Archivo

Archivo para la categoría ‘Alicante’

Tres días de música en el Rabolagartija Festival de Villena

martes, 6 de agosto de 2019 Comments off

Villena es una ciudad del noroeste de la provincia de Alicante con un casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico y en el que se pueden encontrar atractivos monumentales como el Castillo de la Atalaya (una fortaleza del siglo XII, de origen árabe), la Plaza de Santiago (circundada por la iglesia homónima gótico-renacentista, el Palacio Municipal del siglo XVI, la Casa Selva decimonónica y la Casa de la Cultura posmodernista), la Plaza Mayor, la Ermita de San Antón y varios edificios dieciochescos más, entre otras curiosidades de interés.

Ahora bien, en fechas veraniegas lo que más atrae a la gente es algo de nombre tan estrambótico como Rabo Lagartija. Así, con mayúsculas, aunque en realidad deberían ir las dos palabras juntas y añadirle una tercera para dejarlo en Rabolagartija Festival, que, como se puede deducir, se trata de un evento «nuevo, fresco, increíble, especial, magnífico y bombástico» en el que disfrutar de una experiencia única a lo largo de tres días «cargados de buen rollo, colegueo y decenas de horas de la mejor música».

Un trío de jornadas musicales a celebrar en un recinto de césped natural y dotado de sombra donde se ubican dos escenarios gigantes cubiertos, llamados Camarón de la Isla y Rockberto. También hay una zona de acampada (a la sombra de pago, al sol gratis), aparcamiento gratuito, vigilancia, servicios con duchas y una barra disponible las veinticuatro horas del día con precios populares. Todo ello al servicio de un público que deberá prepararse para resistir tres días de conciertos seguidos, con actuaciones que se sucederán sin descanso.

El cartel para esa maratón es superior en número al de ediciones anteriores, de ahí la necesidad de ampliar el tiempo de duración del Rabolagartija. La cosa empezará el jueves 15 de agosto con Morat, Natos y Waor, Dubioza Kolektiv, Gren Valley y Talco como principales referencias. El 16 será el turno de La Pegatina, Goggol Bordello, SFDK, Boikot y Narco, también entre otros. Y el sábado 17 llega el plato fuerte encabezado por Rozalén, Juanito Makandé, La M.O.D.A, Zoo y La Excepción. Pero, en total, serán más de medio centenar de artistas los que acudirán.

Todo ello por abonos entre 45 y 55 euros. Y recordando, una vez más, que viajando desde fuera de la provincia quizá haga falta reservar algún vuelo a Alicante para luego desplazarse hasta Villena, que se encuentra a unos 58 kilómetros por carretera )poco más de media hora en coche).

Llega a la alicantina localidad de Villena el festival Leyendas del Rock

viernes, 2 de agosto de 2019 Comments off

Un año más, vuelven a Alicante las melenas al viento, los riffs de guitarra, los ritmos más duros y los decibelios a tope. Ya está aquí, fiel a su cita veraniega, la décimocuarta edición de Leyendas del Rock, el festival más heavy de España.

Los chicos (y chicas) de Leyendas visitan Villena, localidad de noroeste de la provincia que les acoge desde hace ya varios años inundando su entorno de rock legendario, grandes figuras de la música en esa versión tan específica y adorada por sus seguidores. Villena, por cierto, se encuentra a sólo una sesentena de kilómetros de la capital provincial, por lo que quienes viajen de fuera, una vez hayan reservado el preceptivo vuelo a Alicante, tendrán que desplazarse hasta allí por tierra.

El precio de los abonos para el Polideportivo Municipal, que es donde se situará el escenario, se ha establecido en 100 euros. La oferta de la organización incluye la posibilidad de acampar en una zona ad hoc gratuita (con pulsera), si bien el aforo es limitado, equipada con baños, taquillas, duchas, césped y hasta piscina.

Ahora bien, lo que realmente interesa al aficionado es el cartel. Este 2019 está encabezado por Avantasia, Thin Lizzy y Airbourne, completando el plantel otros grupos destacados como Apocalyptica, HammerFall, Rata Blanca, War Cry, Avalanch, Bee Snider, Rose Tattoo, Alestorm, Cradle of Filth, Avatar… Tampoco faltará representación española de la mano de Saratoga, Medina Azahara, Obús o Mojinos Escozíos, entre otros.

Será del 7 al 10 de agosto.

