Archivo

Archivo para la categoría ‘Bilbao’

Homenaje a la Kunsthalle de Bremen en el Guggenheim bilbaíno

jueves, 14 de noviembre de 2019 Comments off

El Museo Guggenheim de Bilbao ha inaugurado una exposición, organizada en colaboración con la Kunsthalle Bremen, que ofrece una propuesta un poco diferente a lo que se suele ver en esa institución, habitualmente formado por instalaciones y obras futuristas recientes. Con el título Obras maestras de la Kunsthalle Bremen: de Delacroix a Beckmann, muestra la historia de la colección alemana homónima y su pionera dedicatoria al arte moderno.

Lo hace a través de una alternancia de piezas francesas y alemanas, situadas cronológicamente entre el siglo XIX y la primera mitad del XX, con las que queda patente el compromiso cívico y la relación entre coleccionismo privado y tutela pública, así como la investigación profesional y la promoción del arte moderno, que caracterizaron al museo de Bremen. Algo que no siempre fue comprendido en su época, originando controversia y un activo debate.

Al respecto cabe señalar que Alemania fue el primer país en adoptar el impresionismo y el posimpresionismo, de ahí las opiniones encontradas acerca de la relevancia que tendrían esas nacientes nuevas tendencias. Algo que no era ajeno a los movimientos nacionales e internacionales que se dieron en el lapso de tiempo señalado.

Un grupo de ciudadanos amantes del arte y con ideas afines fundaron la Kunstverein de Bremen en 1829 para mejorar el sentido de la belleza que tenía la sociedad. Solían reunirse para charlar sobre sus respectivas colecciones y así fue tomando forma un proyecto que poco a poco fue incrementando el número de miembros y a organizar exposiciones, hasta que finalmente se creó un museo ad hoc en 1849: la citada Kinsthalle.

Medio siglo después, el que fue su primer director profesional, el historiador del arte Gustav Pauli, refinó el enfoque de una colección que había ido creciendo algo anárquicamente con donaciones privadas de sus miembros y marcó una línea a seguir para la política de adquisiciones.

Ahora, los comisarios de la muestra, Christoph Grunenberg (director de la Kunsthalle Bremen) y Petra Joos (curadora del Museo Guggenheim Bilbao), rinden homenaje a través de esta Obras maestras de la Kunsthalle Bremen: de Delacroix a Beckmann que permanecerá abierta hasta el próximo 16 de febrero. Hay tiempo todavía para buscar algún vuelo a Bilbao.

Categories: Bilbao Tags: ,

Nueva edición del festival Bilbao BBK Live

viernes, 28 de junio de 2019 Comments off

¿Cuántos lectores no estarán buscando ya un vuelo a Bilbao para acudir a a la próxima e inminente edición del BBK Live? El certamen vizcaíno, uno de los más importantes de la temporada de verano en el panorama nacional -así lo demuestran los tres últimos premios Fest recibidos-, llegará de nuevo los días 11, 12 y 13 de julio y, como en ocasiones anteriores, se espera una afluencia multitudinaria.

Efectivamente, decenas de miles de espectadores se citan cada año en Bilbao para asistir al que suele ser uno de los programas de actuaciones más destacado que se puede encontrar. Este año 2019 vuelve con un recinto de acampada tan espléndido como céntrico, en el monte Arraiz, vecino del Kobetamendi, donde se desarrollará el evento. Las magníficas vistas se completan con la apuesta por la sostenibilidad, los food trucks (que incluyen comida vegetariana y para celíacos) y con la tecnología de última generación.

Como siempre, la lista de artistas es toda una referencia. El primer día, jueves 11, tocan Liam Gallagher, Thom Yorke Tomorrow’s Modern Boxes, Modeselektor Live, Nils Frahm, Vetusta Morla y una treintena más. El segundo, viernes 12, es el plato fuerte, con The Strokes, Rosalía, Suede, The Blaze, Brockhampton, Idles… Y el tercero, sábado 13, no se queda atrás con Weezer, The Good, The Bad & The Queen, Hot Chip, Vince Staples, Cut Copy, etc.

