Archivo

Archivo para la categoría ‘Sevilla’

Cuatro exposiciones en el CAAC sevillano

martes, 14 de mayo de 2019 Comments off

La Giralda, la catedral, la torre del Oro, la Maestranza, El Hospital de los Venerables, la Plaza de España… Son algunos de los atractivos que a buen seguro cualquiera lleva en mente a la hora de reservar un vuelo a Sevilla con fines turísticos. Pero si alguien busca algo diferente que rompa un poco con la imagen clásica, puede acercarse al CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) que, por cierto, está ubicado en un sitio histórico, con lo que se junta lo tradicional con lo moderno: el Monasterio de Santa María de las Cuevas, más conocido como la Cartuja.

En ese lugar, famoso por haber acogido la Exposición Universal de 1992, está el susodicho museo desde su apertura en 1998 y ofrece al visitante unos fondos compuestos por colecciones que cronológicamente abarcan desde mediados del siglo XX hasta la actualidad. Ahora bien, entre su oferta no faltan exposiciones temporales y ahora mismo tiene en vigor nada menos que cuatro.

La primera, que se titula Prada Poole, se inauguró el 28 de marzo y permanecerá abierta hasta el 1 de septiembre. Comisariada por Antonio Cobo, se exhibe en el Claustrón Sur y, como indica el epígrafe, está dedicada al arquitecto José Miguel de Prada Poole y a su concepción de la arquitectura perecedera como pompas de jabón.

La segunda empezó el 8 de marzo y continuará hasta el 25 de agosto en la Zona Monumental (Iglesia, Capilla de Colón, Capilla de Profundis y Sacristía), con Juan Antonio Álvarez Reyes como comisario. Su título, Soledad Sevilla. La Algaba, Vélez-Blanco, El Rompido, explica por sí mismo que la artista homónima especializada en instalaciones es el centro de atención.

La tercera también se dedica a la artista, en femenino, que le da nombre: Ana Barriga. De animales a dioses. Se puede ver desde el pasado 8 de marzo y así seguirá hasta el 25 de agosto en la Zona Monumental (Refectorio y Capilla de la Magdalena), comisariada por Yolanda Torrubia y Juan Antonio Álvarez Reyes.

Otras dos mujeres protagonizan, también con sus nombres, protagonizan la cuarta y última: Yeni y Nan. Dualidad, 1977-1986. La comisaria Alicia Murría ha situado en el Claustrón Este a estas artistas interdisciplinares venezolanas que en realidad se llaman Jennifer Hackshaw y Luisa González, practicantes de especialidades tan variadas como el body-paint, la perfomance, el land art, etc. El evento empezó el 9 de febrero y continuará en Sevilla hasta el 9 de junio.

Foto: Monasterio de la Cartuja, E Asterion en Wikimedia Commons, CC BY-SA 2.5

Categories: Sevilla Tags: ,

Los hermanos Machado vuelven a Sevilla

martes, 23 de abril de 2019 Comments off

Está claro que la mayoría de quienes reservan un vuelo a Sevilla llevan en mente visitar cosas muy típicas, como la Giralda, la Torre del Oro, la catedral, los barrios típicos, la Plaza de España en el Parque de María Luisa, quizá La Maestranza y algunos edificios históricos de referencia como el Hospital de los Venerables. Pero la capital andaluza también tiene un legado más reciente, como el modernista, del que acredita interesantes ejemplos.

Uno de ellos podría ser el que se encuentra en el número 45 de la Avenida de la Palmera, diseñado por el arquitecto Francisco Hernández-Rubio y construido entre los años 1914 y 1916, actualmente convertido en sede de la Fundación Unicaja. Son 680 metros cuadrados estructurados en tres plantas por las que se reparten varias salas de exposiciones, una para la colección permanente y otras tres para los eventos temporales, además de otra dedicada a usos múltiples (conciertos, conferencias…).

Este año puede tener relevancia especial la susodicha muestra permanente, dedicada a dos ilustres hijos de Sevilla, los hermanos Antonio y Manuel Machado, porque, con motivo del 80º aniversario del fallecimiento del primero, se ha inaugurado una muestra que lleva por título Los Machado vuelven a Sevilla. Reúne un centenar de piezas documentales (manuscritos, cartas, fotografías, etc) escogidas del fondo que sobre ambos poetas ha ido recopilando la fundación desde 2003.