«Irán. Cuna de civilizaciones» en el MARQ alicantino

viernes, 22 de marzo de 2019 Comments off

No es lo mismo, claro, pero si hay alguien que sueñe con viajar a Oriente Medio para ver de cerca algunas de las maravillas arqueológicas y artísticas de sus antiguas culturas y no puede hacerlo, una alternativa doméstica podría ser reservar algún vuelo a Alicante y visitar el MARQ (Museo Arqueológico), donde precisamente el pasado 14 de marzo se inauguró una exposición con ese tema: Irán. Cuna de civilizaciones.

Está organizada en estrecha colaboración con el Museo Nacional de Irán y el Drents Museum de Assen, presentando un elenco de piezas de las que dos centenares proceden de la institución iraní, cuya sede está en Teherán y forma parte del Irān Bāstān (Museo del Antiguo Irán) y el Museo de Arqueología y Arte Islámico de Irán.

La muestra cubre un espectro cronológico que abarca desde el Paleolítico hasta el siglo XVIII, repartiéndose entre tres salas en un recorrido que se inicia con un audiovisual que sitúa al espectador en el contexto geográfico y explica las características del museo de Teherán. Luego se pasa a la primera sala, donde se exhiben los registros fósiles y líticos de los primeros homínidos, seguidos de piezas de aquella Edad del Cobre en la que aparecieron ciudades importantes como Susa. Hay tablillas cuneiformes, armas de metal de Elam…

La segunda sala se dedica a la Edad de Oro, la de la dinastía aqueménida y el encumbramiento del Imperio Persa, con Persépolis como gran capital y ese máximo esplendor que le da nombre al período, alcanzado durante el reinado de Darío I. La última sala presta atención al Renacimiento de Persia tras el gobierno de los seleúcidas, el posterior Imperio Parto y el advenimiento de los Sasánidas, en cuya etapa Cosroes II alcanzó la máxima expansión y adquirió una importancia extraordinaria la Ruta de la Seda.

Un último aspecto de la exposición de Alicante lo componen la historia y el arte islámicos, así como las invasiones mongolas y lka dinastía Safaví, que en el siglo XVI unificó un estado chiíta considerado germen del actual. Irán. Cuna de civilizaciones se presenta, además, acompañado de impactantes medios audiovisuales. Y hay tiempo para verlo hasta el 1 de septiembre así que lo dicho: no es lo mismo que verlo in situ pero…

Una excursión a la isla alicantina de Tabarca

viernes, 18 de enero de 2019 Comments off

Los muros cargados de historia del Castillo de Santa Bárbara, los ficus centenarios del Parque Canalejas, los millones de teselas que pavimentan la Explanada de España, las ruinas arqueológicas de Lucentum, las visitas a los pintorescos pueblos del municipio… Quien reserve un vuelo a Alicante tiene muchas cosas que llevar apuntadas en su agenda y una de ellas, sin duda, sería hacer una excursión hasta la cercana isla de Tabarca.

Se trata de un pedazo de tierra situada a unos diecinueve kilómetros del litoral peninsular levantino, con una superficie de treinta alargadas hectáreas, de modo que presenta algo menos de dos kilómetros de longitud por cuatrocientos cincuenta meros de anchura máxima y una elevación sobre el nivel de apenas quince metros; de hecho, vista desde lejos asemeja la silueta de un submarino. Se estructura en dos partes, una bastante más grande que la otra, unidas por un exiguo istmo; también hay algunos islotes y peñascos alrededor.

Tabarca, cuyo nombre actual es de incierto origen (en la Antigüedad se la conocía como Planesia o Planaria) pero parece proceder del bereber Thabraca, carece prácticamente de vegetación más allá de arbustos y matorrales pero acoge un pequeño pueblo de unas docenas de habitantes que se creó en 1770 por encargo de Carlos III porque, hasta entonces, la isla era utilizada por piratas y contrabandistas. Fruto de esa iniciativa son las recias murallas -con tres puertas- y la Torre de San José, que siguen en pie y constituyen el principal atractivo monumental.

No es el único porque también están la iglesia barroca de San Pedro y San Pablo, la Casa del Gobernador y un faro; en 2004 se añadió el Museo Nueva Tabarca aprovechando el edificio de la Almadraba y no hay que olvidar el pueblo en sí, con su pintoresco callejero de diseño dieciochesco. Sin embargo, los visitantes de Tabarca suelen centrar su atención en la parte natural, pues las aguas insulares están catalogadas como reserva marina y se les pueden sumar la minúscula playa y una gruta natural que hay bajo las murallas, accesible en barca.