Algo interesante para los asistentes: en el recinto del festival no se usará dinero en efectivo sino Cashless, una pulsera electrónica que permitirá pagar cualquier cosa (comida, bebida, merchandising y que hay que recoger los días anteriores en la explanada del Estadio de San Mamés. Las pulseras se cargan conectándolas a la tarjeta de crédito y al final del festival se devolverá el importe no gastado. Por cierto, las entradas diarias cuestan 62 euros y los abonos entre 160 y 175.

Categories: Bilbao Tags: ,

Exposición sobre Zuloaga en el Museo de Bellas Artes de Bilbao

lunes, 10 de junio de 2019 Comments off

Hemos repetido aquí a menudo que aunque mucha gente reserve su vuelo a Bilbao con el Guggenheim como referencia icónica, no es ése el único museo de la ciudad; ni siquiera el único dedicado al arte. Es más, quien no guste del estilo contemporáneo, de vanguardia, que ofrece dicha institución -y al margen del edificio, que es un espectáculo en sí mismo-, probablemente salga más satisfecho de una visita al Museo de Bellas Artes, donde además de su interesante colección, encontrará atractivas exposiciones temporales.

Una de ellas es la que inauguró el pasado 29 de mayo con el sencillo pero ilustrativo título Zuolaga, dedicada al pintor eibarrés de homónimo apellido, referente indudable de la pintura figurativa mundial de principìos del siglo XX con obras diseminadas por todo el mundo como resultado del éxito internacional que tuvo. Se podrá ver hasta el 20 de octubre.

En su juventud, Ignacio Zuloaga estuvo muy influido por el naturalismo y el impresionismo, de los que se empapó durante su estancia en París en la última década del siglo XIX, aunque en ese período, en el que se estrenó como retratista, el principal influjo lo ejerció el simbolismo, con autores como Eugène Carrière o James Whistler como modelos a seguir.

A partir de 1898, tras su paso por Sevilla, se replantea su obra, abandona la referencia parisina y opta por un regionalismo, especialmente centrado en Castilla en general y Segovia en particular, en el que plasmó temas floklóricos y costumbristas: fiestas religiosas, tauromaquia, escenas rurales… Ahí es donde consigue la confluencia estilística de naturalismo y simbolismo que le separó de cualquier posible adscripción a otras escuelas.

La muestra reúne 95 obras que se estructuran en 15 ámbitos que, a su vez, se agrupan en tres grandes etapas biográficas jalonando la trayectoria profesional del artista. París, Retratos de juventud, Sevilla, Segovia, La perdición urbana, La calle de las pasiones, Intérprete de lo humilde, Mis primas, Paisajes, Escuela española, Retratos masculinos, Retratos femeninos, Retratos de madurez, Última época y Un estilo renovado son los epígrafes citados.

La exposición de Bilbao, comisariada por Javier Novo González, jefe del Departamento de Colecciones del museo, y Mikel Lertxundi Galiana, historiador del arte, investigador y comisario de arte independiente, se ha constituido con préstamos de numerosos museos e incluye piezas inéditas hasta la fecha, caso del Retrato de Erik Satie.

Categories: Bilbao Tags: ,

Navegando por la ría de Bilbao

martes, 5 de febrero de 2019 Comments off

¿Qué llevamos en mente cuando tomamos un vuelo a Bilbao? Evidentemente, si viajamos a la capital vizcaína por vacaciones seguramente llevaremos apuntadas en la agenda una serie de visitas a sus rincones más atractivos desde el punto de vista turístico, desde el inevitable museo Guggenheim al de Bellas Artes, pasando por la fascinante Alhóndiga, la Basílica de Nuestra Señora de Begoña, el Teatro Azcárrága, el casco viejo con sus calles históricas, etc.

Pero hay una cosa que resulta inevitable tomar siempre como referencia: la ría, ese brazo de agua que vertebra la ciudad y que, dejando atrás aquellos tiempos industriales en los que no presentaba un aspecto precisamente sugestivo, hoy ha trocado las fábricas y astilleros por turismo, de manera que no sólo acoge en sus riberas algunos de los sitios más interesantes -entre ellos parte de los reseñados antes- sino que incluso puede constituir un fin en sí misma. Y para eso nada mejor que hacer como en otras urbes y navegarla.