El recorrido se inicia en el espacio dedicado a la obra de Manuel Machado, tanto en verso como en prosa, incluyendo algunos borradores inéditos de poemas y artículos más otros de los que se recopilaron y publicaron en 2005. También hay un borrador de una glosa de Antonio a su padre. El itinerario acaba en la planta baja termina con fotografías familiares y correspondencia mutua. En la primera planta hay un espacio dedicado al teatro de los Machado y documentación de una obra nunca estrenada, La diosa Razón. Un audiovisual remata la visita.

Los Machado vuelven a Sevilla se puede visitar de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 (festivos y fines de semana hasta las 14:00).

Imagen 1: dominio público en Wikimedia Commons,

Imagen: 2: dominio público en Wikimedia Commons

Categories: Sevilla Tags: ,

La casa más estrecha de Sevilla es un palacio

martes, 5 de marzo de 2019 Comments off

Casi todas las ciudades tienen algún rincón arquitectónico que destaca por su singularidad. No hablamos de belleza o estilo sino de una rareza como ser la casa más estrecha del lugar, por ejemplo. Y eso es lo que se encontrará quien tome un vuelo a Sevilla y visite la Plaza de Santa Cruz, situada en el barrio homónimo.

La plaza debe su nombre a que antaño se alzaba allí la iglesia de la Santa Cruz, construida en 1391 y donde fue enterrado el famoso pintor Bartolomé Esteban Murillo en 1682. La sede parroquial fue trasladada al Convento del Espíritu Santo en 1811 y, tras un breve retorno, al Hospital de los Venerables tres años después. Entonces se derribó el templo original y quedó la plaza, en la que convergen las calles Nicolás Antonio, Mezquita y Santa Teresa, más la plaza Alfaro.

Aún habría reformas urbanísticas posteriores y el aspecto actual se le confirió en 1918, obra del arquitecto sevillano Juan Talavera y Heredia, quedando un espacio rectangular adornado con naranjos y un jardincillo central escalonado en cuyo centro hay una cruz de hierro forjado realizada por por el rejero Sebastián Conde en 1692. Ahora bien, en la Plaza de Santa Cruz hay un rincón insólito y extraño que, salvo que pase desapercibido, a buen seguro llamará la atención de más de un curioso.

Se trata de la que se suele calificar de la casa más estrecha de Sevilla. De hecho, apenas se ve más que una delgada puerta, claramente de época, haciendo de esquina y cuyo paso supondría todo un problema para quien no tuviera una figura de sílfide. Hay truco, claro; en realidad se trata de la salida trasera del palacio de la marquesa de Pickman. Gran ironía porque si uno da la vuelta a la manzana para ver la fachada se encontrará una imponente casona nobiliaria.

Está en la calle Lope de Rueda, cerca de la Plaza de Alfaro, y presenta una bella fachada renacentista, de ornamentación plateresca y formada por un arco de medio punto a base de pesadas dovelas de piedra que está flanqueado por columnas corintias del siglo XVI. Es la de la foto. Queda claro que en Sevilla nada es lo que parece a primera vista.

Imagen: Carlosrs en Sevillapedia, CC BY-SA 3.0

Categories: Sevilla Tags: ,

Gran exposición antológica sobre Murillo en el Museo de Bellas Artes sevillano

martes, 18 de diciembre de 2018 Comments off

Este año 2018 se ha estado celebrando el cuarto centenario del nacimiento de uno de los artistas más importantes de la Historia, Bartolomé Esteban Murillo. A punto de concluir la efeméride, aún hay tiempo para buscar algún vuelo a Sevilla y visitar en el Museo de Bellas artes local uno de los eventos que recuerdan la figura de ese personaje, al fin y al cabo hijo preclaro de la ciudad.

Se trata de la exposición que lleva por título IV Centenario Nacimiento de Murillo y constituye la primera gran antología de obras del pintor sevillano: nada menos que cincuenta y cinco cuadros que proceden de los fondos del museo pero también de una treintena de instituciones internacionales, tanto públicas como privadas, entre las que se encuentran el Museo de la Real Academia San Fernando,el Museo del Prado, el Louvre, la National Gallery, el MET y otras muchas.