La mayoría, no obstante, llega a Tabarca (desde Alicante es una hora de navegación; desde Santa Pola bastante menos) sólo como curiosidad, para pasar el día. No son mucha gente en realidad pero teniendo en cuenta las dimensiones de la isla, parece abarrotada; sobre todo si se intenta encontrar hueco en uno de los restaurantes para degustar el apreciado caldero tabarquí, que es arroz con pescado. Una alternativa que puede resultar interesante es pernoctar in situ, ya que, además de algunos hostales, la Casa de Gobernador ha sido reconvertida en hotel.

Visitar una fábrica de turrones en Jijona

viernes, 19 de octubre de 2018 Comments off

Se acercan las navidades. Están allí, al fondo, dispuestas para envolvernos en su manto de felicidad familiar que viene acompañado de regalos, villancicos, ilusión infantil y delicias propias de las fiestas. Bueno, en realidad aún faltan un par de meses pero a pesar de estar aún en octubre ya empezamos a ver los estantes de las tiendas los primeros turrones.

El turrón es inseparable del período navideño… a no ser que reservemos un vuelo a Alicante y una vez allí, aparte de las visitas turísticas preceptivas, nos acerquemos a una fábrica para descubrir todos los secretos de su elaboración. Y, por qué no, de paso catar algunas modalidades anticipándonos así a finales de diciembre. Para ello, la localidad de referencia es Jijona, donde tienen su sede la mayoría de los productores y suelen abrir las puertas de sus instalaciones a las visitas.

Los recorridos se hacen en temporada alta, que comienza precisamente en la segunda mitad de octubre y se extiende hasta que acaba el año, aproximadamente. Es el momento perfecto porque habrá ocasión de ver la fábrica a pleno rendimiento, con su maquinaria en marcha y los profesionales poniendo en práctica sus conocimientos. Si se va en otra época puede que dejen entrar pero no será lo mismo.

No todas las marcas abren al público pero como realmente hay muchas -Jijona vive de ello, al fin y al cabo- no es difícil dar con alguna. Por ejemplo, El Artesano; o El Abuelo; o Primitivo Rovira. También Turrones El Lobo y 1880, que además cuenta con un museo turronero con un calendario de apertura más amplio que el de la fábrica en sí (de julio a noviembre, todas las mañanas excepto en agosto y fines de semana). La parte industrial se contempla desde pasarelas que permiten no interferir con el trabajo de los operarios.

Los precios son casi simbólicos (3 euros en temporada alta y la mitad en baja pero con descuentos para escolares y jubilados) y al final, como decíamos antes, habrá una degustación de productos. No hace falta reserva salvo que se trate de un grupo superior a 10 personas. Pero otras fábricas hacen visitas gratuitas y extienden el horario a las tardes e incluso a sábados y domingos, aunque en ese caso las máquinas no estarán en marcha.

En suma, si se quiere conocer los entresijos del producto más emblemático de Alicante, nada mejor que verlo in situ. Es una forma de ir abriendo boca para lo que vendrá.

Categories: Alicante Tags:

La localidad alicantina de Villena trae otros dos festivales de música en agosto

viernes, 27 de julio de 2018 Comments off

Cuando llega el verano, la provincia de Alicante hierve de música. No hablamos de chiringuitos playeros ni de movida callejera nocturna sino de festivales. No uno ni dos sino varios que invitan a asistir a los incondicionales de lo que ya se está constituyendo como toda una modalidad vacacional más o menos asequible.

En ese sentido, si julio termina este fin de semana con la celebración del Low entre el 27 y el 29, el testigo lo recogerá agosto en dos entregas. La primera tendrá lugar la segunda semana del mes en la localidad de Villena, donde el Leyendas del Rock vuelve fiel a su cita con el sector musical cañero, el del rock duro y el heavy metal, que a buen seguro llenará el escenario habitual, el Polideportivo Municipal.

Frente a él se habilitará la Zona de Acampada Sombra, vallada y de acceso sólo con las pulseras ad hoc y de la entrada, aunque habrá otra gratuita y de libre acceso, como en años anteriores. También se ofrecerá un área de servicios con baños, duchas, comidas, parking, etc. Las entradas diarias cuestan entre 55 y 62 euros, y los abonos 100.