Ello es posible gracias a Bilboats, una agencia de de paseos acuáticos con dos rutas que buscan ofrecer una visión del pasado y el presente de Bilbao desde esa ría que fue tan crucial para su devenir, facilitando de paso el descubrimiento de ambos márgenes, los edificios y monumentos que los jalonan y, en suma, proporcionar una relajante experiencia al viajero, además de una perspectiva del entorno tan original como poco común.

Esas rutas, mitad culturales y mitad de ocio, llevan desde el centro urbano (el punto de atraque es la Plaza Pío Baroja) hasta Zorroaurre o al mar Cantábrico, en la zona del Puente Colgante de Portugalete. La primera dura aproximadamente una hora mientras que la segunda alcanza el doble y las dos incluyen ida y vuelta; en ambos casos se pueden hacer opcionalmente con audioguía en varios idiomas.

Bilboats cuenta para ello con dos barcos: uno es el Ibai Alai, un monocasco de 15 metros de eslora y dos cubiertas con capacidad para 80 pasajeros, todos con asiento individual, bar, WC y equipo de audio; el otro es un catamarán llamado Ibai Eder, de la misma eslora y aforo pero con una única zona de 40 metros cuadrados, aunque igualmente equipada.

Ambas naves pueden alquilarse para otras actividades como fiestas, despedidas de soltero/a y eventos diversos, además de ofrecer servicios también para asistir a los fuegos artificiales o las fiestas locales; asimismo, acogen grupos escolares con tarifas especiales. Hasta es posible solicitar una ruta a medida.

Categories: Bilbao Tags: ,

Retrospectiva de Giacometti en el Guggenheim bilbaíno

sábado, 24 de noviembre de 2018 Comments off

Una vez más, hay que buscar algún vuelo a Bilbao y acercarse hasta el emblemático Museo Guggenheim porque el pasado 19 de octubre inauguró una exposición dedicada a uno de los artistas contemporáneos más destacados: Alberto Giacometti. Se trata de una retrospectiva que reúne más de doscientas piezas entre esculturas, dibujos y pinturas, mostrando el desarrollo creativo que el suizo experimentó a lo largo de cuarenta años de trayectoria profesional.

El título del evento es simple: Giacometti. Retrospectiva. No necesita mucho más porque fue uno de los maestros indiscutibles e influyentes del siglo XX. Nacido en Burgonovo en 1901, creció en un ambiente artístico porque su padre fue pintor impresionista y su padrino fauvista. Él estudio en la Escuela de Bellas Artes de Ginebra y luego en la Académie de la Grande Chaumière de París, empezando por el cubismo para luego deslizarse hacia el surrealismo.

Vivió en Montparnasse rodeado de los colegas de la época y decantándose por la escultura, a la que confirió un estilo muy característico, con figuras muy alargadas, ya que hacia 1935 volvió a cambiar, inclinándose por la figuración hasta el final de su vida. Se casó tras la Segunda Guerra Mundial y empezó la etapa más productiva, con exposiciones mundiales, encargos, premios y el aplauso de la crítica. Defensor de la que sólo la reducción agudiza la mirada, fue él mismo quien acuñó la frase que sintetiza su forma de entender el arte: «Ver, comprender el mundo, sentirlo intensamente y ampliar al máximo nuestra capacidad de exploración”.

Esta muestra ofrece una perspectiva de su obra bastante singular, pues concede relieve especial a la colección de arte -incluido material de archivo- que posee la Fundación Giacometti de París, reunida por su viuda, Annette. También se ofrece la posibilidad de contemplar juntas las ocho esculturas de yeso que hizo para la Bienal de Venecia de 1956 con el título Femmes de Venise (Mujeres de Venecia).

Todo ello comisariado por Catherine Grenier, de la Fondation Giacometti de París, y Petra Joos, del Museo Guggenheim Bilbao (comisaria adjunta: Mathilde Lecuyer-Maillé). Será en la sede del Guggenheim de Bilbao hasta el próximo 24 de febrero de 2019.