Esas pinturas, de las que veinticinco pertenecen al Bellas Artes hispalense, se agrupan en nueve secciones temáticas: Santa infancia, Gloria en la tierra, Compasión, etc. Algunas obras han sido restauradas para la ocasión y el conjunto se encontrará en la Sala de Exposiciones Temporales y en la Sala V, siendo los comisarios de la muestra María del Valme Muñoz Rubio, directora del Museo, e Ignacio Cano Rivero, conservador del Museo y jefe del Departamento de Difusión.

El evento se completa con un recorrido por sitios de Sevilla donde también hay piezas de Murillo, todos en el centro urbano y cerca del museo; es el caso de la Catedral (Sala capitular, Capilla de san Antonio y sacristía), el Hospital de Venerables Sacerdotes y las iglesias del Hospital de la Caridad y de Santa María La Blanca.

Inaugurada el pasado 18 de noviembre, la muestra permanecerá abierta hasta el 17 de marzo de 2019 y el aficionado podrá ver algunos cuadros famosos como La Natividad, el Ecce Homo, el Retrato de Íñigo de Melchor Fernandez de Velasco, el Niño riendo o Las bodas de Canaán, aparte de algunas de sus emblemáticas Inmaculadas.

Imagen: Autorretrato de Murillo – dominio público en Wikimedia Commons,

Categories: Sevilla Tags: ,

Una visita a Itálica

martes, 13 de noviembre de 2018 Comments off

Ya tenemos reservado un nuevo vuelo a Sevilla; bien. ¿Pero qué hacer si ya conocemos más o menos la ciudad?. Hemos visto la Torre del Oro y visitado el Museo Marítimo que alberga, paseado por el Parque de María Luisa y montado en sus barcas, visitado la Catedral y subido a la giralda, recorrido los barrios históricos… ¿Qué más se puede añadir a la lista? Pues, por ejemplo y como hemos dicho muchas veces, salir del casco urbano para acercarnos a algún sitio de interés que esté en el entorno.

En el caso sevillano lo tenemos fácil porque a sólo siete kilómetros, en el municipio de Santiponce, está la Zona Arqueológica de Itálica. Se trata de una ciudad romana fundada en el año 206 a.C, la más antigua establecida por Roma en Hispania, a partir de lo que entonces era un poblado turdetano y que alcanzaría una considerable importancia en el período imperial, en los siglos I y II d.C, durante los mandatos de los emperadores Trajano y Adriano, ambos nacidos en ella.

Luego pasó a adquirir el estatus de colonia, diferente al de civitates y por ello más dependiente de la metrópoli, viviendo una segunda etapa de esplendor con Teodosio I. Eso le permitió sobrevivir también en tiempos visigodos, aunque con cierta decadencia que se agudizó durante la dominación musulmana hasta que en el siglo XII fue abandonada. Desde entonces, sus restos fueron expoliados y reutilizados para hacer obras públicas, perdiéndose así parte del patrimonio.

En 1912 fue necesario protegerla declarándola Monumento Nacional y hoy en día está sometida a campañas periódicas de excavaciones arqueológicas, constituyendo un atractivo turístico más de Sevilla. Y es que los visitantes descubrirán en Itálica rincones tan fascinantes como la muralla (aunque apenas queda una muestra de lo que fue un perímetro de 3.000 metros), el anfiteatro (uno de los mayores del mundo romano, con aforo para 25.000 espectadores), el teatro, las dos termas, los acueductos, el templo de Trajano y las casas particulares (en las que aún hay columnas, mosaicos, hornos, etc).

Itálica abre a las 9:00 todos los días excepto los lunes pero la hora de cierre depende de la estación (otoño e invierno hasta las 16:00, primavera hasta las 20:00, verano hasta las 15:00; esta última hora también sirve para domingos y festivos). Las visitas, guiadas, cuestan 20 euros (33 con transporte), aunque tienen descuentos por edades; duran una hora y media.