Nightwish es la cabeza de un cartel que se completa con otros ilustres grupos del género, como Warlock, WASP, Saxon, Children of bodom, Suicidal Tendences, Mr. Big, Rosendo, WarCry, Sepultura, Powerwolf y aproximadamente medio centenar largo más cuyas actuaciones se van a repartir entre los días 8, 9, 10 y 11 de agosto.

Pero eso no es todo. En la misma localidad y el mismo escenario (el polideportivo, conservando las zonas de acampada) pero unos días después, del 16 al 18 de agosto, llega otro festival más y de curioso nombre, el Rabolagartija. Éste es más ecléctico que el anterior o menos específico, combinando rock con hip hop y otras propuestas alternativas.

Para ello montará dos escenarios en los que tocarán artistas y grupos como La Raíz, La Pegatina, Kase.O, Boikot, Rozalén, Bebe, El Langui, Nach, Ofunkillo, Zoo, Canijo de Jerez, The Skatalites, Mártires del Compás, etc. En esta cuarta edición las entradas diarias cuestan 30 euros y los abonos entre 45 y 55. Y, recodando que Villena se encuentra a muy pocos kilómetros de la capital provincial, quien viaje desde fuera puede empezar a buscar ya algún vuelo a Alicante.

Al Low Festival de Benidorm en su décimo aniversario

viernes, 6 de julio de 2018 Comments off

Verano y Benidorm son casi sinónimos, más allá de la similitud cacofónica. Pero cuando circunscribimos esa relación a la música se hace aún más estrecha gracias a que la ciudad levantina acoge cada mes de julio la celebración de un importante y esperado evento: el Low Festival, que esta edición llegará los días 27, 28 y 29.

Es el mismo que antaño se llamaba Low Cost Festival, creado en 2009 y que después cambió tanto su denominación, para simplificarla, como la propia sede, ya que originalmente era Alicante. Este 2018 será muy especial porque cumple sus primeros diez años de andadura, exitosa por cierto, convirtiéndose en una de las citas estivales más destacadas.

Cuatro escenarios se levantarán en el recinto habitual, la Ciudad Deportiva Guillermo Amor (Avenida de la Ciudad Deportiva s/n), para dar alternativas a diferentes géneros musicales de manera que nunca se solapen más de quince minutos entre los dos tablados principales. Todos con sus espacios diferenciados y una capacidad total para 40.000 personas, que, sin embargo, se va a limitar a 25.000 diarias para evitar aglomeraciones.

Y eso que son 30.000 metros cuadrados de césped donde los organizadores prometen situar no sólo a las mejores bandas y DJ del panorama nacional e internacional, sino también instalaciones amplias y cómodas, zonas verdes de relax, restauración internacional con opción de comida vegetariana incluida, etc. También habrá dos zonas VIP y una piscina olímpica, así como un sistema de transporte, el TRAM, que permite desplazarse desde cualquier punto entre Alicante y Denia (su parada está a sólo cinco minutos del recinto), aparte de autobuses y taxis a tres minutos.

En cuanto al cartel, Vive la Fête, Joe Crepúsculo, DJ Friday y DJ Pollo 242 serán los encargados de abrir el evento el jueves 26 con una Welcome Party gratuita en la Playa de Levante. El festival propiamente dicho empieza al día siguiente con las actuaciones de Phoenix, Iván Ferreiro, León Benavente, La Habitación Roja y Cristina Rosenvinge, entre otros. El sábado será el turno de The Chemical Brothers, Los Planetas, Biffy Clyro, Novedades Carminha… Y el domingo rematan Editors, Izal, Kakkmadafakka, Santiago Auserón & Sexy Sadie, etc.

En el momento de escribir este post todavía quedaban abonos disponibles a la venta; cuestan entre 69 y 160 euros. Así, ya sólo quedará reservar algún vuelo a Alicante para ese fin de semana y prepararse para disfrutar de la música en vivo.

Visitas guiadas a refugios antiaéreos de la Guerra Civil en Alicante

miércoles, 11 de abril de 2018 Comments off

El turismo de guerra es una variedad viajera que atrae no sólo a un público especializado especialmente interesado en la militaria sino también a a otro deseoso de descubrir su pasado y su historia. Por esa razón, desde un tiempo a esta parte es posible visitar algunos sitios relacionados con la Guerra Civil Española que han sido recuperados del abandono y olvido en que habían caído; en algún caso, incluso están restaurados.