Categories: Bilbao Tags: ,

De Van Gogh a Picasso en el Guggenheim bilbaíno

martes, 16 de octubre de 2018 Comments off

Si se pide citar pintores contemporáneos es muy probable que haya dos que se repitan con insistencia: Van Gogh y Picasso. Ambos son los que marcan el inicio y el final, cronológicamente hablando, a la exposición del Museo Guggenheim que lleva sus nombres y fue inaugurada en Bilbao el pasado 21 de septiembre: De Van Gogh a Picasso. El legado Tannhauser.

El tercer nombre de ese título corresponde a Justin K. Tannhauser, un marchante de arte moderno que tras jubilarse legó su colección particular a la Solomon R. Guggenheim Foundation neoyorquina, algo que su viuda amplió luego con otras obras. Dicha colección, integrada ya en los fondos del Guggenheim constituye una panorámica del arte de vanguardia de Francia entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, período que marcan los dos pintores reseñados antes.

Y, entre medias, genios del calibre de Paul Cézanne, Edgar Degas o Édouard Manet, entre otros, caracterizados por su deseo de romper con los esquemas académicos y sus aportaciones a una nueva visión estilística y temática. Un testigo que recogieron los integrantes de la siguiente generación de maestros, como Georges Braque o Pablo Picasso, que aportaron sus propia visión para renovar la renovación, valga el juego de palabras.

Ahora es la primera vez que el Guggenheim exhibe la Colección Tannhauser fuera de Nueva York y ha elegido su centro bilbaíno para ello, en una muestra que está dirigida por Megan Fontanella, curadora de Arte Moderno y Procedencia del Solomon R. Guggenheim Museum. Hay un total de medio centenar de obras de los autores citados más otros igual de célebres como Monet, Renoir, Rousseau, Gauguin (en la imagen su Haere Mai)…

Otra excusa más para buscar un vuelo a Bilbao y acercarse a su mueso-icono. Hay tiempo hasta el 24 de marzo de 2019.

Categories: Bilbao Tags: ,

El mirador y el funicular de Artxanda

martes, 18 de septiembre de 2018 Comments off

Hay dos formas de presentar de forma gráfica una ciudad. Una es, digamos, en primer plano, a través de alguno de sus iconos turísticos característicos; al fin y al cabo prácticamente en todas partes hay uno o incluso más de uno. La otra manera es hacerlo mediante una vista panorámica, generalmente aérea, que permite hacernos una idea de su extensión y dimensiones. Si uno toma un vuelo a Bilbao y quiere probar esto último tiene que acercarse hasta un rincón específico: el Mirador de Artxanda.

Artxanda es el nombre de una de las dos cadenas montañosas que sirven de límite municipal bilbaíno junto con la de Pagasarri. No se trata de grandes elevaciones, pues la cota máxima ronda los 300 metros, pero es suficiente para permitir a un visitante contemplar Bilbao desde lo alto. Ello convierte a Artxanda en un lugar de interés con un extra al que supone su propia condición natural, ya que además está muy cerca del casco urbano y, por tanto, resulta de fácil acceso.

Hay varios motivos para hacer esa excursión y no son menores los que suponen una experiencia al aire libre, la práctica deportiva o disfrutar de la gastronomía de algún establecimiento, pero la razón por la que lo resaltamos aquí es, sobre todo, la de las espléndidas vistas que ofrece su mirador: es asomarse a la barandilla y poder ver el casco antiguo, la inconfundible estampa del Guggenheim, la silueta de la Torre Iberdrola y otros puntos descollantes.

Pero eso no es todo. Otra de las razones para elegir pasar una mañana en Artxanda es el funicular que lleva hasta la cima. En realidad no es obligatorio ni necesario usarlo, pues también se puede subir en coche o incluso andando, pero hablamos de experiencias curiosas y no cabe duda de que ésta lo sería. Su punto de partida es la Plaza del Funicular, cerca del Puente Zubizuri, en la intersección entre las calles Castaños y Múgica y Butrón.

No es una atracción nueva, pues fue construida ya en 1915 con la idea de conectar la urbe con el casino, que se ubicaba precisamente en el monte. aunque se la sometió a una reforma total en 1989. Tampoco se trata de un viaje largo porque sólo recorre 770 metros; eso sí, cuesta arriba, salvando un desnivel de 226,49 metros con una pendiente del 44%. Como cubre esa distancia a una velocidad de 5 metros por segundo, en 3 minutos llega a su destino.