IMAGEN: El teatro romano de Itálica- Diego Delso en Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

Categories: Sevilla Tags: ,

Una visita al Acuario de Sevilla

jueves, 16 de agosto de 2018 Comments off

Coger un vuelo a Sevilla y plantarse en la capital andaluza en pleno verano requiere, entre otras cosas, valor para enfrentarse a las altas temperaturas que van a machacar al visitante desde la mañana hasta la noche. Por supuesto, no queda más remedio que sobrellevarlo si se está pensando en conocer sus principales atractivos turísticos, caso de la Giralda, la Torre del Oro, la Catedral, los Reales Alcázares o la Plaza de España, por citar sólo algunos.

Ahora bien, se puede añadir a la agenda alguna alternativa refrescante y no tan conocida. Y pocos sitios parecen más refrescantes ante el calor tórrido como el fondo del mar. Más de uno se preguntará cómo ver el fondo marino en una ciudad interior, claro. La respuesta es acercarse al Acuario, donde por un tiempo uno puede escapar a la realidad y rodearse de agua sin mojarse mientras contempla más de once mil animales pertenecientes a unas cuatrocientas especies.

Están ubicadas en reproducciones de sus hábitats naturales: cinco ecosistemas (Guadalquivir, Atlántico, Oceanario, Indo-Pacífico y Otras áreas) a los que recientemente se han incorporado dos renovados, la Selva tropical y el Manglar, fruto de la reforma llevada a cabo este año 2018. Tiburones, rayas, varanos, tortugas, aves acuáticas… Hay que hacer una mención especial a las medusas porque ahora hay una exposición sobre ellas titulada Medusas. El latido del mar.

También merece la pena destacar la sección El viaje de Magallanes, que ilustra sobre la primera vuelta al mundo (que zarpó precisamente de Sanlúcar de Barramaeda tras descender por el Guadalquivir y concluyó el viaje de vuelta en Sevilla). Otra actividad interesante es la posibilidad de hacer una visita VIP a rematar con una cena en el propio acuario (el menú incluye especialidades como croquetas de Torta del Casar, tosta de jamón con huevos de codorniz o milhojas de presa ibérica con pastel de queso, tomate cherry y espárragos).

Y puestos a vivir experiencias, no hay que olvidar la noche con los tiburones del Oceanario, durmiendo rodeados por estos fascinantes seres; algo que ha tenido un éxito extraordinario entre los niños. ¿A que el calor ya no asusta tanto?

Categories: Sevilla Tags: ,

Contemplando la Semana Santa sevillana desde una cámara oscura

viernes, 16 de marzo de 2018 Comments off

Se acerca la Semana Santa y con ella las vacaciones. Unas fechas en las que pocos sitios hay más sugestivos que Sevilla, donde la fiesta y la religiosidad se viven con una devoción característica, aunque en realidad no haga falta ser creyente para imbuirse de ese espíritu y disfrutar de su paso por la urbe, como demuestran los miles de turistas que visitan la ciudad esos días.

Sin embargo, hoy no vamos a hablar de las procesiones y los pasos, ni de las saetas o la imaginería barroca. La capital andaluza tiene mil y un atractivos además de ésos y este año la sugerencia va a ir por otro lado. Una rareza de la que mucha gente no ha oído hablar pero que se va perfilando como una de las cosas más originales para hacer si uno ha visto ya todos los monumentos y quiere complementar su estancia sevillana: la cámara oscura de la Torre de los Perdigones.

Vamos por partes. Esta torre, que se alza en la calle Resolana, en el barrio de San Gil (junto al Puente de la Barqueta. que era el acceso principal a la antigua Expo 92) formaba parte de la fábrica San Antonio de Paula, una fundición dedicada desde 1885 a la elaboración de perdigones, balas y planchas de zinc para hacer bañeras. Mide 45 metros de altura -aproximadamente la mitad que la Giralda- y está hecha de ladrillo visto, con base cuadrangular y seis tramos ascendentes abiertos al exterior mediante un arco de medio punto y un óculo cada uno (excepto los dos superiores, que sólo tienen el óculo).

