de Santiago automáticamente se nos vendrán a la cabeza docenas de localidades por las que atraviesa esta ruta patria de peregrinos. Sin embargo, si todos los caminos conducen a Roma, dicho clásico de otros peregrinos, los romeros, en este caso todos los senderos terminan en Santiago de Compostela.

Es sobradamente conocida la leyenda que dio origen a la ruta allá por la Edad Media, en el siglo IX: el descubrimiento de una tumba que se atribuyó al Apóstol con la ligereza propagandística propia de aquellos duros tiempos de ocupación musulmana cambió para siempre la vida del cercano pueblo, rebautizado como Compostela por el campo de estrellas que habría indicado a un humilde ermitaño el lugar exacto del enterramiento.

Desde entonces millones de peregrinos han hollado con sus pies los diferentes caminos que jalonan España: el Francés, el Aragonés, el Primitivo, el del Norte, el Portugués, el Inglés, el Jacobeo, la Vía de la Plata y el de Finisterre son los actualmente establecidos. A pie, a caballo, en bicicleta, haciéndolo íntegramente o a tramos cada año, hospedándose en albergues de peregrinos o en otros establecimientos… Lo importante, dicen, es la vivencia interior.

Pero si tomamos uno de los numerosos vuelos a Santiago que actualmente ofertan las low cost, por ejemplo, también podemos respirar el ambiente histérico y añejo de la capital gallega. La plaza del Obradoiro, frente a la catedral románica levantada en torno a la cripta donde descansan las presuntas reliquias del santo, es la referencia de la ciudad. Se trata de un lugar de reunión, paso previo para entrar a honrar al santo. Antes ha de pasarse el impresionante nártex donde deslumbra el Pórtico de la Gloria , con la célebre estatua central de San Mateo que los peregrinos golpean tres veces con la cabeza para adquirir su talento, y atravesar las naves hasta la girola. Con un poco de suerte, en la fecha adecuada, es posible asistir al espectáculo del botafumeiro, el gigantesco inciensario que es impulsado por varios frailes para perfumar el templo a través de su movimiento pendular.