En éste hay un parque con dos grandes esculturas, una de las cuales es una pieza de engranaje del vehículo y otra un monumento en memoria de las víctimas de la Guerra Civil (el funicular fue bombardeado en 1938). El horario es de 7:15 a 22:00 (los festivos abre una hora más tarde) y sale cada cuarto de hora; tiene capacidad para 70 pasajeros. El billete de ida y vuelta cuesta 3,25 euros, aunque hay diversas tarifas.

Imagen: Sannicolasdeugarte en Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

Categories: Bilbao Tags: ,

Volando a Bilbao para el Mundaka Festival

martes, 17 de julio de 2018 Comments off

Cuando llega el verano Vizcaya queda envuelta en las reverberaciones de los focos y tiembla al son de los decibelios. Lo hace, además, por partida doble, ya que lo hace por partida triple: primero a finales de junio con el BBK Music Legends Festival, luego a mediados de julio con el BBK Live y, rematando el trío, a últimos de ese mismo mes con el Mundaka Festival.

Si los dos primeros se ubicaban en Bilbao, el Mundaka, que se autodefine como «un festival único en un lugar único», lo hace en la península de Santa Catalina, un espacio natural muy especial ubicado en en corazón de la provincia en medio de la diversidad paisajística y ecológica de la Urdaibai, una reserva de la biosfera reconocida por la UNESCO en 1984.

Ese escenario constituye el primer pilar del evento, completando los otros dos la gastronomía y la música. De la primera poco se puede decir salvo subrayar la ya de por sí extendida fama de la cocina vasca, tradicional y futurista a un tiempo. De la segunda, hay que mencionar el cartel a base de pop-rock que va a caracterizar la que ya es la tercera edición del evento. Evento, por cierto, que cuenta con el sello Erronka Garbia que otorga IHOBE a los espectáculos y similares que incorporen medidas ambientales a su organización y desarrollo.

Pero insistamos en el programa que, a fin de cuentas, es la principal atracción de un festival de música. Tiene dos vertientes, una nacional llamada We are Bc y dedicada al panorama vasco del sector, y otra internacional, que bajo el epígrafe We are music presenta una nómina de artistas de primer nivel. Ahí hay nombres como Bumbury, Biffy Clyro, !!! (Chk, Chk, Chk), Vintage Trouble, Fink, Rayden, Belako, DePedro, Athom Rumba, Revolta Permanent, Santero y los Muchachos, Copernico Dreams, Moonshakers, Confluence, DJ Pinky, Zarata DJ y Optigan I.

Sus actuaciones se irán sucediendo desde la inauguración, prevista para las 19:00 del viernes 27 de julio hasta el cierre en la noche del domingo 29. No sólo habrá conciertos sino también talleres de cocina, show cookings y catas de la mano de Josean Alija, del restaurante Nerua, y Xabier Gutiérrez, de Arzak. Todo ello con entradas de día desde 50 euros (las hay a 56 con autobús) o abonos por 80 (98 con bus). Hay que empezar a ponerse las pilas y buscar algún vuelo a Bilbao.

Categories: Bilbao Tags: ,

A Bilbao para el BBK Music Legends Festival

viernes, 22 de junio de 2018 Comments off

Un año más, el verano llega a Bilbao en forma de festival de música. Y de referencia nacional, encima: el BBK Music Legends Festival 2018. Casi no necesita presentación -de hecho lo hemos reseñado aquí otras veces-, salvo quizá para las nuevas generaciones que se van incorporando a los circuitos estivales.

Efectivamente, cada verano decenas de miles de espectadores -superándose a menudo y con holgura las cien mil- hay una cita en la capital vizcaína; pero desde hace tres años se ha asentado esta modalidad que ahora, en 2018, cumple su tercera edición, que es la que lleva el encabezamiento Legends, en alusión obvia a la veteranía de los artistas que componen el cartel.