La empresa funcionó hasta una fecha tan temprana como 1968 y durante un tiempo quedó abandonada. Fue restaurada en el año 2005, destinándosela entonces a una nueva función que se puso en marcha dos años más tarde: la de cámara oscura. Al fin y al cabo la altura del edificio lo hacía especialmente apropiado para servir de mirador y, de hecho, la planta que lo corona tiene balcón. Gracias a esta cámara, es posible percibir una imagen diferente de la ciudad. Una especie de fotografía en movimiento, original, insólita y curiosa.

Y es que la cámara oscura permite contemplar lo que ocurre en el exterior a tiempo real mediante una proyección plana sobre una pantalla blanca a través de varias lentes de aumento y un espejo situados en el extremo de un tubo que funciona como un periscopio. La luz penetra a través de una abertura, rebota en el espejo y atraviesa las lentes, llegando aumentada a la pantalla. El principio físico es el mismo que usan las cámaras fotográficas e incluso el ojo.

Por tanto, si alguien ha decidido reservar algún vuelo a Sevilla y pasar allí las vacaciones, ya tiene algo que apuntar en la agenda que, a buen seguro, muy pocos habrán probado. Además no es una actividad cara: 4 euros los adultos y la mitad los niños de 5 a 12 años. Abre de martes a domingo entre las 10:30 y las 17:00. Y que nadie sufra pensando en la subida porque hay ascensor.

La Torre de los Perdigones – Imagen: CarlosVdeHabsburgo en Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

Categories: Sevilla Tags: ,

Remar en la sevillana Plaza de España

viernes, 3 de febrero de 2017 Comments off

No cabe la menor duda de que uno de los grandes atractivos de un vuelo a Sevilla es acercarse a la emblemática y espectacular Plaza de España, uno de los iconos de una ciudad que va bien surtida de ellos y que además sirve para promocionarla por el mundo, pues no hay que olvidar que ha sido escenario de algunas importantes películas.

La Plaza de España es, probablemente, el rincón estrella del Parque de María Luisa, la zona verde más importante de la capital andaluza; un lugar repleto de sorpresas a cada paso, desde ese pequeño pabellón exterior que es el Costurero de la Reina hasta la glorieta de Gustavo Adolfo Bécquer, pasando por la fuente de los Leones o la isleta de los Patos, entre otras áreas capaces de satisfacer la curiosidad y la tarjeta gráfica de la cámara de fotos.

La inconfundible imagen de la plaza se basa en su forma semicircular, delimitada por la construcción arquitectónica de ladrillo con columnata -done están los famosos azulejos con escudos- que diseñó Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929, pero también en el gran estanque que ésta tiene delante rodeando el atrio central y que es salvado por pequeños puentes de piedra. Este estanque, que se alarga en forma de ría o canal, puede recorrerse en barca, lo que constituye un atractivo extra para el visitante.

Así, desde que el lugar fue sometido a una ambiciosa restauración y reabierto en 2010, en el extremo hay un mini-embarcadero con lanchas de alquiler. Es una recuperación del pasado, ya que el proyecto original de González lo incluía (con góndolas venecianas, nada menos), aunque después se eliminó y el canal estuvo seco durante varios años. Ahora vuelve por sus fueros y con un éxito rotundo, a juzgar por las largas colas que se forman para probar incluso en pleno verano, bajo el implacable sol de Sevilla.

Por tanto, todo aquel que se vea capaz de bogar a lo largo del medio kilómetro que mide la ría (por 14 metros de ancho; y que nadie tema por un naufragio, que la profundidad no pasa de 1,20), puede probar si es paciente para esperar turno y paga los 5 euros de tarifa. el recorrido dura aproximadamente media hora.

Categories: Sevilla Tags: ,

«Velázquez. Murillo. Sevilla», atractiva exposición en la capital andaluza

viernes, 11 de noviembre de 2016 Comments off

vuelo Sevilla

No hace falta buscar excusas para buscar un vuelo a Sevilla y visitar una de las ciudades más bonitas de España, llena de sorpresas en cada esquina, cargada de historia y arte. Pero la Fundación Focus Abengoa, que tiene su sede en uno de los monumentos más destacados y aconsejables de la ciudad, el Hospital de los Venerables, lo pone ahora en bandeja organizando una exposición excepcional que junta a dos de los mayores genios de la pintura española. Su título es Velázquez. Murillo. Sevilla.