Es una de las nuevas cosas que podrá hacer quien reserve alguno de los vuelos a Alicante y quiera ver algo más allá de lo clásico que suele venir en las guías o, al menos, compatibilizarlo. Y es que la La Concejalía de Memoria Histórica del ayuntamiento alicantino ha puesto en marcha la posibilidad de descubrir los refugios antiaéreos que se construyeron o habilitaron en la ciudad durante la contienda que sacudió España entre 1936 y 1939.

En concreto, se trata de visitas guiadas a los refugios ubicados en las plazas Séneca y Balmis. El primero es un ejemplo de lo que espera a los curiosos: quedó al descubierto en 2011 durante una remodelación de la estación de autobuses de dicha plaza, cuenta con un pequeño centro de interpretación instalado en una sección del parque de bomberos tras el traslado de éste. En él se exhibe material de época como carteles, portadas de prensa de entonces, reproducciones de las bombas que lanzaron sobre la urbe los aviones nacionales e italianos, además de un vídeo informativo.

Luego se pasa al refugio propiamente dicho, cuyo acceso original era por una trampilla que aún persiste, aunque ahora se baja por sendas escaleras en los flancos. La baja altura del techo, que obliga a avanzar con cuidado, y los grafitis de las paredes instando a no detenerse, a guardar silencio o a permanecer alerta ante posibles espías son cosas que sirven para meterse en situación y crear un ambiente de retorno al pasado, algo a lo que ayudan las sensaciones visuales (semioscuridad), auditivas (sirenas de alarma aérea, grabaciones de aviones, recreación de explosiones) e incluso odoras (intensa humedad).

El lugar consiste en un largo pasillo, aproximadamente un centenar de metros, con pequeños habitáculos abiertos a cada lado para que la gentes e acomodase dejando la zona central libre para el paso. Cabían unas mil doscientas personas, aunque seguramente entrarían más cuando había una emergencia. Que no fueron pocas, teniendo en cuenta que se registraron hasta ochenta y tres bombardeos en Alicante, pues al fin y al cabo fue el último punto de resistencia de la República.

A este refugio de Séneca se le sumó en 2017 el de Balmis. Ambos se recorren en visitas guiadas previa reserva que tienen el mismo horario (lunes, miércoles y viernes a las 10:00, sábados a las 12:00 y 17:00, y domingos a las 12:00) e idéntica tarifa (5 euros, 3 en reducida y gratis los menores de 6 años). Se pueden hacer en castellano, valenciano o inglés.

IMAGEN: Bombarderos Savoia-Marchetti italianos como los que operaron sobre Alicante – Andrea Nicola en Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0

Leyendas del Rock 2016

viernes, 29 de julio de 2016 Comments off

vuelo Alicante

Rock duro y heavy metal, la versión más intensa de la música moderna, se hace un hueco casi a codazos cada verano entre la apoteosis de pop que suele inundar los festivales estivales. Lo hace en su oasis habitual de la localidad de Villena, en Alicante.

Bandas españolas e internacionales de prestigio, algunas auténticos clásicos, se reúnen para atronar los altavoces a lo largo de cuatro días, que este año 2016 serán el 10, 11, 12 y 13 de agosto. El escenario, el acostumbrado: el Polideportivo Municipal y sus amplias instalaciones que, recordemos, cuentan con campo de fútbol, piscinas y zonas arboladas.

Como siempre, en esta undécima edición no faltará la zona de acampada totalmente gratuita para todos los espectadores que lo deseen, situada frente al polideportivo. Además, habrá párking -on sección para discapacitados y con un área destinada a autocaravanas. ¿Más? Por supuesto, barra de bebidas, carpa de comida, grada de descanso, ludoteca, servicios… Una oferta bastante completa, en ese sentido.

Los grupos tocarán en dos escenarios al aire libre más un tercero en la cancha de fútbol sala, por los que se repartirán las actuaciones a partir del momento en que se dé el pistoletazo de salida el miércoles 10 con la fiesta de inauguración, que además es gratuita y contará con la presencia de WarCry, Fear Factory, Mojinos Escozíos, El Reno Renardo y Lords of Black.

El cartel, como siempre, excepcional. Está encabezado por referencias casi míticas, como Anastasia, Anthrax, Helloween y Steel Panther. Asimismo, destacan otros nombres como Venom, Children of Bodom o Uriah Heep, a los que se suman At The Gates, Skindred, Hamlet, Powerwolf, Sauron, Dark Tranquility, Simphony y muchos más.