La lista es eminente y si en ediciones pasaron allí Jethro Tull, Los Lobos, Van Morrison o Graham Nash, por ejemplo, en ésta hay un poco de todo: Jeff Beck, Steve Winwood, Mavis Staples, Wilko Johnson, Glenn Hughes, John Cale, Ana Popovic y Dead Bronco, a los que hay que sumar representantes nacionales como los incombustibles Siniestro Total, los vascos Gari & Maldanbera y Moonshakers o la meritoria participación de Motxila 21, un grupo cuyos integrantes tienen el Síndrome de Down.

El evento tendrá lugar en Sondika, no lejos del aeropuerto (ténganlo en cuenta quienes reserven el correspondiente vuelo a Bilbao si viajan desde fuera de la comunidad), los días 29 y 30 de junio; en el primero, viernes, tocarán Steve Winwood, Mavis Staples, Wilko Johnson, Gari & Maldanbera y Siniestro Total, desde las 17:00 hasta las 23:00, mientras que el resto lo hará el sábado entre las 14:30 y las 22:45.

En cuanto a las entradas, cuestan 55 euros cada jornada, aunque hay un bono para ambas por 99 euros. Los menores de doce años entran gratis pero han de ir acompañados de un adulto. Y, como siempre, dentro del recinto existe una zona gastronómica, ya que no se puede entrar y salir.

Categories: Bilbao Tags: ,

Rembrandt y Goya en el Museo de Bellas Artes de Bilbao

martes, 8 de mayo de 2018 Comments off

No cabe duda de que el museo más mediático de Bilbao es el Guggenheim, cuyo edificio ya es un atractivo en sí mismo. Pero hay otro que resulta igualmente interesante para los amantes del arte o incluso más, ya que no tiene las limitaciones cronológicas del anterior; se trata del de Bellas Artes, ubicado en la plaza homónima, en pleno centro urbano, y que reúne una colección de más de diez mil obras.

Por supuesto, esta institución también organiza exposiciones temporales y actualmente tiene abiertas dos dedicadas a maestros de época como Rembrandt y Goya. La primera, en realidad, es la exhibición de una única pieza del pintor holandés cedida hasta el 6 de junio por la Dulwich Picture Gallery de Londres: es su célebre Muchacha en la ventana, uno de sus lienzos más populares, recientemente restaurado y realizado con esa curiosa técnica que es el trampantojo, muy frecuente en la producción del taller de Rembrandt desde 1640.

El trampantojo se basa en la creación de una ilusión óptica, de manera que el espectador tiene la sensación, como en este caso de ver a una joven asomada a una ventana. De hecho,unla improbable leyenda cuenta que el propietario del cuadro lo puso en su ventana y la gente pensaba que era una persona real. El artista lo pintó a la edad de 36 años y se ignora a quién pretendía representar, si una cortesana, una novia judía, un personaje bíblico o, más probablemente, una sirvienta.

La otra exposición se titula Goya y la corte ilustrada, organizada en colaboración con el Museo Nacional del Prado y la Fundación Bancaria la Caixa. Las comisarias, Manuela B. Mena y Gudrun Maurer, jefa de Conservación y conservadora, respectivamente, del Área de Pintura del siglo XVIII y Goya del Museo Nacional del Prado, han reunido 96 obras procedentes en su mayoría de la pinacoteca madrileña pero también de otros centros como el Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico, el Museo de Zaragoza, la Fundación Colección Ibercaja, la Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y varias colecciones privadas.

52 son óleos y el resto piezas de artes decorativas y documentación, aunque no todas las pinturas son del artista aragonés; las hay de contemporáneos suyos dieciochescos como Luis Paret, Mariano Maella, José del Castillo, Luis Meléndez, Antonio Carnicero o Lorenzo Tiepolo, sirviendo así para contextualizar el conjunto. Hay algunas inéditas, caso del retrato de Martín Zapater y otras novedades como la recién adquirida por el Bellas Artes Vista de Bermeo, de Luis Paret.

Si hay tiempo hasta junio para ver el cuadro de Rembrandt, para Goya y la corte ilustrada se van agitando los días, que terminan el 28 de este mes de mayo. Así que hay que ir buscando ya algún vuelo a Bilbao.

Categories: Bilbao Tags: ,