Inaugurada el pasado martes 8 de noviembre, reúne diecinueve obras de ambos maestros -los dos sevillanos de nacimiento- para conmemorar el vigésimoquinto aniversario del establecimiento de la fundación en aquel hospital, que se construyó a instancias de la Hermandad del silencio y del canńigo Justino de Neve para acoger a los sacerdotes que no pudieran valerse por sí mismos en la enfermedad o la vejez.

La Fundación Focus Abengoa ha centrado tradicionalmente su labor cultural sevillana en el barroco español y ahora ha contado con la colaboración de Gabriele Finaldi, director de la National Gallery, como comisario de este evento para reunir esas diecinueve pinturas procedentes de museos europeos y americanos, tales como El Prado, la National Gallery de Londres, el Museo del Louvre, The Wellington Collection, Dulwich Picture Gallery, Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museo de Bellas Artes de Orléans, The Frick Collection de Nueva York, Meadows Museum de Dallas, The Nelson-Atkins Museum de Kansas y el Fondo Cultural Villar Mir.

Velázquez y Murillo eran de generaciones diferentes, aunque coincidieron en el siglo XVII junto a otros ilustres artistas como Valdés Leal, Martínez Montañés o Zurbarán y desarrollaron una temática común en muchos aspectos, por eso la exposición muestra varias obras emparejadas -a veces incluso tríos-, cada una en versión de su respectivo autor. El ejemplo más patente es el de las inmaculadas.

Recordemos demás que este 2017 está designado como el Año Murillo, ya que a finales se celebrará el cuarto centenario de su nacimiento. Así que se acumulan las razones para visitar Sevilla; en el caso de Velázquez. Murillo. Sevilla, hay plazo hasta el 28 de febrero.

Categories: Sevilla Tags: ,

Espectáculos de flamenco en vivo en Sevilla

jueves, 11 de agosto de 2016 Comments off

vuelo Sevilla

Ya tenemos vuelo a Sevilla y hemos reservado hotel para pasar allí nuestras vacaciones. Sólo queda diseñar un programa de visitas a los rincones más turísticos de la capital andaluza, ésos que aparecen en las guías en los primeros lugares y constituyen una selección de lo que no se puede dejar de ver: la Catedral, la Giralda, los Reales Alcázares, la Plaza de España, el Parque de María Luisa, la Torre del Oro, los barrios de Santa Cruz, el Arenal o Triana, etc.

Pero una estancia en la ciudad hispalense seguramente se pueda considerar incompleta si no se incluye en la lista una variedad de ocio muy característica y que sirve para rematar la jornada: un espectáculo de flamenco. Es toda una manifestación cultural que aúna música y baile y que, si bien su forma actual viene del siglo XVIII, en realidad sus raíces son bastante anteriores, probablemente relacionadas con la llegada a la Península Ibérica del pueblo gitano.

Lo cierto es que actualmente es una de las expresiones más estrechamente unidas al sur de España, a Andalucía pero también a Extremadura y Murcia. Y Sevilla es un sitio perfecto para verlo, oirlo y sentirlo de cerca, pues tratándose de una capital regional presenta una oferta de ocio más que considerable. De hecho, son un buen puñado los locales donde es posible asistir como espectador a un espectáculo de flamenco en vivo.

Entre ellos se pueden citar el colosal Palacio Andaluz, la Casa del Flamenco, el veterano Tablao Los Gallos, el Museo del Baile Flamenco, el Tablao Álvarez Quintero, la Casa de la Guitarra, El Callejón del Embrujo, Orillas de Triana, la Casa de la Memoria, el Patio Sevillano, el Tablao El Arenal, la Sala Joaquín Turina y la Fundación Cajasol (los jueves), entre otros. También, por supuesto, las múltiples peñas y varios bares que acogen actuaciones.

Algunos de estos sitios también ofrecen cena, por lo que, como decíamos antes, son una buena opción de matar dos pájaros de un tiro al final de un largo día de visitas. Cante, toque y baile (las principales facetas) en sus diversos palos (variedades) para disfrutar antes de irse a dormir, sea a la hora que sea.

Categories: Sevilla Tags: ,