Asimismo, en el Riot Stage, se podrá ver y, sobre todo oir, a Anaal Nathrak, Ars Amandi, Atlas, Avulsed, Badana, Bella Bestia, Blitzkrieg, Cattle Decapitation, Bombus, etc; casi una treintena en total.

Quien ya tenga su abono (90 euros, 8 más si se compra directamente en taquilla, aunque hay entradas para días sueltos a 50 euros -5 más en taquilla-) sólo le queda pendiente buscar el correspondiente vuelo a Alicante. Villena está a sólo 61 kilómetros de la capital provincial.

Los vikingos llegan a Alicante gracias al MARQ

martes, 19 de julio de 2016 Comments off

vuelo Alicante

Hablar de vikingos en Alicante suena un poco raro, sin duda. Pero con el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante9 de por medio la cosa cambia y adquiere más sentido. El pasado mes de mayo, esta institución inauguró una curiosísima exposición sobre el célebre pueblo escandinavo, esperando que ese carisma que lo caracteriza mediáticamente y esa sugestión que siempre ha ejercido sobre el público general atraiga a los curiosos y aficionados a la Historia.

La época vikinga se estendió desde el siglo VIII hasta el XI aproximadamente, constituyendo un período en el que aquella norteña región ejerció una influencia considerable sobre otras partes del mundo, algunas realmente alejadas. Fue una época lejos de poder considerarse monocorde, experimentando cambios cruciales de los que quizá el más notable fuera el paso del paganismo al cristianismo. Pero, además en aquel contexto se recuperó la vida urbana y se desarrolló una amplia red de comunicaciones.

Porque, pese a la imagen tópica de conquistas y saqueos, los vikingos también llevaron a cabo acciones colonizadoras (Islandia, Groenlandia, Terranova…) y, sobre todo, no basaron su economía en las razzias sino en el comercio y la agricultura. durante el siglo IX las pequeñas monarquías escandinavas fueron unificándose hasta formar tres reinos, Noruega, Suecia y Dinamarca, que hoy se identifican estrechamente con ese pasado vikingo. Tres reinos que supusieron la centralización del poder, con la consiguiente repercusión en la estructura social y la de ésta en la política, con los daneses volviéndose hacia Europa.

Los vikingos fueron guerreros pero también granjeros, colonos y comerciantes. Fundaron reinos y ciudades, tuvieron su propio territorio en suelo inglés (Danelaw), fundaron Dublín y Kiev, se asentaron en la urbe de York (Jorvik) y dieron nombre a la región francesa de Normandía, donde también se establecieron.

Es difícil conocer a fondo la historia vikinga porque la fuente principal son las sagas inscritas en piedras rúnicas, inexactas y algo fantasiosas pero la forma de escritura que poseían, al fin y al cabo, en medio de una tradición fundamentalmente oral. También se cuenta con las crónicas de otros pueblos; la Crónica Anglosajona, por ejemplo, da cuenta del primer asalto sufrido por el monasterio inglés de Lindisfarne a manos vikingas, que fue el que dio a conocer a aquellos «hombres del norte» al resto del mundo. Fue el 8 de junio del 793 d.C.

El MARQ trata de contar todo esto y mucho más mediante la exposición Vikingos. Guerreros del Norte. Gigantes del mar, que reúne 683 piezas procedentes del Museo Nacional de Dinamarca, sobre todo. Se distribuyen por 3 salas: una dedicada al mar y la guerra, en la que las estrellas son los barcos; otra a la cultura y la sociedad; y la tercera a la religión y las creencias, incluyendo el proceso de cristianización.

Por supuesto, se presta una atención especial al paso de los vikingos por España: sus incursiones en la ría de Arousa, los ataques al emirato omeya andaluz y los asaltos esporádicos por la costa levantina. En este último sentido, el evento cuenta com la colaboración del Museo Arqueológico Comarcal de Orihuela, del Museo Histórico-Artístico de la Ciudad de Novelda y del Museo Arqueológico de Córdoba, que han prestado algunas piezas.

En suma, este verano un vuelo a Alicante puede ser el primer paso para descubrir algo insospechado en la ciudad, más allá de la playa o el patrimonio monumental y natural locales. En realidad no sólo este verano, puesto que la exposición permanecerá abierta hasta enero de 2017.